_
_
_
_
_

Aragonès presiona con una inversión de 1.045 millones antisequía para aprobar las cuentas en Cataluña

Esquerra se abre a revisar las restricciones de agua en la agricultura en el Pleno monográfico del Parlament

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en un  momento del Pleno monográfico de la sequía.
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en un momento del Pleno monográfico de la sequía.Quique García (EFE)
Àngels Piñol

Tras más de 40 meses sufriendo un régimen de lluvia muy inferior a la media, el Parlament celebró este martes el primer pleno monográfico para abordar la sequía y el cambio climático. La sesión concluirá este jueves con las medidas concretas para poder mitigar esa falta de agua. Con un Govern en minoría y acosado por multitud de frentes este último año de mandato, Pere Aragonès ha anunciado una inversión de 1.045 millones de euros en los presupuestos, que siguen en el aire, para hacer un uso eficiente del agua, combatir la sequía y mejorar los regadíos. “Es más importante que nunca que estén aprobados”, ha afirmado el president. El PSC y Junts han acusado al Govern de falta de diligencia pero le han tendido la mano para superar la crisis hídrica.

Aragonès ha afirmado que el Govern se ha fijado el objetivo de construir las suficientes infraestructuras para que Cataluña se autoabastezca sin necesidad de aguardar el agua del cielo. “Si no llueve vendrán meses y momentos complicados”, ha avisado sin concretar más. En defensa de su Govern, Aragonès ha afirmado que no se le puede acusar al “falta de previsión y dejadez” porque de no haber aumentado la oferta ya se habría decretado hace un año la emergencia. “Estamos pagando las decisiones del pasado por el endeudamiento y la austeridad mal entendida”, ha afirmado en un doble mensaje a PSC y Junts por el endeudamiento de la Agencia Catalana del Agua (ACA).

El discurso de Aragonès y de su consejero David Mascort ha irritado a PSC y Junts que le han acusado de falta de autocrítica. Salvador Illa, líder de la oposición, ha acusado al Govern de no haber hecho “los deberes”. “No le den más vueltas. Estamos donde estamos porque lo han hecho mal”, ha dicho el también líder del PSC. “Hay que desalar y reutilizar como hace tantos países. Y un poco mas de humildad. El agua viene de Sagunto”, le ha espetado al consejero en referencia a los barcos que fletará el Ministerio desde la Comunidad Valenciana. Illa le ha afeado además al consejero que hubiera dicho que sentía su propio plan antisequía como una camisa de fuerza. “Lo ha aprobado usted. Eso no lo puede decir”.

Con todo, Illa está dispuesto a aprobar las cuentas de Aragonès -“Me costará mucho votar en contra”, ha dicho este martes en TV-3- y por tanto a que se incluyan 1.000 millones de inversión en infraestructuras. Los socialistas reprochan en cualquier caso al Govern que solo hayan gastado 100 de los 700 millones contemplados en los presupuestos de 2023. El diputado Salvador Vergès (Junts) ha criticado que el Govern haya incumplido su propuesta de elevar este diciembre la capacidad de la potabilizadora del Besos 0,3 a 2,5 hectómetros cúbicos y ha reivindicado tener competencias en las dos cuencas de Cataluña para tomar decisiones.

El Pleno proseguirá este jueves con la votación de las propuestas de resolución en las que ERC rechaza de forma explícita la interconexión de cuencas y se abre a “revisar y singularizar” las restricciones contempladas en el plan de sequía (PES) para garantizar la sostenibilidad de la pequeña y mediana pagesia. Socialistas y Junts proponen además aliviar al sector turístico permitiendo que se puedan llenar piscinas. El PSC apuesta por que se permita llenarlas en los municipios donde el consumo esté por debajo de los umbrales marcados por el plan y en el resto de casos que se permita recurrir al agua de mar tratada. Junts en este caso sugiere que los afectados reciban subvenciones si es la única alternativa que tienen.

Los comunes y la CUP han coincidido en reivindicar más que nunca la necesidad de un cambio de modelo productivo para desterrar proyectos como el Hard Rock o la ampliación del aeropuerto de Barcelona. “No si me preocupa más los negacionistas o los retardistas”, ha afirmado Jéssica Albiach, de los comunes, que pide paralizar proyectos que supongan movilizar más recursos hídricos por encima de 100 litros de persona y día en clara referencia al Hard Rock. Los anticapitalistas también piden repartir esfuerzos y aplicar restricciones al turismo para que no sea el sector primario el que asuma la mayor parte del coste. Lejos del modelo de PSC y Junts, la CUP plantea una moratoria para nuevas piscinas y prohibir el riego de campos de golf con agua de pozo, rio, regenerada o potabilizadora.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_