_
_
_
_
_

Cataluña detecta tres brotes de tos ferina en el Vallès

El Departamento de Salud ha declarado 18 casos en Cerdanyola del Vallès, aunque no se descartan focos en otros municipios

Un pediatra ausculta a un bebé.
Un pediatra ausculta a un bebé.Tetra Images (Getty Images)

Los casos de tos ferina aumentan en Cataluña, una enfermedad vacunable que provoca episodios de tos convulsiva. En este mes y medio de 2024, ya ha habido 342 infectados, lo que supone más de la mitad de los contagios que hubo en todo 2023 (530). Según el último informe de la Agencia de Salud Pública, se han detectado tres brotes nuevos con 18 afectados en Cerdanyola del Vallès (Barcelona) que aún están bajo investigación. “Todos son casos de ámbito familiar”, explica un portavoz de Salud, que no descarta encontrar focos en otros municipios de la comunidad.

El documento publicado por la Generalitat, y que ha avanzado el diario Ara, también refleja que Cataluña vive una nueva ola de esta enfermedad infecciosa desde la pandemia. Solo en este comienzo de año, se han localizado 45 brotes en la comunidad. En 2023 hubo 67. La tos ferina es una infección respiratoria muy contagiosa, está causada por una bacteria (la Bordetella pertussis) y puede ser potencialmente grave, sobre todo en bebés: aunque tiene síntomas similares a un resfriado, puede provocar vómitos, diarreas y episodios de pérdida de consciencia en el peor de los casos. Un portavoz de la consejería explica por correo electrónico que las medidas de control en caso de brote son el aislamiento, el tratamiento del paciente con antibióticos y la vacunación de las personas que hayan tenido algún tipo de contacto. Y advierte de que los niños que no han sido inmunizados completamente pueden llegar a padecer neumonía.

Las pautas médicas contra esta enfermedad están establecidas desde 1984 en el calendario vacunal sistemático. Desde entonces, se administran dosis a los dos, cuatro y 11 meses. A los seis, 14, 40 y 65 años se dan otras dosis de recordatorio. Sin embargo, y pese a que la cobertura inmunológica en los primeros años de vida ronda el 95%, en 2011 se detectó un enorme repunte de los casos: la tasa de afectados se quintuplicó en un año, pasando de 325 casos en 2010 a 1.572 en 2011. Desde entonces no baja del millar de enfermos al año y en 2015 alcanzó un gran pico con 3.435 casos, el más grande desde que se comenzó la vacunación en 1984. Aquel año hubo 5.745 casos.

Si hay un brote en una escuela o guardería, la unidad de vigilancia epidemiológica puede recomendar la profilaxis en los contactos íntimos de la clase y en los contactos de deportes de equipo. Los niños y profesores del ámbito educativo con un cuadro clínico sospechoso (en caso de brote o existencia de contactos vulnerables) o que sean casos confirmados de tos ferina deben iniciar el tratamiento antibiótico y no asistir al centro educativo durante cinco días desde el inicio del tratamiento antibiótico.

La tos ferina es una dolencia cíclica, aparece cada cuatro o cinco años. Las mujeres embarazadas y los niños menores de un año son los grupos de población que pueden padecer un cuadro más complejo. El departamento de Salud recuerda que las vacunas preventivas a embarazadas, que ronda el 85%, se realiza cuando han transcurrido entre 27 y 26 semanas del periodo de gestación para conseguir una doble protección.


Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_