_
_
_
_
_

Dimite el vicerrector de la UB acusado de acosar a una estudiante

Jordi Matas deja sus “responsabilidades de gestión” para iniciar “sin limitaciones institucionales” las acciones legales para “defender su honorabilidad”

Alfonso L. Congostrina
Jordi Matas Dalmases, en una imagen del portal de transparencia de la Universitat de Barcelona.
Jordi Matas Dalmases, en una imagen del portal de transparencia de la Universitat de Barcelona.

El vicerrector de Relaciones Institucionales, Comunicación y Política Lingüística de la Universidad de Barcelona (UB), Jordi Matas, ha presentado este miércoles su dimisión después de estar involucrado en un presunto caso de acoso a una alumna. El acoso fue denunciado por la alumna y la dirección del centro lo investigó concluyendo que no era necesario ninguna sanción contra Matas. Los hechos se produjeron en 2016 y una investigación de eldiario.es accedió a los mensajes subidos de tono que el vicerrector enviaba a la alumna que denunció los hechos a la Unidad de Igualdad. El martes la UB rechazaba cesar al vicerrector al considerar que se trataba de un “caso cerrado”. La lectura de los mensajes ha provocado que estudiantes, profesores y personal reclamaran la dimisión del vicerrector. Una renuncia que, tal y como ha anunciado la UB en un comunicado, ha tenido lugar este miércoles.

Matas envió mensajes a una alumna que decían: “Hoy he vuelto a soñar contigo, nos lo pasábamos muy bien. El vicerrector insistía en que quería verla y reprochaba a la joven que no le hiciera caso ni atendiera sus mensajes al móvil (”me pones triste”). Cuando la alumna intentó evitar que fuera su tutor en el trabajo de final de grado, Matas empezó a perseguirla. Sus compañeros crearon un grupo de Telegram para ayudarla a que el profesor no la encontrara. “Algún día llegamos a sacarla por la ventana del aula”, recuerda uno de los testimonios recogidos en la investigación. La joven finalmente confesó su caso a otro profesor y este le ayudó a interponer la denuncia ante la Unidad de Igualdad. A pesar de presentar como pruebas los mensajes de Matas, la investigación abierta por la universidad concluyó que “no se había producido ninguna actitud reprobable”.

Tras la publicación del reportaje, las críticas a la gestión de la UB no hicieron más que aumentar. El martes 200 alumnos se concentraron en el claustro de Letras reclamando la dimisión del catedrático e incluso, varios profesores presentaron una carta al rector, Joan Guàrdia, exigiendo una “investigación independiente” y la destitución “cautelar” de Matas.

Este miércoles la UB ha hecho público un comunicado condenando las conductas de acoso sexual. La universidad se justifica argumentando que como los hechos denunciados tuvieron lugar en 2016 se utilizó el protocolo existente en el momento y piden “prudencia y respeto” para las personas e instituciones implicadas.

“Ante la necesidad de preservar la institución comunicamos que en esta fecha el Dr. Jordi Matas ha presentado la renuncia a sus responsabilidades de gestión para poder comenzar, sin limitaciones institucionales, las acciones legales que crea oportunas para defender su honorabilidad”, concluye el escrito.

Por último, la UB opta por el camino del medio y asegura que el “marco académico es incompatible con ningún tipo de conducta de acoso” y, al mismo tiempo “de ninguna conducta de linchamiento público, difamación o mecanismos violentos y denigratorios de legítima preocupación”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_