_
_
_
_
_

Los Mossos desalojan a ocho familias de un edificio ruinoso de Badalona

El alcalde Xavier García Albiol asegura que, más allá de tres noches, no les ofrecerá alternativa habitacional

Ejecuciones hipotecarias
Desahucio del bloque de la calle de Calderón de la Barca, en el barrio de La Salut de Badalona.Albert Garcia
Clara Blanchar

Los Mossos d’Esquadra han ejecutado este viernes el desahucio de ocho familias de un edificio del barrio de La Salut de Badalona declarado en ruina. Con la calle acordonada por la Guardia Urbana y antidisturbios de los Mossos d’Esquadra, el ambiente se ha ido caldeando desde antes de las nueve de la mañana, y sobre todo, desde que las familias del barrio han dejado a los niños en la escuela y muchas madres se han unido a la protesta. Dos centenares de vecinos se han concentrado en solidaridad con unas familias que hasta noviembre pagaron alquileres (unos con sobre, otros por transferencia) por pisos en condiciones lamentables. “Cuando acaben de aquí, que pasen por mi casa o cualquiera del barrio, estamos todos igual”, clamaba Kaoutar Rhim en referencia a la crítica situación de infravivienda que vive La Salut.

Las familias desalojadas han sido dirigidas al centro de emergencias sociales de Barcelona (CUESB), con quien Badalona tiene un convenio, y donde han sido alojadas hasta el lunes. El alcalde Xavier García Albiol, que acusa a las familias de okupas y delincuentes, ya ha dejado claro que, más allá de tres noches, no les ofrecerá alternativa habitacional. Por la tarde, las familias han presentado formalmente 16 denuncias por delito contra el honor contra el alcalde, que en un nuevo post en las redes sociales mantiene que el caso de este edificio es una “ocupación ilegal”.

Entre concentrados, también activistas del Sindicato de la Vivienda de Badalona y concejales de la oposición en el Ayuntamiento (de Guanyem, los comunes y ERC, estos abucheados por la presencia de la policía autonómica). Entre los gritos que han coreado, el más seguido, “¡Fuera Albiol, de nuestros barrios!”, dedicado al alcalde, que durante esta semana ha apoyado el desalojo en vídeos colgados en las redes sociales y ha asegurado que las familias son delincuentes y crean problemas de convivencia, algo que desmiente el entorno del barrio. Albiol arrasó en las últimas elecciones y ganó en todas las mesas electorales de la ciudad, excepto en dos.

El desahucio de este viernes, en el que ha habido momentos de tensión, ataques de ansiedad de varias mujeres y una pequeña carga policial, sintetiza los indicadores socioeconómicos del barrio: familias pobres, migrantes, infravivienda, alquileres caducados pero que se siguen pagando de forma informal... y un edificio ruinoso como tantos de la zona. Y una razón de peso para desalojarles, el edificio cae a trozos, pero sin que ninguna administración tenga una alternativa para una gente que, como repiten, no tienen adónde ir. Los servicios sociales incluso les sugieren incluso que se vuelvan a Marruecos, como explicaban el lunes la pareja formada por Mohamed Bakali y su mujer, Lamyna, que han criado a cuatro chavales en el barrio y nunca hasta ahora habían acudido a pedir ayuda a la administración.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
DVD1191 151223 Desahucio del bloque de la Calle Calderón de la Barca de Badalona. Foto: Albert Garcia
DVD1191 151223 Desahucio del bloque de la Calle Calderón de la Barca de Badalona. Foto: Albert GarciaAlbert Garcia

Ejecutado el desahucio, para el que también han sido llamados los bomberos de la Generalitat, las familias han sido dirigidas al Ayuntamiento, pero fuera de la vista de los concentrados: del amplio cordón policial, les han hecho salir por el punto opuesto a la concentración. De allí han sido redirigidas a las instalaciones del centro de emergencias sociales de Barcelona, el CUESB, donde se alojarán hasta el lunes. Desde la plataforma Sant Roc Som Badalona, que dio la alerta sobre este caso, Carles Sagués, ha lamentado el desenlace: “Este desahucio es un fracaso de la sociedad que permite que se pueda echar de su casa sin alternativa a niños y enfermos [en el edificio viven varias personas con enfermedades o bajas laborales por problemas graves de salud]”. “A partir del lunes nadie sabe dónde podrán vivir. Y mientras, es gravísimo que un alcalde sea capaz de mentir, es una máquina de contar votos y debe hacer cálculos y le irá bien”. El edificio ha sido tapiado sin que sus vecinos hayan podido sacar los muebles y guardarlos en un guardamuebles, como sí ocurre en otros casos.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Clara Blanchar
Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_