_
_
_
_
_

La Fiscalía pide casi tres años de cárcel e inhabilitación para Albiol por tolerar antenas de telefonía ilegales en Badalona

El ministerio público acusa al exalcalde y candidato del PP a la alcaldía de prevaricación por tolerar una instalación que carecía de permisos

Jesús García Bueno
El candidato a la alcaldía de Badalona, Xavier García Albiol, en una foto de archivo.
El candidato a la alcaldía de Badalona, Xavier García Albiol, en una foto de archivo.Marta Perez (EFE)

La Fiscalía ha pedido dos años y diez meses de cárcel y diez años de inhabilitación para el exalcalde de Badalona (Barcelona), Xavier García Albiol (PP), por la presunta instalación ilegal de unas antenas de telefonía en la ciudad. Albiol, que se presenta de nuevo como candidato a las elecciones del 28 de mayo, se sentará previsiblemente en el banquillo acusado de un delito continuado de prevaricación administrativa y ambiental. Según la tesis del ministerio público, permitió colocar dos antenas de telefonía móvil en la comisaría de la Guardia Urbana a sabiendas de que no contaban con licencia y, por tanto, estaban fuera de la ley.

En su cuenta de Twitter, Albiol ha reaccionado con escepticismo a la calificación de la Fiscalía en un asunto que se arrastra desde hace años y por el que un juez de Badalona acordó procesarle ya en noviembre de 2021. “Me acabo de enterar [de] que Fiscalía me pide dos años porque en 2012 Telefónica y Vodafone instalaron en un terreno municipal dos antenas de telefonía sin licencia y cree que lo tendría que haber sabido. Supongo que a dos meses y medio de las elecciones, nada es casual”, ha escrito el exregidor, que fue apartado del gobierno municipal por la oposición, hace un año y cuatro meses, por su aparición en los Papeles de Pandora.

Además de la pena de prisión, Albiol afronta el pago de una multa de 9.500 euros, tal como ha avanzado El Periódico de Cataluña y han confirmado a este diario fuentes judiciales. Los hechos se remontan a 2012, cuando Vodafone y Telefónica instalaron dos antenas en la comisaría que operaron, sin ningún tipo de licencia, hasta 2018, cuando fueron desmanteladas. Tanto el exalcalde como otros concejales, razona la Fiscalía, conocían esas irregularidades y no hicieron nada para evitarlas. En su declaración como investigado, Albiol alegó que desconocía la situación irregular de las antenas y se desvinculó del asunto: “Son cuestiones puramente técnicas que no llegan al alcalde”, adujo entonces.

La falta de cobertura de la red de telefonía móvil en Badalona, la tercera ciudad catalana (215.000 habitantes), llevó a Vodafone y Telefónica a buscar un emplazamiento para instalar nuevas antenas. Lo encontraron en el Turó d’en Caritg, un punto elevado de la ciudad donde se encuentra la comisaría de policía local. Y las instalaron con solo una autorización verbal, a pesar de que, según la normativa, se precisa de una licencia urbanística y ambiental. Cuando se instalaron las antenas, Albiol cumplía su primer mandato como alcalde (2011-2015) y tenía atribuidas las competencias en urbanismo. Las antenas provocaron las quejas de vecinos del barrio y de un sindicato policial, que las trasladó al entonces alcalde. Pero ni Albiol ni otros concejales que también fueron procesados en su día hicieron nada por revertir la situación, según la tesis de la acusación pública.

Tras la acusación de la Fiscalía, Albiol tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados. Será la segunda vez que le ocurra. El concejal del PP fue juzgado por repartir panfletos xenófobos contra los gitanos rumanos meses antes de ganar sus primeras elecciones; en aquella ocasión, logró ser absuelto de un delito de odio.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Jesús García Bueno
Periodista especializado en información judicial. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona, donde ha cubierto escándalos de corrupción y el procés. Licenciado por la UAB, ha sido profesor universitario. Ha colaborado en el programa 'Salvados' y como investigador en el documental '800 metros' de Netflix, sobre los atentados del 17-A.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_