_
_
_
_

Luz verde definitiva al relevo de Nissan en la Zona Franca de Barcelona

El Consorcio adjudica los antiguos terrenos de la fábrica al operador logístico Goodman fabricar vehículos eléctricos

Vista de la planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona, que anunció el cierre de sus plantas en Barcelona en 2021.
Vista de la planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona, que anunció el cierre de sus plantas en Barcelona en 2021.Alejandro García (EFE)

El Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB) ha dado este miércoles la luz verde definitiva a la adjudicación de la gestión de los antiguos terrenos de Nissan al operador logístico Goodman, el único que se presentó a la licitación en alianza con el ‘hub’ de electromovilidad, para fabricar coches eléctricos. Este trámite, que acumulaba semanas de retraso, desbloquea la reindustrialización de Nissan, de la que dependen unos 1.300 trabajadores, que llevan más de un año consumiendo la prestación de desempleo a la espera de poder reanudar la actividad laboral.

En un comunicado, el CZFB, propietario de los terrenos, ha explicado que se ha adjudicado la licitación a Goodman tras “analizar y verificar que cumple con los requisitos que se exigían en las bases” del concurso. La adjudicación supone el punto y final a un largo proceso de reindustrialización, en el que han estado implicadas tanto la Generalitat como el Ministerio de Industria, además del Consorcio y los sindicatos, y que garantiza la continuidad de la actividad en Zona Franca con un proyecto vinculado a la movilidad eléctrica.

En la parcela que gestionará Goodman, de unos 500.000 m2, se ubicarán los proyectos del ‘hub’ que impulsa la alianza QEV Technologies y BTech, además del fabricante de motocicletas eléctricas Silence, que ya ha iniciado su actividad allí, y otros vinculados a la logística, y del centro técnico de Nissan. Goodman es un grupo australiano que mantiene en propiedad, desarrolla y gestiona espacios logísticos y empresariales en Europa, EEUU y la región de Asia-Pacífico. El operador logístico será el arrendatario de los terrenos hasta 2072, ampliable por 20 años más, y las bases del concurso de licitación pedían una inversión mínima de 100 millones de euros para la promoción o rehabilitación de activos industriales.

En un comunicado conjunto, la Generalitat, el Ministerio de Industria y el CZFB se han congratulado de poder poner en marcha la actividad en la totalidad de los terrenos para recolocar a la plantilla de Nissan y generar nueva ocupación. Silence ya inició el pasado julio su actividad en la parcela de Zona Franca que se le había asignado, de 61.078 metros cuadrados, y contrató a algunas decenas de ex empleados de Nissan. Además, Nissan recibió también la autorización para que el centro técnico de la marca pudiera continuar en el recinto, ocupando 38.438 metros cuadrados.

El proyecto del ‘hub’ de electromovilidad, que ahora podrá empezar a desplegarse, fue uno de los diez proyectos tractores que consiguió ayudas públicas del PERTE (el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica) del vehículo eléctrico, por un total de 65,23 millones. El ‘hub’ preveía inicialmente crear más de 7.000 empleos, de los que un millar serán directos, con una actividad que incluye la fabricación de vehículos comerciales eléctricos y que se espera pueda arrancar a finales de 2023.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_