Un equipo de voleibol de niñas de Barcelona denuncia vejaciones durante un partido: “Cuando os ponéis así me dan ganas de metérosla”

El juvenil del Esplugues sufrió insultos en Cornellà por parte de los jugadores de fútbol sala de Vallirana

Jugadoras del Club Voleibol Esplugues durante un partido.
Jugadoras del Club Voleibol Esplugues durante un partido.Club voleibol Esplugues

El Club Voleibol Esplugues (Barcelona) ha denunciado este jueves en un comunicado publicado en redes sociales los insultos y vejaciones machistas que sufrieron las jugadoras de su equipo juvenil, de entre 14 y 17 años, el pasado 20 de noviembre por parte de jugadores del equipo juvenil de fútbol sala del club A. E. Vallirana (Barcelona). Los hechos ocurrieron en el pabellón Espai Esportiu de Sant Ildefons de Cornellà de Llobregat (Barcelona), en el transcurso de un encuentro entre el juvenil C del Club Voleibol Esplugues y el Club Voleibol Sandor de Cornellà, de la tercera división juvenil femenina, ha explicado la entidad deportiva en un comunicado.

Durante el partido de voleibol, que se jugaba en el mismo campo antes que otro de fútbol sala, los integrantes del equipo juvenil de fútbol sala del A. E. Vallirana “entraron a la pista y empezaron a increpar, acosar y vejar sexualmente, e incluso, violar verbalmente (por el contenido de los comentarios y gestos, ndica el comunicado)” a las jugadoras del Club Voleibol Esplugues. “¡Vaya muslitos!”, “Cuando os ponéis así me dan ganas de metérosla” o “Cuando se agachan me entran ganas de...”, gritaron acompañando las palabras de gesticulaciones con claras connotaciones sexuales, los jugadores del A. E. Vallirana, ha explicado el club de Esplugues de Llobregat (Barcelona).

Las conductas vejatorias también fueron dirigidas a una de las jugadoras del club que tiene Síndrome de Down, a la que increparon con comentarios como “Mira las orejas” o “Si lo puede hacer ella, lo hago yo también”. Ante los “persistentes comentarios violentos, hostiles, intimidatorios, degradantes y ofensivos”, la entrenadora del Club de Volei Esplugues pidió a los integrantes del Vallirana que pararan, pero su petición ”no surgió ningún efecto, más bien al contrario, ya que estos se volvieron más intimidatorios” hacia la técnica.

Las jugadoras del Esplugues manifestaron visiblemente su incomodidad y malestar con “sus llantos y emotivas quejas de dolor”, ha apuntado la entidad. El club ha anunciado que ha emprendido acciones legales sobre el asunto, y que ha habilitado un servicio de orientación, apoyo y atención psicológica para las personas que han sufrido estas agresiones. “Con este episodio, se pone de manifiesto que en esta sociedad las jóvenes y las mujeres todavía son víctimas del acoso sexual en el ámbito social y deportivo, vulnerando los derechos de igualdad, de dignidad y de intimidad”, ha agregado el Club.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por su parte, el Ayuntamiento de Esplugues se ha sumado a la condena de los hechos denunciados y se ha puesto a disposición del club “en todo lo que requiera”. “El Ayuntamiento considera muy graves los hechos y cree fundamental erradicar de las instalaciones municipales y de las entidades deportivas estos comportamientos inaceptables”, ha agregado.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS