Vox pierde un diputado en el Parlament

Antonio Gallego se da de baja del grupo de extrema derecha y pasa a ser parlamentario no adscrito

El diputado de Vox Antonio Gallego en un momento de un Pleno celebrado el pasado mes de febrero.
El diputado de Vox Antonio Gallego en un momento de un Pleno celebrado el pasado mes de febrero.Parlament

El grupo de Voz en el Parlament ha perdido este viernes un diputado -pasa de 11 escaños a 10- al haber decidido el parlamentario Antonio Gallego darse de baja y convertirse en diputado no adscrito. Gallego ha arremetido duramente contra la formación de extrema derecha en una carta de despedida que ha enviado al resto de diputados del grupo, mientras que la cúpula le exige que renuncie al escaño “por respeto a los votantes”. “Me siento fuera de lugar, apartado, señalado, decepcionado, frustrado, E infrautilizado y nada integrado. Confieso que soy incapaz de aceptarla humillación como método de corrección y que me cuesta adaptarme al nuevo rol de diputado de usar y tirar que se me exige”, asegura Gallego en la carta que ha enviado al resto de diputados y a la que ha tenido acceso EFE.

Gallego ha solicitado esta mañana su baja como diputado de Vox Parlament y pasar a figurar como no adscrito, después de que, en septiembre, la cúpula le apartase del rol de portavoz adjunto en la cámara catalana. El ahora diputado no adscrito apunta que ha llegado el momento de ”buscar nuevos retos profesionales” que le permitan “mantener” a su familia: ”Sin que ello erosione mi salud y el respeto a mí mismo”. “Lamento de todo corazón no haber podido encarar mejor las desavenencias acumuladas, que yo no airearé en público por respeto a vuestro trabajo y a los votantes de Vox”, agrega Gallego en el escrito.

El pasado mes de febrero, Gallego insultó a Pere Aragonès desde su escaño del Parlament -le llamó “hijo de puta”- mientras uno de sus compañeros intervenía criticando al president por proponer a independentistas para cargos de desiganación parlamentaria. Con pasado como diputado del PP en el Congreso y en el Parlament y como concejal de los populares en el Ayuntamiento de El Prat de Llobregat, Antonio Gallego concurrió como número dos por Barcelona en las listas de Vox en las elecciones catalanas de 2021. Por su parte, fuentes de la dirección del partido de extrema derecha consultadas por EFE consideran que Gallego “tiene que devolver el escaño por respeto a los votantes de todos los partidos”.

Y agregan que, a pesar de que Gallego “manifiesta su descontento con el discurso” de Vox en la carta, “se queda un escaño que ha sido elegido para representar a los ciudadanos en este discurso”. Además de ocupar el rol de portavoz adjunto, Gallego era el portavoz de Vox en la comisión de Economía. Tras apartarle del cargo, la dirección del grupo le ofreció ser el portavoz en otras dos comisiones, un ofrecimiento que él mismo descartó. Gallego tampoco asistió el martes al acto organizado por la patronal PIMEC junto a diputados del ámbito de Economía de todas las formaciones, al que acudió en su lugar el portavoz en el Parlament, Juan Garriga.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS