Un jabalí ataca a una niña de 10 años en la playa Gran de Cadaqués y la hiere en una pierna

La alcaldesa del municipio y los Agentes Rurales recuerdan que son animales salvajes y piden que ni se les de comer ni se acerquen a retratarlos

Jabalís en el polideportivo de Cadaqués.
Jabalís en el polideportivo de Cadaqués.Marta Rodríguez

Un jabalí ha atacado a una niña de 10 años que se encontraba con otros menores jugando en la playa Gran de Cadaqués (Alt Empordà) este lunes por la noche. Al parecer sobre las diez de la noche la playa del centro de la localidad estaba llena de gente y uno de los jabalís que acostumbra a bajar a la zona al anochecer en busca de comida acabó golpeando a la pequeña. Fue atendida en primera instancia por efectivos del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) in situ, posteriormente fue trasladada al CAP y al Hospital de Figueres donde le suturaron las heridas de la pierna, todo apunta que causadas por los colmillos. Este martes por la tarde se reúnen responsables municipales con el Cuerpo de Agentes Rurales para decidir las actuaciones a seguir y evitar que este ejemplar vuelva a la playa.

Son varios los relatos que se explican sobre lo sucedido ayer noche. Hay quien apunta que un grupo de niños entre los que estaba la víctima corrieron porque se asustaron al ver al jabalí y otros sostienen que el jabalí por algún motivo se asustó y en su huida golpeó a la niña con su morro. El caso es que la presencia de jabalís este verano se ha convertido en un problema recurrente que, por ejemplo, según explica un camarero, obliga a los locales de la zona a tener la basura dentro para evitar “que hagan destrozos”.

Según un testigo, sobre las nueve y media de la noche la menor estaba jugando a tirar piedras al agua junto a otros niños entre el bar Boia y la riera, en la zona del extremo de la playa más cercana al Consistorio, cuando vieron que un jabalí que habría bajado por la riera y habría llegado a la playa. Mucha otra gente estaba en la playa en ese momento. Por algún motivo que se desconoce a ciencia cierta el jabalí salió corriendo y acabó clavando los colmillos en la pierna izquierda de la niña. Sus familiares, que estaban a escasos metros, la socorrieron en seguida y el SEM, que recibió el aviso poco antes de las diez, le hizo unas primeras curas. Unos 20 minutos después se la trasladó al CAP y desde allí al Hospital de Figueres donde le suturaron las dos heridas, “de menor gravedad”, según los sanitarios. Según Salud, poco antes de la una de la madrugada fue dada de alta.

Desde la primavera de 2013 es habitual ver jabalís en la playa de Portlligat o por los alrededores de Cadaqués buscando comida, ya sea entorno al polideportivo o en las callejuelas estrechas del casco urbano. Aunque había habido algún problema con perros, nunca hasta ahora habían atacado a una persona. La alcaldesa, Pia Serinyana, asegura que tienen un “problema grave” con los jabalíes que bajan al casco urbano, sobre todo en verano. “Estamos en medio del Parque Natural del Cap de Creus, con una sequía brutal y buscan comida y agua”, sostiene. Serinyana lamenta lo sucedido a la niña que hace años veranea en este pintoresco pueblo al norte de la Costa Brava, “hemos hablado con sus familiares y están muy preocupados porque es una herida importante. Estos animales tienen colmillos que pueden hacer mucho daño y es lo que ocurrió. La niña está muy asustada, y los padres también”.

La alcaldesa, que ha pedido una reunión urgente esta tarde con los Agentes Rurales, asegura que uno de los principales problemas es que hay gente que les da de comer. “No son conscientes de que son animales salvajes, estamos poniendo sanciones porque sino no hay manera, pero aún así les siguen alimentando y mientras encuentren qué comer en el pueblo, seguirán viniendo”. Serinyana, como los Agentes Rurales, hacen un llamamiento a la población para que dejen de alimentar y de hacerse fotos con los jabalís.

Cadaqués, es un pequeño pueblo de unos 3.000 habitantes que en verano tiene una población flotante de unas 30.000 personas. En invierno los cazadores hacen batidas en la montaña y junto con los Agentes Rurales se hacen actuaciones en la zona peri-urbana y capturas en vivo con trampas o dardos anestésicos en el casco urbano. Con tal cantidad de gente las actuaciones se complican, pero ahora la prioridad para la alcaldesa “es evitar que el jabalí que atacó a la pequeña vuelva a la playa”. “Tras lo sucedido debemos actuar rápidamente y tomar medidas más drásticas”, afirma.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Cuerpo de Agentes Rurales, que está en proceso de creación del Grupo Especial de Captura de Animales (que será los que se encargarán de estas actuaciones), recuerda que “son fauna salvaje y pueden reaccionar de forma imprevisible” y advierten que dándoles de comer “se provoca un cambio en su conducta y hace que se acostumbren a los humanos y pierdan el miedo a acercarse cada vez más a zonas habitadas”.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS