Un juez reconoce por primera vez la muerte por amianto de un trabajador del metro de Barcelona

El magistrado sentencia que la empresa municipal no evaluó los riesgos. El empleado falleció de cáncer en 2019

Obras en el túnel de la L5 del Metro de Barcelona.
EUROPA PRESS
28/07/2022
Obras en el túnel de la L5 del Metro de Barcelona. EUROPA PRESS 28/07/2022EUROPA PRESS (EUROPA PRESS)

El Juzgado Social número 8 de Barcelona ha dictado por primera vez una sentencia que atribuye la muerte de un extrabajador de metro de Barcelona, que falleció debido a un mesatelioma, un cáncer muy agresivo, a la exposición al amianto en su puesto de trabajo durante 20 años. La empresa de Transportes Metropolitano de Barcelona (TMB) ha anunciado a través de un comunicado que recurrirá el fallo judicial. La sentencia abre la puerta a que otros trabajadores presenten más demandas, a parte de las ya formalizadas, por otras posibles enfermedades asociadas.

La sentencia judicial ha sido anunciada este viernes en una rueda de prensa en Barcelona el abogado laboralista Àlex Tisminetzky, del Col.lectiu Ronda, y la presidenta del comité de empresa del Metro de Barcelona, Amada Álvarez. El fallecido trabajó en el metro primero como auxiliar técnico en instalaciones eléctricas y después como especialista del servicio digital de voz y datos entre los años 1988 y 2008. Falleció en 2019. La sentencia considera acreditado ahora que la exposición al amianto, presente tanto en los convoyes como en las instalaciones del metro de Barcelona, especialmente en los túneles, es responsable de su muerte.

La empresa ha defendido a través de un comunicado horas después de hacerse público el fallo que la sentencia ”obvia totalmente la posible exposición profesional al amianto entre los años 1959 y 1991 cuando el empleado fallecido trabajó en otras empresas, antes de entrar en el Metro”. TMB asegura que la sentencia recoge un informe de la Inspección de Trabajo que concluye que “no se ha podido determinar una exposición del trabajador al amianto superior a los valores ambientales establecidos reglamentariamente”. El juez, sin embargo, cree que “el hombre murió con casi absoluta certeza por una exposición al amianto y que, también con casi absoluta certeza, estuvo expuesto al amianto en el metro de Barcelona, como consecuencia de sus responsabilidades profesionales”.

El letrado de la empresa Metro de Barcelona alegó durante el juicio que “no se podía abrir este melón”, según recoge la sentencia, como si las consecuencias pudieran ser imprevisibles para la compañía al atribuir al amianto la muerte de este trabajador. El juez también considera como hecho probado que el fallecido “nunca entró en el programa de vigilancia de la salud específica por amianto” y que “la empresa consideró que en su puesto de trabajo no existía una posible exposición al amianto”. Según el abogado Tisminetzky, esto supone una determinación de “infracciones graves” por parte de Metro de Barcelona, por lo que ha anunciado nuevas demandas por daños y perjuicios.

La sentencia no solo supone un reconocimiento por primera vez de una muerte concreta asociado a este contaminante en el metro de Barcelona, sino que abre la puerta a que otros fallos den la razón al Comité de Empresa, que desde 2018 empezó a denunciar casos de trabajadores que habían enfermado por esta sustancia tóxica. Entre ellos, el de un mecánico que comenzó a trabajar en 1978 y que enfermó en 2018 de abestosis, una enfermedad pulmonar. La tensión entre Comité de Empresa y la TMB ha ido in crescendo y se ha retroalimentado con acusaciones cruzadas durante los últimos años. Mientras los trabajadores acusan a la empresa municipal de ocultar los casos, TMB los culpa de acusar “sin rigor” y de iniciar una “campaña de desinformación”. En 2018,TMB realizó exámenes médicos a medio millar de empleados, entre los cuales se detectaron 20 casos de manifestaciones pleurales.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS