Salud mental: “El suicidio es el gran desconocido de la población”

El 061 Salut Respon incorpora un nuevo equipo de profesionales sanitarios para atender los casos de elevado riesgo de conductas suicidas

Un empleado del SEM atiende llamadas telefónicas.
Un empleado del SEM atiende llamadas telefónicas.Massimiliano Minocri

La pandemia puso sobre la mesa la importancia de la salud mental en la sociedad, y ahora constantemente surgen nuevas iniciativas para cuidarla. Hace apenas dos días, el teléfono de emergencia 061 Salut Respon incorporó un nuevo equipo de profesionales sanitarios para atender los casos de elevado riesgo de suicidio. Se trata de especialistas en psiquiatría, psicología y enfermería, que trabajaran con hospitales de referencia de todo el territorio. “El suicidio es todavía el gran desconocido de la población. Todo el mundo sabe dónde está su Centro de Atención Primaria (CAP), pero si preguntas dónde hay un Centro de Salud Mental, poca gente sabrá qué responder”, explica David Almenta, uno de los psiquiatras que trabaja en el nuevo equipo del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

En los últimos siete años, 22.849 personas han protagonizado episodios de conducta suicida en Cataluña, según los datos del Código Riesgo Suicidio (CRS). Es por ello que uno de los objetivos del nuevo servicio del 061 es avanzar en la prevención del suicidio. “Queremos que estos ciudadanos sepan que estamos ahí para darles apoyo y para evitar que lleguen a una situación más grave”, detalla Núria Torres, directora del 061 Salut Respon. Son los nuevos psiquiatras, psicólogos y enfermeros quienes, ya en la primera llamada, se encargan de evaluar cada caso y derivar al paciente al centro de salud mental u hospitalario correspondiente. Para ello, a partir de ahora pueden acceder al historial médico de todo aquel que llama, lo que les permite leer sus antecedentes y hacerse una idea del riesgo real de esa persona. En total, se han contratado cerca de 50 nuevos trabajadores.

El suicidio es la primera causa de muerte no natural en España, y esta tendencia va in crescendo. “En 2019, atendíamos unas 40 llamadas semanales relacionadas con lesiones autoinfligidas e ideación de suicidio. Ahora atendemos 75″, apunta Torres. También han incrementado el número de consultas globales sobre salud mental, explica el psiquiatra David Almenta: “Después de la primera y segunda ola de la covid, empezó una avalancha de consultas psiquiátricas. El cambio de vida fue tan drástico y tan rápido que las personas no nos pudimos adaptar a ello”. Asimismo, la pandemia detuvo temporalmente algunos servicios sanitarios, y muchos pacientes vieron cómo sus tratamientos psicológicos se detuvieron. Tal como apunta el psicólogo del SEM, Andrés Cuartero, “el 061 ha sido una puerta de entrada hasta que se abrió el ámbito de la salud mental”.

Pero también hay otra forma de intentar responder al porqué de este aumento de llamadas. “No nos tiene que preocupar que ahora llamen más. Al contrario, si llaman es porque existen estos casos, y porque por fin están pidiendo ayuda”, apunta la directora del 061 Salut Respon. Uno de los efectos positivos de la pandemia es que ha ayudado a poner sobre la mesa estos problemas de salud mental. “El tema del suicidio es un problema de salud real en nuestra sociedad, y solo desestigmatizándolo conseguiremos que más casos salgan a la luz y podremos ayudar a más personas”, añade Torres.

“Escuchar es importante, pero nuestra meta es reducir el número de suicidios y eso se consigue a través de proyectos en que participen especialistas”, afirma el psicólogo Andrés Cuartero. Al margen del 061, existen otras líneas de atención de conducta suicida como el 024 o el Teléfono de la Esperanza. No obstante, estos son teléfonos comunitarios en que voluntarios no profesionales escuchan e intentan dar apoyo a quienes llaman. Hay personas que solo necesitan que alguien los escuche en el momento, pero también hay quien necesita tratamiento y seguimiento médico. Es aquí donde actúa el 061 Salut Respon, considerado un teléfono sanitario donde atienden siempre profesionales de la salud. Pero sus especialistas no prestan servicio únicamente al ciudadano, sino también a otros sanitarios que requieren de la opinión de un experto en salud mental, y a estos teléfonos comunitarios si detectan algún caso de elevado riesgo de suicidio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pese a las cerca de 700.000 personas que se quitan la vida anualmente, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el suicidio continua siendo un tema tabú. “No tiene nada que ver con ser débil o cobarde, es una cuestión que afecta a toda la sociedad, tanto jóvenes como adultos, y hay que hablar abiertamente sobre ello”, afirma Núria Torres. Contra lo que se ha pregonado tradicionalmente, hablar sobre el suicidio no incrementa los casos: “Lo que lo aumenta es la manera de informar o hablar de la metodología, pero no darle voz a una problemática social”, defiende el psicólogo Andrés Cuartero. Este nuevo equipo de sanitarios del 061 estará operativo los 365 días del año a cualquier hora, y se inscribe dentro del Plan de Prevención del Suicidio en Cataluña 2021-2025 (PLAPRESC), un plan que considera la actuación preventiva del suicidio una prioridad de salud pública.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

50% de descuento

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS