Un buque de Salvamento Marítimo choca contra un yate en Tarragona y lo hunde

El accidente se ha producido dentro del muelle, cuando el remolcador Punta Mayor ha embestido un lujoso velero de 50 metros que estaba amarrado

Imagen del velero hundido, tras ser golpeado por el buque de Salvamento MarítimoFoto: EL PAÍS

El yate de bandera británica Eleonora E naufragó este viernes en el puerto de Tarragona tras ser embestido por el remolcador de Salvamento Marítimo Punta Mayor, que había realizado una maniobra errática para tratar de salir del muelle. La embarcación de lujo -alquilarlo vale 70.000 euros semanales- estaba amarrada en la escollera cuando recibió el impacto del buque de salvamento. Hay una investigación abierta para aclarar el suceso, pero la principal hipótesis es que una posible avería en los motores del Punta Mayor provocó la pérdida de control del remolcador. El accidente obligó a activar el plan de emergencias de interior marítimo (PIM). Los cinco tripulantes del yate lograron evacuar la nave sin sufrir heridas. Bomberos y personal portuario trataron de estabilizar la embarcación golpeada, pero el enorme boquete que tenía en el casco aceleró el hundimiento en apenas media hora.

Pasaban pocos minutos de las ocho de la mañana cuando la tripulación del Eleonora E se percató de que la patrullera Punta Mayor se aproximaba peligrosamente al muelle. El robusto buque pintado de color naranja chillón tiene una eslora de 60 metros y avanzaba marcha atrás, visiblemente desmandado, hacia el punto donde estaba atracado el lujoso velero, de 50 metros de eslora y que fue fabricado el año 2000 en los Países Bajos. Un portavoz del puerto de Tarragona informó que el remolcador, con 14 tripulantes a bordo, sufrió una incidencia en los motores al realizar la maniobra de marcha atrás y, sin potencia, la propia inercia condujo el Punta Mayor hasta el Eleonora E.

Los tripulantes de Salvamento Marítimo trataron de lanzar anclas para frenar el desplazamiento, pero la maniobra no tuvo el resultado esperado. El trompazo abrió un gran hueco en el casco del yate, y la entrada de agua provocó un rápido naufragio. El momento del impacto incluso pudo ser grabado por tripulantes de embarcaciones que estaban amarradas en el mismo muelle, y las imágenes se hicieron virales rápidamente por las redes sociales.

El lujoso velero llevaba días atracado en la Marina de Port Tarraco, una zona del puerto de Tarragona que está reservada a grandes yates y embarcaciones de ocio de eslora considerable. Muy cerca del lugar donde quedó hundido el Eleonora E se intervino, hace dos meses, el megayate Crescent, cuya propiedad las Fuerzas de Seguridad del Estado atribuyen al oligarca ruso Igor Ivanovich Sechin, íntimo amigo del presidente Vladímir Putin y máximo responsable de Rosneft, la petrolera estatal.


Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS