Un preso acusado de tres homicidios en 2020 lesiona a cinco funcionarios en Can Brians 2

El recluso John Musetescu Werberg ha atacado a los trabajadores cuando han abierto la celda

Una imagen de la prisión de Can Brians 2, en Barcelona.
Una imagen de la prisión de Can Brians 2, en Barcelona.

El preso John Musetescu Werberg, acusado de cometer tres homicidios en Ciutat Vella en 2020, ha atacado este mediodía a cinco funcionarios de Can Brians 2 cuando iba a ser trasladado de celda para reparar la interfonía. Werberg estaba aparentemente tranquilo pero a raíz de que se ha abierto la puerta de la celda, explican fuentes de Justicia, se ha puesto agresivo y ha atacado a cinco funcionarios hasta ser reducido. Tres de ellos han tenido que ser trasladados a la Mutua y dos han sido atendidos en la cárcel. La información la ha avanzado la periodista Anna Punsí. Fuentes de Justicia aseguran que ninguno de ellos tiene heridas de gravedad.

Los hechos han ocurrido por la mañana cuando los funcionarios han abierto la celda de Departamentos Especiales de Régimen Cerrado (DERT) y el preso ha dado una patada en el pecho de uno de los trabajadores y un puñetazo a un segundo. Con un trozo de metal de una reja de ventilación, ha herido el brazo de un de ellos. En ese momento, ha golpeado a los funcionarios que le han intentado reducir y ha dado un patada a otro en la cara y otro se ha lesionad las manos. El preso ha sido inmovilizado desde las 9.40 hasta las 12.10 y se le aplicará un protocolo de máxima seguridad, que consiste en ir acompañado de tres funcionarios y esposado en los traslados.

Werbert es un preso preventivo por la presunta comisión de diversos delitos como homicidio, lesiones, robo con violencia e intimidación e incendio. El recluso, de 30 años, de origen sueco, está acusado de haber quitado a la vida a tres personas en enero de 2020 sin causa aparente. Primero apuñaló a un Héctor Núñez, en su casa, que incendió, y se descolgó por un balcón; luego fue a otro domicilió y mató a Rosita Díaz, de 77 años y apuñaló mortalmente a David Caminada, periodista de la oficina de comunicación del Ayuntamiento de Barcelona, que murió dos días después.

La Central Sindical Independent de Funcionaris (CSIF) ha emitido este domingo un comunicado en el que sostiene que lleva años denunciando la laxitud a la hora de aplicar medias contra las agresiones de trabajadores públicos. Según su cálculo, cada día “1,6 trabajadores” sufren una agresión o tentativa de agresión. “Hoy, a primera hora de la mañana un agresor ha atentado contra Txema, Joan Carles, José, José y Rubén (...) Tres han tenido que ir a la mutua, dos bajas de momento y tres puntos de sutura”, dice la nota en la que califican al ·delincuente condenado por homicidio” de “radical de ultra derecha que llevaba días con una actitud desafiante amenzando a los trabajadores”.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS