El rapero Morad, absuelto del segundo juicio por intentar robar en un piso

La jueza aprecia “dudas razonables” sobre los hechos y sobre su autoría y exculpa al cantante, que afrontaba una petición de dos años y medio de cárcel

El rapero Morad, en el Palacio de la Justicia, en una imagen de archivo.
El rapero Morad, en el Palacio de la Justicia, en una imagen de archivo.CRISTOBAL CASTRO

Morad acaba de quitarse un peso enorme de encima. El rapero ha sido absuelto en el segundo juicio que afrontaba por un presunto robo con fuerza en un piso de Barcelona. Según han informado a EL PAÍS fuentes judiciales, Morad ha sido exculpado de los delitos de los que se le acusaba (tentativa de robo y amenazas) y, aunque tiene algunas otras causas pendientes, ve despejado su horizonte judicial. La fiscalía pedía para el cantante, que se ha convertido en una referencia de la música urbana, dos años y medio de cárcel.

Morad, de 23 años, fue juzgado el pasado febrero junto a su amigo Kevin M. como presunto responsable de un intento de robo en un bloque de viviendas de la zona alta de Barcelona. El episodio ocurrió el 12 de febrero de 2018, cuando Morad El Khattoui El Horami ya daba sus primeros pasos en el mundo de la música pero aún no había explotado, lo que ocurriría meses más tarde con el lanzamiento de su primer tema grabado de forma profesional.

Según la fiscalía -cuya tesis ha sido ahora desestimada por el juzgado- Morad y Kevin M. trataron de acceder a la finca con un destornillador hasta que fueron sorprendidos por un vecino, al que amenazaron. En la vista, el rapero -que acumula millones de seguidores y oyentes en Spotify- afirmó que se encontraba en otro lugar. “No sé dónde iba ese día en el metro” [las imágenes de las cámaras de vigilancia captaron su imagen], “pero seguro que a algo relacionado con la música”, dijo en su declaración, en la que solo respondió a las preguntas de su abogado, Fernando Martínez Iglesias.

La sentencia dictada por la titular del juzgado penal número 11 de Barcelona concluye que “no ha quedado suficientemente acreditado” que los dos acusados protagonizaran el intento de robo ni amenazaran al vecino. La resolución señala que hay una “falta absoluta de pruebas” sobre el delito de robo con fuerza en casa habitada. Entre otras razones porque, tal como explicó el vecino, la cerradura del edificio “no sufrió ningún daño”, por lo que no se puede acreditar con toda certeza que los acusados “intentaran forzarla”. Según el testigo, cuando tomó fotografías de los presuntos asaltantes éstos le amenazaron: “Me dijeron: ‘Hijo de puta, te vamos a matar”, declaró en el juicio. Para la sentencia, sin embargo, esos comentarios no constituyen delito. “No se constata que sea una amenaza seria o creíble”.

La resolución también señala que no está claro que los dos jóvenes grabados por las cámaras del metro fueran Morad y Kevin M. Sobre Morad, “las imágenes no reúnen la calidad para ser comparadas debido a la definición limitada” y, además, “la visibilidad del rostro es limitada”. La jueza recuerda que las imágenes del metro son unos 50 minutos más tarde al momento en que se produjeron las presuntas amenazas. Y señala que, en el juicio oral, la fiscalía no preguntó al testigo si reconocía a las dos personas que estaban sentadas en el banquillo. Todo eso ha generado “una duda razonable sobre la autoría” de los hechos que lleva a la jueza a dictar la absolución. “No se han disipado las dudas sobre la realidad de los hechos denunciados, por lo que ante el estado de vacilación e incertidumbre que la duda provoca, resulta lógico, humano y prudente adoptar la solución más favorable al reo”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Morad y Kevin M. ya habían sido juzgados -e igualmente absueltos- por un hecho similar ocurrido apenas dos días antes, también en el barrio de El Putxet. La jueza concluyó entonces que había “dudas razonables” de que fuesen autores del asalto.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jesús García Bueno

Periodista especializado en información judicial. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona, donde ha cubierto escándalos de corrupción y el procés. Licenciado por la UAB, ha sido profesor universitario. Ha colaborado en el programa 'Salvados' y como investigador en el documental '800 metros' de Netflix, sobre los atentados del 17-A.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS