_
_
_
_

Contagiados de covid tres veces: un caso excepcional que cada vez lo será menos

Bruno Polo, un estudiante de Barcelona, se infectó por tercera vez estas Navidades. Los expertos admiten que casos como el suyo irán creciendo

Reinfecciones covid Cataluña
Bruno Polo, infectado en tres ocasiones de covid, en el barrio de Sarrià de Barcelona.Carles Ribas
Bernat Coll

“No conozco un caso como el mío”. Bruno Polo dio positivo por tercera vez por covid en una prueba de antígenos previa a la pasada cena de Nochebuena. En octubre del 2020 y en verano del 2021 también se infectó. “Ahora debo de tener el récord de contagios”, dice. No lo tiene, pero se le acerca: el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña informó esta semana de que una persona ya ha sufrido la enfermedad cuatro veces. El caso de Polo, de 21 años, será cada vez más recurrente. Los expertos estiman que las reinfecciones crecerán por la pérdida de efectividad de los anticuerpos con el paso del tiempo y porque ómicron escapa parcialmente a la protección de las vacunas a la infección.

Polo pasó aquella noche solo en su casa, donde vive con su madre y hermano mayor. Se encontraba bien, no tenía síntomas y cenó comida tradicional italiana que su padre le había dejado en la puerta. En su cabeza iban y venían las dudas sobre si aquel positivo era real, sobre todo porque la línea que confirmaba su infección en el test de antígenos era tenue. Vacunado, y con dos contagios superados, aquello le parecía una broma de mal gusto.

Su hermano, estudiante de medicina, le puso en contacto con un médico que le confirmó la fiabilidad de los antígenos al dar positivo. “El problema son los falsos negativos”, le explicó. En los test de antígenos, la claridad de la línea refleja la carga viral de la prueba. En el caso de Polo, la línea tenue determinaba que su carga era baja, pero que el virus existía. Para salir de dudas, al día siguiente intentó hacerse una PCR en un centro sanitario, pero le informaron de que el protocolo limitaba estas pruebas, más precisas, a los casos sintomáticos para no sobrecargar aún más los centros de atención primaria. Lo probó a través de una mutua privada, pero la cola era “de horas”. Al final, se rindió. “Tuve que asumir el tercer positivo y estar confinado siete días en la habitación”.

Los apuntes, algunos libros y videojuegos le acompañaron durante el encierro, pero no aliviaron del todo su frustración. No era la primera vez que se quedaba sin fiestas. En octubre de 2020 resultó positivo pocos días después de estar en contacto con otra persona contagiada, aunque tampoco tuvo afectaciones. La falta de síntomas le llevan a cuestionar la detección real del virus: “Yo me he realizado pruebas por responsabilidad y a partir de aquí he descubierto dos de mis tres positivos”, indica el joven, “pero hay gente que no lo ha hecho y que no sabrá nunca que se ha contagiado antes”. Y el verano pasado se quedó en tierra cuando tenía billetes de avión para Milán. “El segundo positivo fue el peor”, explica. Estuvo tres días con fiebre muy alta, a 39,5 grados.

Los casos como el de Polo aún son excepcionales, pero irán creciendo, según los expertos. El Ministerio de Sanidad y la mayoría de comunidades no ofrecen datos de reinfección, pero en Cataluña el Departamento de Salud calcula que el 2% de los casos totales de toda la pandemia en la comunidad ya habían pasado anteriormente la covid. En esta sexta ola, la cifra aumenta hasta el 5% entre los mayores de 50 años, y hasta el 8% entre los menores de 50.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pere Domingo, coordinador covid del hospital Sant Pau de Barcelona, simplifica las dos principales causas de las reinfecciones: “O el virus muta o la inmunidad de una persona disminuye”, insiste, “y en esta ola han coincidido los dos factores”. Domingo apunta a la pérdida de efectividad de los anticuerpos con el paso del tiempo, y a la capacidad de ómicron para escapar parcialmente de la vacuna en la fase infectiva. “Con estos factores, la transmisibilidad aumenta”. Los estudios científicos, en todo caso, confirman la evidencia de la fortaleza de la vacuna para no desarrollar la gravedad de la enfermedad: Cataluña estima que en 2021 las vacunas evitaron entre 10.500 y 13.500 ingresos en la Unidad de Cuidados Intensivos y entre 7.500 y 10.000 defunciones.

La lógica científica invita a pensar que la reinfección tiende a darse en un sistema inmunológico débil. Pero no siempre es así. “Cuando te infectas una vez, tus defensas tienen cierta especificidad para cada variante”, indica Domingo, “y ómicron demuestra tener más capacidad par inhibir estas defensas propias”. Los datos de la Generalitat lo confirman: de las 28.400 personas que ha sufrido la covid más de una vez en estos casi dos años, 15.230 (53%) se han reinfectado con ómicron, mayoritaria en la comunidad hace solo dos semanas. “La reinfección no es una cuestión únicamente del sistema inmunológico, sino también de suerte en las relaciones con nuestro entorno”. Domingo conoce otro caso como el de Polo: “Una chica joven también se ha contagiado tres veces y no hay nada que lo justifique inmunológicamente. Por tanto, pesa la mutación del virus, porque el sistema estaba perfecto”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Bernat Coll
Periodista centrado actualmente en la información sanitaria. Trabaja en la delegación de Catalunya, donde inició su carrera en la sección de Deportes. Colabora en las transmisiones deportivas de Catalunya Ràdio y es profesor del Máster de Periodismo Deportivo de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_