Vecinos de Salt claman por una solución tras dos semanas de huelga de la recogida de basuras

El Ayuntamiento abre un expediente sancionador a la concesionaria por no cumplir los servicios mínimos

Dos vecinos de Salt tienen que pasar de lado en la acera por la montaña de basura acumulada.
Dos vecinos de Salt tienen que pasar de lado en la acera por la montaña de basura acumulada.toni Ferragut

Los vecinos de Salt (Girona) soportan desde hace 14 días la huelga del servicio de recogida de basuras que ha convertido los contenedores en pequeñas montañas de desperdicios, por lo que exigen una solución “ya” a este conflicto. Los trabajadores del servicio de limpieza iniciaron la huelga el día de Navidad para reclamar a la empresa concesionaria, FCC Medio Ambiente, mejoras en las condiciones laborales del nuevo convenio en negociación.

Bolsas de basuras, cajas, botellas, muebles y colchones se amontonan alrededor de los contenedores, completamente desbordados. Muchos vecinos no pueden más. Es el caso de Paquita y de Bridget, que viven en la calle Àngel Guimerà, en pleno centro. “Voy con bastón y hay calles que tengo que bajar a la carretera parar pasar porque está todo lleno de porquería”, lamenta Paquita, de 72 años. Bridget pide que se acabe la protesta laboral: “Entiendo a los trabajadores pero al final no es la empresa la que paga las consecuencias. Somos los vecinos y no tenemos ninguna culpa”. El comercio también resulta perjudicado. Mohamed, hijo de los dueños de un bar en la plaza Llibertat, asegura que están facturando la mitad: “Antes hacíamos muchas comidas pero ahora los clientes toman un café rápido y se van. Hay un hedor insoportable. No aguantamos más, que lo solucionen ya por favor”.

Sindicatos, empresa y el Departamento de Trabajo se reunieron ayer en una mesa de mediación para intentar llegar a un acuerdo. Los trabajadores reclaman mejoras en las condiciones laborales y critican que el servicio es “deficitario” porque no hay suficientes camiones. Además, denuncian que desde hace tiempo deben soportar “una plaga de ratas”.

Estas Navidades, hicieron recogidas extraordinarias, especialmente en el centro y limpiaron las calles por donde tenía que pasar la cabalgata. Pero avisan de que no harán más servicios “especiales” y responsabilizaron a la empresa y al ayuntamiento del “bloqueo”. El Consistorio ha abierto un expediente sancionador a la concesionaria por incumplir los servicios mínimos.

El equipo de gobierno prevé que podría multarla con 100.000 euros tras comprobar que hay contenedores que llevan siete días ser vaciados, según la auditoria medioambiental del ayuntamiento. El Consistorio se planteará contratar otra compañía si la empresa sigue sin cumplir los servicios y asegura que informes de los departamentos de Trabajo y de Salud avalan esa opción. “Tendremos que actuar para preservar el derecho a la salud pública de los vecinos”, dice el Ayuntamiento en un comunicado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS