Gerard Esteva, un nuevo capitán de la derecha en Barcelona

El impulsor de la manifestación contra Ada Colau ha crecido bajo el signo del nacionalismo pragmático que ideó Jordi Pujol

Gerard Esteva toma la palabra en la manifestación contra Ada Colau en la plaza Sant Jaume de Barcelona, este jueves.
Gerard Esteva toma la palabra en la manifestación contra Ada Colau en la plaza Sant Jaume de Barcelona, este jueves.MASSIMILIANO MINOCRI (EL PAÍS)

Gerard Esteva (Barcelona, 37 años) podría ser el hijo predilecto de cualquier familia de la burguesía nacionalista que celebraba las victorias electorales de Jordi Pujol como si fueran los triunfos ligueros del Barça. El perfil del líder de Barcelona es Imparable, la plataforma opositora a la alcaldesa, Ada Colau, encaja al dedillo con las élites que crecieron a la sombra de Convergència i Unió (CiU) y del presidente de la Generalitat. Desde la presidencia de la Unió de Federaciones Deportivas de Cataluña (UFEC), Esteva ayudó a planificar con entusiasmo, durante la década del procés, el salto del deporte catalán a la independencia. Pero a diferencia de otros, Esteva supo manejar su ideología con pragmatismo, calculando sus palabras para evitar quedar encasillado. Es el mismo pragmatismo de la extinta CiU, y que ahora le ha permitido recibir el apoyo de una diversa representación de sectores que quieren poner fin a la izquierda alternativa de Colau.

La vida de Esteva, principal impulsor de la manifestación que se ha celebrado este jueves contra Colau, es el ideal catalán de Pujol: estudió en el Thau, colegio de las élites catalanistas, y en la Escolanía de Montserrat, donde también se formó como violinista. Es licenciado en Derecho por la Universitat Pompeu Fabra y es presidente de la UFEC. En 2015 contrajo matrimonio con Maria Costafreda, miembro de la conocida familia que fue propietaria del grupo de alimentación Panrico.

A la UFEC llegó Esteva previa presidencia de la Federación Catalana de Vela. Su devoción por navegar en patín viene de su tierna infancia, cuando sus padres lo apuntaron a las regatas del Club Natació Barcelona, porque este estaba cerca de los “negocios de hostelería” que regentaba su familia, según explicó él mismo en una entrevista de 2009 para la revista del Real Club Náutico de Barcelona.

La UFEC o el Comité Olímpico de Cataluña —del que Esteva ha sido su último presidente— son entidades históricamente vinculadas a Convergència, ya desde los ochenta, con Josep Lluís Vilaseca como director general de Deportes de la Generalitat. La UFEC y Esteva aparecen en el sumario de la Operación Voloh por presuntas subvenciones irregulares por parte del ex secretario general de Deportes y dirigente de Junts per Catalunya Gerard Figueras. Esteva, que ha negado que la UFEC haya cometido ninguna acción ilegal, también puede jugar fuerte contra corriente: fue sonada en 2018 su oposición al proyecto de ley del deporte y la actividad física, enfrentándose a la Generalitat y a la mayor parte del mundo del deporte en Cataluña para conseguir mayores cotas de poder para sus federaciones. La UFEC lideró una recogida de firmas a partir de una iniciativa legislativa popular que forzó al Govern a cambiar de estrategia.

Esteva también se alió en 2020 con un histórico nombre de Esquerra Republicana de Catalunya, Rafael Niubó, para fusionar los gimnasios que tenía en propiedad la UFEC con los de la cadena UBAE-Eurofitness, de la que Niubó es secretario general. La nueva Eurofitness cuenta con más de 20 centros deportivos y es una de las cinco redes de gimnasios más grandes de España, según asegura la compañía. Esteva y Niubó, en nombre de la UFEC y UBAE, son ejecutivos de la escuela de negocios Euncet. Otra pata económica de la UFEC son los seguros de los deportistas federados en Cataluña.

El líder del movimiento civil contra Colau es partidario de la autodeterminación de Cataluña. Ya en 2012 era invitado a cónclaves organizados por la polemista Pilar Rahola, entre otros, para “impulsar el derecho a decidir”, según explicó el propio Esteva en 2020 al diario Ara. A partir de 2017, con el fracaso de la carrera unilateral por la independencia, Esteva ha dejado progresivamente de mojarse en las aguas turbulentas del procés. Esto facilitó la creación del embrión de su oposición a Colau, el espacio de debate Barcelona Futur. Esta organización, fundada en 2019, asegura desmarcarse del conflicto nacional por el bien de la ciudad: fue así como consiguió incorporar, junto a conocidas activistas independentistas como la monja Sor Lucía Caram o la productora de cine Isona Passola, a constitucionalistas como la decana del Colegio de Abogados, Maria Eugènia Gay, al secretario general de Comisiones Obreras en Cataluña, Javier Pacheco, y sobre todo a su buen aliado Josep Sánchez Llibre, presidente de la patronal Foment del Treball y exdiputado de CiU.


Sobre la firma

Cristian Segura

Escribe en EL PAÍS desde 2014. Licenciado en Periodismo y diplomado en Filosofía, ha ejercido su profesión desde 1998. Fue corresponsal del diario Avui en Berlín y posteriormente en Pekín. Es autor de tres libros de no ficción y de dos novelas. En 2011 recibió el premio Josep Pla de narrativa.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS