Pepa Bueno: “El mayor peligro de esta era es el miedo”

Cuatro mujeres directivas de diarios debaten los retos tras la pandemia

Desde la izquierda: Carla Turró, Lola Garcia, Pepa Bueno, Esther Vera y Neus Tomàs en la conferencia en el CCCB.Gianluca Battista (Albert García)

“En 2017, cuando venía a Barcelona, discutía con mis amigos catalanes por el conflicto catalán. Luego me iba a Madrid y discutía con mis amigos madrileños por lo mismo. Varios años después, hemos entendido que los que colgaron en sus balcones las pancartas de Parlem (Hablemos), aquellos a quienes acusaron de buenistas y equidistantes, al final tenían razón”. La directora de EL PAÍS, Pepa Bueno, se sentó este lunes precisamente a hacer eso, a hablar y debatir sobre nuestro presente y las expectativas del futuro con otras tres responsables de otros medios de comunicación ahora que la pandemia comienza a bajar su incidencia. Lo hizo en la charla Davant d’un cicle postpandèmia (Ante un ciclo pospandemia), un encuentro organizado por este diario en colaboración con el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) y moderado por la periodista Carla Turró en el que participaron la directora del diario Ara, Esther Vera; la directora adjunta de La Vanguardia, Lola García; y la directora adjunta de elDiario.es, Neus Tomàs.

”Esta crisis [la del coronavirus] nos deja algunos peligros y oportunidades y el mayor peligro es el miedo, un instrumento letal”, relató Bueno. “Hemos comprobado cuan frágil es nuestro modo vida y esa vulnerabilidad fabrica sociedades miedosas”, advirtió la directora de este diario, quien apostó por una fórmula que pase por el fortalecimiento de lo público y las instituciones. ”Tenemos miedo a que los gobiernos se olviden de las políticas públicas, de invertir en investigación, de saber cuánto turismo tenemos que absorber sin que los vecinos sean expulsados y que Europa quede convertida en un parque temático. Nos atemoriza que ese miedo se lleve por delante lo que hemos aprendido. El mundo pospandemia hace preguntarnos quién gana y plantearnos qué mundo debemos construir con la crisis climática que tenemos encima”, dijo.

Durante las casi dos horas de debate, las periodistas reflexionaron sobre la vulnerabilidad social y las grietas que han expuesto la crisis del coronavirus o los retos de las instituciones –desde la reforma constitucional a la monarquía–. También cómo afrontar la no resolución del conflicto catalán, cómo deben mantener la credibilidad los medios de comunicación en un mundo polarizado —o, como definió Lola García, “sectarizado”— o cuál debe ser el peso de las mujeres en el ámbito de la información.

“Hay un cambio en la concepción de la globalización: hay más actores que no quieren que sea tan neoliberal y que sea una globalización en la que haya como mínimo organismos de cooperación y gobernanza”, apuntó García, que lamentó la “brecha generacional y digital” que ha provocado la pandemia.

Vera apuntó a la necesidad de una reforma profunda a nivel institucional. “Fortalecer la democracia pasa por tener instituciones justas. España necesita reformar la Monarquía y el Estado de las autonomías. Estamos como estamos porque no nos atrevimos a reformar nada en el pasado”.

Tomàs apostó por medidas sociales que acepten que los conflictos puede que no tengan solución. “Para conseguir avances en el autogobierno en infraestructuras, el PSOE y el PP deben entender que no puede existir el bloqueo permanente a las instituciones. Las trincheras no se cavan solas. Los políticos tienen una responsabilidad pero los medios también. Los medios participan de esa polarización”, dijo.

“Tenemos la oportunidad de reformar lo que ha envejecido mal. Ese pacto de convivencia se necesita con mayorías políticas reforzadas que no hay. El único consenso que perdura, el que ha quedado, es el salto de bienestar que notó toda una generación tanto en libertades, en vivir con más medios y en permitir que la primera generación de mujeres llegase a la universidad”, defendió la directora de EL PAÍS. “Hemos perdido más de una década en hacer estos cambios, cuando el edificio dio señales de déficit de materiales, no se dio el momento para ese pacto de confianza”, zanjó.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS