El premio Planeta sube su dotación a un millón de euros y supera al Nobel

La bolsa se aplicará ya en esta 70ª edición, que eleva también la cuantía del finalista hasta los 200.000 euros

El presidente del Grupo Planeta, José Creuheras, este jueves.
El presidente del Grupo Planeta, José Creuheras, este jueves.DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS (Europa Press)

El Planeta era, con sus 601.000 euros, el premio mejor dotado de las letras españolas, acompañado por la coletilla “solo superado por el Nobel”. Esto habrá sido así justo hasta esta edición: por sorpresa, el presidente del Grupo Planeta, José Creuheras, ha anunciado que el galardón otorgará ahora a su ganador un millón de euros. Y lo hace desde esta misma edición, la 70ª. “No deja de ser una tradición de este premio desde su fundación: empezamos con 40.000 pesetas de la época y lo hemos ido incrementando paulatinamente con los años”, aseguró. El máximo responsable del primer grupo editorial en lengua española no ha querido entrar en comparaciones: “No entramos en competencia con nadie, respondemos a una tradición y en un contexto de buena situación del libro tras la pandemia”. El Planeta supera así por poco la dotación del Nobel, que ronda los 980.000 euros. En consonancia, el finalista también ha visto incrementada su cuantía hasta los 200.000 euros, un 30% más que hasta ahora (150.250 euros).

Creuheras ha anunciado la nueva bolsa en el marco de la masiva rueda de prensa previa al galardón que se falla este viernes, ante más de 150 periodistas, en Barcelona. Si el retorno a la nueva normalidad necesitaba un pistoletazo inaugural en el mundo del libro, tras el parón pandémico del año pasado, no podía tener mayor y mejor munición. La bolsa acompaña los fastos retornados del premio Planeta, que recupera la tradicional cena, esta vez en el generoso espacio del Museo Nacional de Arte de Cataluña, a la que acudirán los Reyes de España.

El millón de euros llega en el año en que el galardón bate récords de originales presentados, 654 novelas, una clara huella del reciente pasado covídico: es un 11% superior a las que se presentaron en 2020 (582 originales), cuando se impuso la vitoriana Eva García Sáenz de Urturi mezclando el thriller con la novela histórica en Aquitania. Ese género vuelve a ser, pespunteado por la fantasía y alguno hasta de realismo mágico, el predominante entre las novelas finalistas.

Siguiendo la tradición, la celebración de una edición redonda como es la de los 70 años comportará la presencia de los reyes Felipe y Letizia, que tendrá su polémica contrapartida en la posición de la presidencia de la Generalitat, que delegará en su consejera de Cultura, una escenificación tácita, desde el procés, del malestar del Gobierno catalán con el Rey y con el propio Grupo Planeta, que trasladó su sede social a Madrid. Sí está prevista la presencia del ministro de Cultura, Miquel Iceta, y de la de Educación, Pilar Alegría, así como la de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una cena literaria que contará este año con 600 invitados frente al millar prepandémico, en tanto la convocatoria se realizó cuando aún habían restricciones de aforo por temas sanitarios.

Crecen los beneficios

El aumento de la dotación del premio se enmarca en la buena marcha que está viviendo el sector editorial español, y en particular el grupo Planeta. “Casi doblar la dotación no es fácil, pero hemos decidido aprovechar el buen momento que tenemos”, ha expresado Creuheras tras la rueda de prensa. El presidente del grupo se muestra optimista acerca de cómo se cerrará este ejercicio, aunque no aventura cifras, ya que buena parte del negocio dependerá de las ventas del cuarto trimestre. En todo caso, ha asegurado que superarán las cifras de 2020, el año de la pandemia, en el que el grupo facturó 1.500 millones de euros y obtuvo un beneficio bruto de explotación antes de impuestos (ebitda) de 270 millones. En 2019, la cifra de negocio ascendió a 1.781 millones de euros y el ebitda fue de 229 millones.

Planeta obtuvo beneficios el año pasado, de aproximadamente 55 millones de euros, según ha explicado el presidente. El año anterior el grupo ganó 32 millones. La deuda, que en 2019 se consiguió reducir de forma importante gracias a la venta de la editorial francesa Editis a Vivendi, continúa en su senda decreciente, y pasa de los 600 millones a los 500 millones actuales, refinanciada el pasado mes de diciembre. Creuheras ha admitido que la filial italiana del grupo, DeA Planeta Libri, “no va bien”, y ha augurado que el grupo saldrá del accionariado en un futuro próximo.

El grupo Planeta es un conglomerado editorial y comunicativo que tiene varias líneas de negocio. La editorial, que engloba los distintos sellos que tiene en su catálogo, supone el 25% del volumen de negocio, y Creuheras destaca que todavía domina de forma apabullante la venta de libros en papel (un 95% frente a un 5% de libros electrónicos) y comprados en librerías (cerca del 70% del total). El negocio de la formación, en el que Planeta tiene inversiones en universidades de todo el mundo, representa el 25% del total, mientras que el negocio audiovisual (Planeta es accionista de referencia en el grupo Atresmedia y en La Razón) supone el 50%. El grupo también es propietario de la cadena de librerías Casa del Libro, y pese a los estragos de la pandemia (Creuheras ha reconocido que obligó a ralentizar procesos de inversión), el objetivo es el de extender aún más la red: este año se han abierto cinco librerías y la previsión es inaugurar otras seis el que viene.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción