La campaña ‘Fas sis anys. Tria un llibre’ llega este año a 75.000 niños

La iniciativa pretende estimular la creación de hábitos de lectura entre los niños, que descubran las librerías y que aprendan a dar valor a los libros

Niños leyendo un libro, en una imagen de archivo.
Niños leyendo un libro, en una imagen de archivo.Uly Martín

Los 75.327 niños catalanes que este año 2021 cumplen o han cumplido 6 años recibirán una tarjeta que podrán cambiar, entre el 15 de octubre y el 30 de noviembre, por el libro que más les guste en la librería que prefieran, con el asesoramiento del librero. El valor de la tarjeta es de 13 euros, por lo que, en caso de que el precio del libro escogido sea superior, deberán abonar la diferencia.

Se trata de la campaña Fas sis anys. Tria un llibre, del Gremio de Libreros, con el apoyo Instituto Catalán de las Empresas Culturales (ICEC), que cumple seis ediciones y a la que este año se han adherido 429 librerías. La iniciativa pretende estimular la creación de hábitos de lectura entre los niños de seis años y tiene como objetivo principal que descubran las librerías con un acompañante adulto y que aprendan a dar valor a los libros.

El año pasado la campaña llegó a 76.064 niños de 6 años de toda Cataluña, de los cuales 37.481 —el 49,3%— cambiaron su tarjeta por un libro. El dato porcentual de niños y niñas participantes fue el más alto desde que se inició la campaña, en 2016.

El doble de librerías

El número de librerías implicadas también creció, de 383 en 2019 a 428 en 2020, una menos que este año. 309 estaban en Barcelona; 49, en Girona; 39 en Tarragona y 31 en Lleida. En 2019, en Barcelona participaron 288 librerías, 38 en Girona, 29 en Lleida y 28 en Tarragona. El número de librerías participantes en Fas 6 anys: Tria un llibre se ha duplicado en relación a 2016, el primer año en que se llevó a cabo la campaña, cuando fueron 200 las librerías que se adhirieron. 431 editoriales (67 más que en 2019) comercializaron sus libros en la campaña del año pasado y el 71% de los 7.000 libros que eligieron los niños fueron en catalán, frente al 28,6% en castellano y el 0,2% en otras lenguas.

En esta edición, además, se ha renovado el acuerdo con la ONCE para adaptar la tarjeta al sistema braille de lectura y escritura táctil, de forma que los niños con discapacidad visual también puedan adquirir su libro.

Además del apoyo del Departamento de Cultura, este proyecto también cuenta con la colaboración del Departament, de Educación, el Idescat y la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales. Por el sector editorial, también colaboran el Gremio de Editores de Cataluña y la Asociación de Editores en Lengua Catalana.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS