El gobierno de Ada Colau pide más tiempo para decidir sobre el proyecto complementario al Hermitage

El Ayuntamiento de Barcelona no fija un plazo y dice que los estudios realizados en 2020 no sirven para un museo de la mano del Liceo

Imagen del edificio proyectado por el arquitecto Toyo Ito donde se ubicará el centro cultural del Hermitage en el Puerto de Barcelona.
Imagen del edificio proyectado por el arquitecto Toyo Ito donde se ubicará el centro cultural del Hermitage en el Puerto de Barcelona.

A menos de 24 horas del consejo de administración en el que el Puerto de Barcelona tiene previsto aprobar la concesión para una sede del museo Hermitage en la nueva bocana, el gobierno de la alcaldesa Ada Colau ha pedido este lunes por la tarde que se retire el punto para decidir sobre la cuestión. Las ideas que en las últimas semanas y días se han puesto sobre la mesa (un proyecto complementario entre el museo y el Liceo; o un centro de innovación e investigación vinculado a la llamada economía azul, del mar) han llevado a pedir un segundo aplazamiento. Porque “se abre un nuevo escenario”. La presidenta de la Autoridad Portuaria, Mercè Conesa, ha respondido que se decidirá durante la reunión del consejo.

Más información
El Puerto ofrece más transporte público para convencer a Colau del Hermitage
El puerto de Barcelona aprobará la concesión del Hermitage el miércoles
80 entidades vecinales y empresariales dan su apoyo al Hermitage de Barcelona

Tres tenientes de alcalde han comparecido para anunciarlo. La de Urbanismo, Janet Sanz. El de Cultura, Joan Subirats. Y Laia Bonet, de Agenda 2030. Los tres han venido a decir que no ven mal las nuevas ideas pero que esperan concreción. En el caso el Liceo, tendría que pasar por los órganos internos de la institución. “No serán treinta días”, han advertido.

También han dejado claro que los estudios realizados en 2020 (de movilidad, viabilidad económica, proyecto cultural y relación con la Barceloneta) no servirán para un nuevo proyecto. Y han abierto un nuevo melón: tomar la decisión pensando en otras piezas del puerto-ciudad que ahora mismo no tienen destino, como el Imax o los antiguos cines del Maremagnum. No habrá que decidirlo todo antes de decir sí o no al Hermitage, pero sí tener visión de conjunto, ha dicho Sanz.

La teniente de alcalde de Urbanismo ha mostrado incluso un gráfico con todos los edificios del puerto que toca a la ciudad que están pendientes de resolver. “Hay más proyectos, la facultad de Náutica, el Imax, los cines...” ha dicho e incluso ha citado la idea de implantar una escuela de la Bauhaus en Barcelona.

La socialista Laia Bonet ha sido la única que ha agradecido la paciencia al Puerto y a los inversores del proyecto del Hermitage: “Es de agradecer su disposición a repensar el proyecto que habían puesto sobre la mesa para integrar a todos los actores de la ciudad”. De hecho, la idea de implicar al Liceo sale de las filas socialistas en el ejecutivo de coalición con los comunes. Bonet también ha citado la carta firmada por 85 entidades vecinales y patronales y gremios. Se hizo pública en pleno puente de la segunda Pascua, en tiempo récord tras el anuncio del proyecto del Hermitage y la participación del Liceo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“El proyecto era una franquicia del Hermitage en Barcelona y ahora una propuesta muy distinta: posibilidad para combinar espacio expositivo con espacio para opera experimental, todo muy incierto pero distinto de lo que teníamos. También hay una propuesta para un espacio de innovación, investigación y conocimiento que añadiría capas”, ha añadido Subirats.

Sanz ha remachado que se trata de dar con una “propuesta cultural que vaya más allá de la cultura, todas las propuestas que requieren las ciudades implican sinergias. Hay que superar el debate micro y entender que la fórmula de éxito es incorporar la identidad barcelonesa”.

Sobre la posibilidad de que el puerto no retire el punto Bonet ha respondido: “Si no se retira no podemos avanzar. Cuando nos posicionemos será sobre algo definido”. La presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Mercè Conesa, ha replicado a la petición del consistorio que la decisión sobre levantar el punto sobre la concesión al Hermitage se tomará en el marco del consejo de administración previsto para hoy. Conesa celebró “el cambio de posicionamiento del Ayuntamiento” sobre el proyecto, ha explicado que “tienen que valorarlo los servicios técnicos” y ha añadido que tienen que compartir cualquier decisión con el resto de miembros del consejo. En cualquier caso, ha destacado que es “un tema delicado” y que es necesario “dar confianza al inversor”.

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS