mobile world congress

El Mobile subvencionará entradas a 21 euros para compensar la caída de visitantes extranjeros

El consejero delegado de GSMA, John Hoffman, prevé un máximo de 50.000 asistentes al congreso, que se celebrará a finales de junio

El consejero delegado de GSMA, John Hoffman, en la presentación de novedades del congreso.
El consejero delegado de GSMA, John Hoffman, en la presentación de novedades del congreso.NACHO DOCE / Reuters

El Mobile World Congress se celebrará de nuevo en Barcelona del 28 de junio al 1 de julio dos años y medio después de la última edición, y tras una cancelación y un aplazamiento forzados por la pandemia de covid 19. La patronal de la industria del móvil GSMA, organizadora del congreso, ha preparado un evento presencial reducido y con seguimiento virtual, y se muestra optimista pese a las importantes bajas de empresas expositoras. No obstante, la pandemia tendrá un impacto fuerte y la previsión máxima de asistentes es de 50.000 personas. Para compensar la caída de visitantes extranjeros, la organización ha explicado este jueves que subvencionará entradas para hasta 30.000 asistentes, que podrán acudir al evento por 21 euros si son profesionales de sectores tecnológicos en España. Además, GSMA donará 300.000 euros a programas de vacunación y lucha contra la covid 19 en Cataluña.

La venta de entradas a 21 euros, así como la rebaja de las entradas generales (antes de la pandemia estaban entre los 799 y los 4.999 euros, y ahora están entre los 699 y los 4.195 euros) son un claro indicador de que, pese al optimismo que caracteriza al consejero delegado de GSMA, John Hoffman, esta edición ha estado pendiendo de un hilo desde el principio. Tras estallar la pandemia justo cuando debía celebrarse el MWC de 2020, el congreso se canceló. Más tarde, la edición de 2021 prevista para febrero se aplazó al verano. También esta se puso en duda al conocerse las primeras bajas de empresas expositoras importantes en el sector (Facebook, Ericsson, Nokia o Sony, entre otras).

Para el sector es clave que este evento tenga lugar y sea un éxito dentro de las dificultades, porque será el pistoletazo de salida para las ferias y congresos en la recta final de la pandemia marcada por la vacunación. Hoffman ha destacado que respeta la decisión de las empresas que no participarán en el evento y ha centrado la mayor parte de la rueda de prensa de presentación de novedades del congreso en explicar los protocolos de higiene y seguridad contra el virus. “El congreso vuelve, será distinto, no batremos ningún récord, pero seremos el evento presencial más grande del mundo en más de un año”, ha dicho.

La cifra máxima de asistentes que el recinto de Gran Via de Fira de Barcelona puede acoger, por razones de seguridad relacionadas con la covid 19, es de aproximadamente 50.000 personas. Este es el número al que aspira el MWC, pero todavía no se conocen ni las reservas de hoteles ni los asistentes confirmados. “Todavía no sabemos cuánta gente vendrá, quizá entre 30.000 y 50.000 personas”, ha dicho Hoffman.

La estrategia de vender entradas a muy bajo precio surge de la necesidad de llegar, sino a estas cifras máximas, al menos acercarse a ellas. El plan es atraer a empresarios locales de sectores tecnológicos, que debido al alto precio de la entrada regular del congreso y al carácter más internacional del mismo, no asistían al MWC en ediciones anteriores. La organización ofrecerá entradas a 21 euros a trabajadores de once segmentos económicos ligados con la tecnología (automoción y transporte, audiovisuales, consultoría, servicios en la nube, educación, comercio electrónico, finanzas, gobernanza, internet de las cosas, manufacturas y servicios informáticos). El congreso ofrece también un descuento del 50% en las próximas tres ediciones para los que vengan este año con el precio super rebajado.

Estos asistentes tendrán que pagar 15 euros más para la prueba de antígenos requerida a todos los participantes. A la GSMA, el test de antígenos le cuesta 36 euros por persona, así que también estará subvencionando las pruebas. Además, Hoffman ha explicado que por cada participante local que asista al MWC, se destinarán 10 euros a la lucha contra la covid 19. El objetivo es donar hasta 300.000 euros a programas de vacunación en Cataluña.

Con todo, se espera atraer a 30.000 asistentes locales en una edición que, por primera vez, tendrá una participación más española que internacional, ya que el máximo de asistentes se sitúa en unas 50.000 personas. La organización no ha detallado cuántas reservas tiene. Tampoco ha calculado qué impacto económico tendrá este congreso sobre el territorio. En los últimos años, cuando el número de asistentes era de 109.000 personas, era de cerca de 470 millones de euros, y se espera que caiga en picado a causa de la pandemia.

El congreso tendrá el lema “Connected Impact” para poner en valor el impacto que ha tenido durante esta pandemia todo lo relacionado con la conectividad. Entre otras temáticas, se abordará la inteligencia artificial, el 5G, el big data y el Internet de las Cosas. Habrá delegaciones de 70 países, 300 expositores en el MWC (y unos 400 en la feria paralela de startups, la 4YFN) y participarán unos 600 ponentes, de los que el 70% estarán presencialmente en el evento.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50