LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Muere una anciana en una residencia de Girona con casi la mitad de trabajadores sin vacunar contra la covid

La víctima, que sufría pluripatologías previas y estaba vacunada, dio positivo junto a otras 20 personas

Traslado de una anciana de una residencia con un brote de coronavirus.
Traslado de una anciana de una residencia con un brote de coronavirus.Marta Pérez / EFE

Una anciana de edad avanzada ha muerto en la residencia Pla de Martís de Esponellà (Girona), que sufre un brote de coronavirus y en la que 17 de los 37 trabajadores del centro no estaban vacunados. El Departamento de Salud detectó en abril un brote en el centro. La víctima, que sufría pluripatologías previas y estaba vacunada, dio positivo junto a otras 21 personas: 16 residentes y 5 trabajadores. El resto de residentes son asintomáticos, según Salud.

El brote se detectó en un cribaje rutinario de los trabajadores, donde dos de los profesionales que no se vacunaron dieron positivo, según la cadena Ser. El Departamento de Salud y la Agencia de Salud Pública están haciendo un seguimiento y control del brote, junto con la dirección del centro. La situación clínica de los residentes, que presentan síntomas leves o asintomáticos, está siendo vigilada por los profesionales del Equipo de Atención Básica de Salud de Banyoles (Pla de l’Estany).

Más información

El alcalde de Esponellà, David Juan Garganta (ERC), ha defendido la tarea de la residencia durante la pandemia. “Parece que la residencia será protagonista informativa, y me gustaría aprovechar para defender el gran trabajo de sus trabajadores durante más de un año y medio, sobre todo en las fases más duras de la pandemia, manteniendo a sus residentes seguros”. La residencia Pla de Martís es uno de los tres centros con un brote descontrolado de coronavirus. Las otras dos se ubican en la región sanitaria Metropolitana Sur.

La fase de vacunación de los trabajadores de residencias está actualmente estancada en Cataluña, donde casi uno de cada cinco profesionales de estos centros no tiene ningún tipo de protección contra la covid. En las últimas dos semanas, el porcentaje de los trabajadores con una primera dosis ha pasado del 81% al 82,7%.

La cifra preocupa a las asociaciones de familias y directores de residencias, que plantean la necesidad de normalizar la idea de que los trabajadores tengan que vacunarse para trabajar en este tipo de centros. Andrés Rueda, presidente de la Associació de Directors de Centres i Serveis d’Atenció a la Dependència (ASCAD), con 250 centros adscritos, ya reclamó en una conversación con EL PAÍS la relevancia de la vacunación entre los trabajadores. “Tenemos que tomar consciencia de la importancia de la vacuna hasta el punto de plantear que cuente para optar a un lugar de trabajo en centros de atención a la dependencia”, reclamó. “Es una llamada a la responsabilidad, y deberíamos ir normalizando que prime a la hora de elegir entre dos candidatos. No hacerlo es una posible imprudencia temeraria en la contratación”.

La Associació Catalana de Recursos Assistencials (ACRA), de la que no forma parte la residencia afectada, pidió a la Generalitat una “revisión del protocolo de la infección de la covid en el ámbito residencial”, que debería “promover activamente la vacunación entre los trabajadores y acelerarla al máximo en las nuevas contrataciones”. El próximo lunes ACRA se reunirá con el Departamento de Salud, según fuentes de la asociación.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50