La justicia concluye que Torra fue partidista con la pancarta en favor de los presos en el Palau

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña había ordenado que se retirara el cartel que el expresidente había vuelto a colgar, una vez superado el periodo electoral del 28-A

Las pancartas en el palacio de la Generalitat que Quim Torra tuvo que retirar tras la decisión de la Junta Electoral.
Las pancartas en el palacio de la Generalitat que Quim Torra tuvo que retirar tras la decisión de la Junta Electoral.Albert Garcia

La justicia condenó al expresidente de la Generalitat, Quim Torra, por negarse a retirar una pancarta a favor de los políticos independentistas encarcelados del balcón de la fachada del Palau de la Generalitat. Aquella condena por desobediencia le obligó a dejar la presidencia. Ahora, la justicia se ha pronunciado sobre el acto de colocación de símbolos independentistas. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha concluido que Torra actuó de manera “ilegal” y con fines “partidistas” al colocar una pancarta que reclamaba la libertad de los líderes independentistas condenados por sedición por el procés. La pancarta les denominaba “presos políticos”.

Más información
Torra desafía a la Junta Electoral con otra pancarta a favor de los presos
Así han quedado las Consellerias tras el retirado de los símbolos independentistas
El TSJC ordena retirar de la sede de la Generalitat la pancarta de apoyo a los presos

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del tribunal superior da así la razón a la entidad Impulso Ciudadano, que presentó una demanda contra Torra por la colocación de la pancarta después del periodo electoral de los comicios generales del 28 de abril de 2019. Al pronunciarse sobre el fondo del asunto, el tribunal señala que el lema de la pancarta —”Llibertat, presos politics” junto con un lazo amarillo— es contrario a la “neutralidad institucional” que debe exigirse a los edificios oficiales.

Los magistrados concluyen, al resolver este pleito administrativo, que el expresident inhabilitado actuó “con finalidades partidistas”. Los “símbolos ideológicos utilizados tan solo son compartidos por una parte de la ciudadanía”, señala el tribunal, que reitera así en parte los argumentos que ya empleó para condenar a Torra por un delito de desobediencia. “Los ciudadanos que no se alineen con la opción ideológica representada por la pancarta y el lazo amarillo pueden considerarse legítimamente afectados por tal actuación, contraria al principio de objetividad y de neutralidad institucional”, abundan ahora.

Torra repitió la acción en mayo de 2019, cuando volvió a colgar la misma pancarta, en aquella ocasión ante la convocatoria de las elecciones al Congreso de los Diputados. El tribunal rechaza el alegato de Torra, que se amparó en la libertad de expresión. El tribunal replica que podía disfrutar de ese derecho en un “amplio formato” (televisiones, redes sociales, el Parlament, etcétera), pero no en la fachada de un edificio institucional y emblemático.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Jesús García Bueno

Periodista especializado en información judicial. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona, donde ha cubierto escándalos de corrupción y el procés. Licenciado por la UAB, ha sido profesor universitario. Ha colaborado en el programa 'Salvados' y como investigador en el documental '800 metros' de Netflix, sobre los atentados del 17-A.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS