LA CRISI DEL CORONAVIRUS

Cataluña ultima el levantamiento del confinamiento comarcal

El Procicat prepara nuevas medidas de desescalada, que se aplicarán a partir del próximo lunes

Operación salida en Barcelona, en junio pasado.
Operación salida en Barcelona, en junio pasado.Alejandro García / EFE

La Generalitat está ultimando los nuevos protocolos de movilidad que, si no hay cambios de última hora, permitirán la libre circulación por toda la comunidad desde el próximo lunes, según fuentes del Govern. La alta presión en las UCI, con 500 críticos en los centros catalanes, y el temor a un aumento de la positividad tras la Semana Santa, llevó al Ejecutivo a mantener el cierre perimetral por comarcas. La actual estabilidad de la pandemia, sin embargo, lleva a la Generalitat a plantear la reapertura de la movilidad por toda la comunidad a partir del próximo 26 de abril, cuando acaban las actuales limitaciones.

El Govern ya avanzó el pasado viernes que tenía en marcha un plan de desescalada para los diferentes sectores afectados por las restricciones que se aplicaría cuando los índices epidemiológicos del coronavirus lo permitieran. A lo largo de esta semana se anunciarán las nuevas medidas.

Más información

El secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, vinculó este miércoles la reapertura con el descenso de la presión asistencial. “Es muy importante ver el número de críticos. Esto determina la carga asistencial en los hospitales. Acumulamos unos días de estabilidad, pero con 500 críticos en la UCI”. La cifra condiciona la actividad hospitalaria no urgente en los centros sanitarios. Argimon, sin embargo, planteó nuevas medidas. “La curva es estable, e iremos hablando la posibilidad de abrir el confinamiento”.

La actual limitación principal es la reducción de los desplazamientos en el perímetro comarcal, con la excepción de los viajes a Andorra. La decisión generó protestas especialmente en Barcelona que, con una densidad de 16.000 habitantes por kilómetro cuadrado, está sufriendo muchas aglomeraciones los días festivos.

El desconfinamiento comarcal coincide con la posibilidad de que el gobierno de Pedro Sánchez no prorrogue el estado de alarma, que finaliza el próximo 9 de mayo. La consejera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, reclamó este miércoles herramientas jurídicas para poder seguir gestionando la pandemia cuando se levante el estado de alarma. “Lo que necesita el Govern es disponer de los recursos legales necesarios para poder hacer frente a la pandemia”, aseguró. La consejera destacó que sin el paraguas del estado de alarma las restricciones de la Generalitat requerirán de autorización judicial.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50