CORONAVIRUS COVID-19

Las UCI catalanas rozan los 500 enfermos críticos por coronavirus

A partir de esta cifra los hospitales pueden empezar a desprogramar intervenciones

Sanitarios del Hospital de Mar de Barcelona atienden a un paciente covid en enero.
Sanitarios del Hospital de Mar de Barcelona atienden a un paciente covid en enero.MASSIMILIANO MINOCRI

La ocupación en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) sigue aumentando en Cataluña y se sitúa ya en 498 pacientes covid, a punto de superar la barrera de los 500 críticos. La cifra emerge cuando aún no se ha notado en la curva epidemiológica el impacto de las vacaciones de la Semana Santa, lo que podría empeorar la situación. La creciente presión asistencial es lo que llevó al Procicat, el organismo que estudia las medidas a tomar contra la pandemia, a regresar el jueves por la noche al confinamiento comarcal.

Más información

Según los datos actualizados del Departamento de Salud de este sábado, el número de enfermos de covid hospitalizados descendió hasta las 1.629 personas, 66 menos que el viernes, pero aumentaron los que están graves. En solo 11 días, la ocupación de las UCI ha crecido en cerca de 100 pacientes: de los 408 que del pasado 30 de marzo a los 498 de los datos proporcionados ayer.

Según los protocolos del Departamento de Salud, a partir de los 500 ingresados solo por covid la desprogramación de actividad no relacionada con el coronavirus puede ser ya generalizada, si bien se ha impulsado un sistema de clústers o agrupaciones de hospitales que regula flujos de pacientes para así repartir la presión asistencial y minimizar el impacto de tener las UCI llenas.

En cambio, la velocidad de propagación de la enfermedad (Rt) se sigue reduciendo y se situó ayer en 0,87, una centésima menos que el viernes. Esto quiere decir que 100 infectados contagian de media a 87 personas, mientras que el riesgo de rebrote (EPG), índice que mide el crecimiento potencial de la pandemia, sí que sube ocho puntos y se sitúa en los 213.

Que el riesgo de rebrote no sea aún muy alto es indicativo de que todavía no se ha notado el efecto de los festivos de Semana Santa, alertan los epidemiólogos. En declaraciones a TV-3, la jefa de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Vall d’Hebron, Magda Campins, señaló ayer que la próxima semana será “clave” para ver el efecto de la Semana Santa y avisó de que, si los ingresos siguen al alza, “muy probablemente se tendrán que imponer más restricciones”.

Los estudios indican, según Campins, que la variante británica —muy mayoritaria en Cataluña— no solo es más contagiosa sino que tiene “un plus de gravedad”, dos elementos que provocan que haya más casos de familias o grupos de convivencia enteros que enferman. Las tres vacunas que se están administrando en Cataluña son eficaces para esta variante, por lo que Campins pidió superar las reticencias que, admitió, están apareciendo con respecto a la vacuna de AstraZeneca por casos muy raros de trombosis.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50