Los editores catalanes prevén una caída de ventas de (solo) del 5% en 2020

La piratería en las redes sociales ha aumentado alrededor del 35%

Vista de una librería del centro de Barcelona durante la celebración de este Sant Jordi de verano el 23 de julio.
Vista de una librería del centro de Barcelona durante la celebración de este Sant Jordi de verano el 23 de julio.

El Gremi d’Editors de Catalunya calcula que las ventas del sector del libro disminuirán este año en torno a un 5% respecto a 2019, aunque la caída durante los meses de confinamiento llegó a ser del 60%, según explicó ayer Patrici Tixis, presidente de la entidad, que agrupa 370 sellos y representa el 95% del sector catalán.

Según Tixis el año marcado por la pandemia “acaba con cosas muy positivas, como el incremento del índice de lectura o el apoyo de los lectores a las librerías de proximidad”. También con otras negativas, “como el aumento de la piratería, que se ha extendido en las redes sociales, en plataformas como WhatsApp”. La recuperación de los libros de ficción, no ficción y de infantil y juvenil en el mercado interior, especialmente en el segundo semestre de 2020, contrasta, según Tikis, con el descenso de las exportaciones, principalmente en el mercado latinoamericano, de alrededor del 50% menos, así como del libro de texto, que cae un 10% por el cierre de las escuelas durante tres meses. De todas maneras, insistió en que las cifras totales no se tendrán hasta que termine la campaña de Navidad y Reyes, porque desde el gremio comprueban que uno de los principales regalos de estos próximos días serán los libros.

Según Tixis, durante este último año se ha incrementado la venta de libros de papel a través del comercio electrónico, mientras que el libro digital, pese a experimentar un crecimiento en torno al 35%, representa solo el 6% de las ventas del sector. En cuanto a la piratería, sin disponer todavía de cifras, dijo que se ha incrementado “entre un 30% y un 35% más” por “el fenómeno de las plataformas de mensajería a través del móvil, como Telegram, Facebook y WhatsApp, con grupos de personas que se intercambian archivos de forma ilegal, lo que es muy difícil de controlar”.

Tikis, sobre las previsiones para 2021, avanzó que se está preparando el próximo Sant Jordi, aunque “con medidas de seguridad muy especiales”. “Ojalá pudiéramos hacerlo como en 2019, pero la situación no creemos que lo permita”. Además, se está estudiando que en el mes de julio, en torno al día 23, se celebre la Noche de las Librerías y las Bibliotecas. En su intervención, pidió que se active el active el proyecto de construcción de la gran biblioteca de Barcelona por parte del Ministerio de Cultura, la consejería y el Ayuntamiento de la ciudad.

Noche de la Edición

Tixis, que ha vuelto a demandar un Pacto de Estado por el libro y la lectura, explicó los datos durante el tradicional balance del sector previo a la celebración de la 35 Nit de la Edició, en un acto que se ofreció en línea, y en el que se entregó el Premio Atlántida 2020 a las tres librerías más antiguas de Cataluña: La 2 de Viladric, de Tortosa; Fabre, de Barcelona; y Geli, de Girona. También se reconoció el 150 aniversario de Editorial Casals; el 75 de Ediciones Paidós y Marcombo, y los 25 años de Efadós y de la editorial de la Fundación UOC, mientras que el Memorial Fernando Lara recayó en Inés Castel-Branco, editora de Akiaria Books y el premio de Traducción Ángel Crespo fue para Victoria Alonso Blanco por la traducción del inglés al castellano de Nueve cuentos malvados, de Margaret Atwood, publicada por Salamandra.

Lo más visto en...

Top 50