El Parlament blinda a las trans en la ley contra la violencia machista

La cámara aprueba por una gran mayoría la reforma de la norma de 2008

Una imagen de la manifestación del 8-M en Barcelona este 2020. PAU VENTEO (EUROPA PRESS)
Una imagen de la manifestación del 8-M en Barcelona este 2020. PAU VENTEO (EUROPA PRESS)Pau Venteo / Europa Press / Europa Press

El Parlament ha aprobado este viernes la reforma de la ley de 2008 contra las violencias machistas que contempla blindar los derechos de las personas transexuales y equipararlas a las mujeres al establecer en su artículo primero que se entiende que la ley “incluye a niñas, adolescentes y, por tanto, a mujeres, niñas y adolescentes transgénero”. La modificación del punto clave de la ley ha obtenido 114 votos, todos los de la cámara salvo el de los 17 del PSC y los 4 del PP.

Más información

La reforma se ha aprobado con un amplio consenso que contrasta con el rechazo de varios grupos feministas, muy activas en la red, que se oponen a que las personas trans sean equiparadas a las mujeres. Beatriz Silva, del PSC, planteó en el debate, celebrado este jueves -la votación se ha realizado hoy viernes- en su enmienda modificar el artículo uno incluyendo a las menores pero sin hacer referencia a las personas trans. Los socialistas consideran que la ley de 2008 ya respetaba sus derechos y que en todo caso su situación debe abordarse en las leyes LGTBI.

La modificación de la norma, impulsada por Catalunya en Comú, aspira a ampliar barreras y a proteger a las personas trans con independencia de que se hayan sometido a una operación o que en su documento de identidad haya ya un cambio legal. La ley contempla también por primera vez puedan acudir a las oficinas de atención a las víctimas de violencia machista sin necesidad de aportar el DNI o un informe de disforia de género y dos años de tratamiento para ser atendidas como decía la ley de 2008.

Susanna Segovia, de los comunes, reclamó que la ley se despliegue y se dote de recursos en un futuro. La ley también recoge medidas contra la violencia institucional, que alude a cuando la Administración ignora un caso de mal trato, y la digital, que aborda el ciberacoso. La norma ha logrado un amplio consenso, aplaudido desde el Govern por Meritxell Budó, y recibirá el apoyo de Esquerra, Ciudadanos, Junts per Catalunya, los comunes y la CUP. Al Pleno han llegado 50 enmiendas (cuatro de Cs, 16 del PSC y 29 del PP).

La diputada Munia Fernández-Jordan celebró que la ley sea un avance. “Nuestro feminismo es liberal e inclusivo. No cederemos ante ningún grupo tipo de presión”, afirmó. Natàlia Sànchez, de la CUP; agregó: “Si una mujer trans avanza ninguna mujer retrocede”. Manu Reyes, del PP, lamentó que el preámbulo recoja los derechos de las personas transgénero, binarias y cisgénero que luego no figuran en el articulado.


Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50