Autónomos y oposición cargan contra el Govern por el caos en la solicitud de ayudas

Budó pide disculpas por los problemas técnicos, que abre un intercambio de reproches entre Trabajo y Políticas Digitales

El consejero de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró, en una imagen de archivo.
El consejero de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró, en una imagen de archivo.Albert Garcia

El colapso, por segundo día consecutivo, de la web mediante la cual los trabajadores autónomos debían solicitar la ayuda de 2.000 euros que la Generalitat puso en marcha como bálsamo ante los daños ocasionados por la pandemia ha soliviantado este martes tanto a afectados como a la oposición, que pidió la comparecencia de varios consejeros. Para más inri, los departamentos de Trabajo y Políticas Digitales, de dos colores distintos, ERC y Junts, han protagonizado un intercambio de reproches por los problemas técnicos. La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha pedido disculpas. La partida de 20 millones de euros ya está agotada.

Desde que se conoció la puesta en marcha de la ayuda, fueron varias las voces que criticaron que no serían suficientes los recursos puestos a disposición, que alcanzaban para 10.000 autónomos. Esa cifra supone un 2% del total de los existentes en Cataluña y un 10% de los que, según la Generalitat, cumplían los requisitos. El pasado mes de marzo, el Govern puso en marcha otra inyección de dinero para este colectivo, 7,4 millones de euros, que tuvo 8.869 beneficiarios.

El Departamento de Trabajo, liderado por el republicano Chakir El Homrani, optó por un modelo de concurrencia no competitiva para entregar las ayudas, es decir, la obtiene quien primero la solicita (si cumple con los requisitos). De otra manera, defienden desde esa conselleria, la puesta en marcha habría tardado tres meses.

La web por la que se podía acceder es de Trabajo pero el servicio técnico y el desarrollo corresponde al Departamento de Políticas Digitales y que dirige Jordi Puigneró (Junts per Catalunya). Fuentes de ese despacho explican que advirtieron del riesgo de colapso al equipo de El Homrani.

El plazo para presentar las solicitudes comenzó ayer lunes y desde el principio la capacidad del sistema se ha visto superada por el número de personas intentando acceder. Tanto es así que la Generalitat optó por cerrar el sistema en un intento de mejorar la respuesta. Los cambios siguieron desbordando la capacidad, pero finalmente, este mediodía, se llegó al número de 10.000 solicitudes y por tanto se cerró la convocatoria.

Según datos de la Generalitat, inicialmente la web estaba diseñada para soportar 3.000 usuarios por minuto, y el pasado lunes tenía un tráfico de 4.000. Tras los arreglos, se aumentó ayer la capacidad a 15.000 pero hubo picos de 18.000 intentos de solicitud. Hace unas semanas, en la convocatoria de ayudas para la restauración, también hubo problemas técnicos por el gran número de personas intentando.

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha solicitado disculpas a los afectados por los problemas y desmarcó el caos de la lucha entre los socios del Govern. Anunció una reunión para intentar reenfocar la manera como se dan las ayudas. “Era evidente que habría más de 10.000 solicitudes, quizás no se ha previsto bien”, lamentó la también consejera de Presidencia. Y aprovechó para culpar al Gobierno. “El apoyo del Estado español a los autónomos no solo es cero euros sino también subir las cuotas. Los ERTE no se pagan desde agosto”, dijo.

Toda la oposición ha pedido en el Parlament la comparecencia del president en funciones, Pere Aragonès, El Homrani, Puigneró y el titular de Empresa, Ramon Tremosa para explicar los fallos. La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores calificó el sistema de “competición poco menos que a codazos” y pidió que se fijen “baremos más justos”. El presidente de Cecot, Antoni Abad, ha criticado el diseño de las ayudas del Govern y ha reclamado que no se vuelvan a convocar solicitudes si la Generalitat no es capaz de garantizar el “correcto funcionamiento”.

Junts pide cambios en Trabajo

Pese a que la portavoz del Govern, Meritxell Budó, intentó separar el caos en las ayudas del enfrentamiento entre los socios del Ejecutivo, los reproches directos sí se dieron en el Parlament. La portavoz de Junts, Gemma Geis, pidió un “golpe de timón” en el Departamento de Trabajo, en manos de ERC, y que se haga un mejor diseño de la entrega de ayudas. “Se ha constatado que el sistema de adjudicación de las ayudas no era el apropiado”, dijo.

El Govern también aprobó una partida de 30 millones de euros de ayudas para el ocio educativo y las actividades extraescolares y una oferta de ocupación pública de 1.421 plazas, la mayoría de estabilización.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50