educación

Los alumnos de secundaria catalanes se tomarán ellos mismos la muestra para la PCR, con la ayuda de los profesores

El personal sanitario se retira de los cribajes en los institutos para concentrar todos los recursos en los centros sanitarios

Alumnos del instituto de Matadepera (Barcelona) se realizan ellos mismos la prueba PCR.
Alumnos del instituto de Matadepera (Barcelona) se realizan ellos mismos la prueba PCR.CRISTOBAL CASTRO

Los alumnos de secundaria y postobligatoria se tomarán ellos mismos la muestra para la prueba PCR, bajo la supervisión de los profesores. Con este objetivo, la Generalitat quiere liberar personal sanitario para destinarlo a los centros de atención primaria, que soportan mucha presión por la situación descontrolada de la pandemia. “Hay muchos contagios, ahora hay que preservar el ámbito sanitario y hay que liberar recursos de ámbitos donde la incidencia no es tan alta, como la escolar, para pasarlos allí donde son más necesarios”, justificó la secretaria general de Educación, Núria Cuenca.

Hace casi un mes el Departamento de Salud ya anunció que había empezado a experimentar con las automuestras, un sistema menos invasivo que la PCR convencional porque consiste en introducirse durante cinco segundos un bastoncillo por las dos fosas nasales, conocido como frotis nasal. En octubre ya se probó esta técnica en escuelas de Girona y en residencias del área de Barcelona. Ahora se extiende a los cribajes que se hagan en alumnos a partir de 1º de ESO. Educación minimizó la posibilidad de que las muestras no se tomen bien. “Es difícil no hacerlo bien porque es un frotis nasal”, apuntó Cuenca, quien además negó que haya “riesgo biológico” para los profesores, a la hora de manipularlas.

Otra de las novedades, esta más polémica, es que el personal sanitario deja de estar presente en estos cribajes, y todo el proceso estará supervisado por los docentes. Educación explicó este miércoles que los centros recibirán unos kits y unos videos informativos sobre cómo se realiza la prueba. Los profesores tendrán que guiar a los alumnos en los pasos a seguir y después custodiar las muestras hasta que el personal sanitario las pase a recoger. Los docentes también tendrán que contactar con las familias para informar sobre las cuarentenas.

Según Cuenca, estos cambios no supondrán “más estrés” ni presión para los docentes porque se mantiene la misma organización de los centros. “Los único es que ahora será el profesor el que dé las instrucciones y no el sanitario”, terció. Educación aseguró que este martes explicó estos cambios a la junta de directores y mañana, a los sindicatos.

Por su parte, los sindicatos lamentaron “ser siempre los últimos” a ser informados y criticaron duramente la modificación del protocolo. “Es un despropósito absoluto. El nivel de estrés y nerviosismo que puede comportar puede ser muy alto. Hay que tener un mínimo de conocimientos sanitarios para hacer la prueba, la Generalitat debería contratar más personal”, valoró Xavier Díez, portavoz de Ustec, el sindicato mayoritario, que no descarta pedir al profesorado que se niegue a gestionar las muestras. Por su parte, CC OO aseguró en un comunicado que “no se puede continuar sobrecargando a los equipos educativos con tareas que no le son propias”. “Esto no tiene nombre. Es el reconocimiento de que al Departamento se les ha ido la situación de las manos. Los professores no son ni médicos ni enfermeros, no saben hacer estas pruebas y los alumnos pueden hacerse daño”, añadió Xavier Massó, del sindicato de profesores de secundaria Aspepc·Sps.


Cribajes masivos frenados

Sobre el retraso en las PCR por el colapso de los laboratorios, Educación recordó que los contactos estrechos pueden volver a la escuela pasada la cuarentena de 10 días, aunque no tengan el resultado de la prueba. Cuenca admitió “disfunciones” en el protocolo y casos en que las direcciones obligan a alargar las cuarentenas. “Estamos clarificando estas disfunciones porque estamos seguros de que pueden volver, ya que no se registran más de un positivo por grupo”. Según las estadísticas del Govern, en el 70% de los casos no hay contagios en las aulas y solo se detecta un positivo.

Las automuestras se realizarán en el caso de los cribajes a todo un grupo estable cuando se detecte un positivo. Sobre los cribados masivos a todo un centro escolar, Educación admitió que los ha frenado. “Ahora no los estamos haciendo. Estamos en fase de mitigación, así que la prioridad es movilizar recursos porque sabemos que hay un impacto en el sistema sanitario. Los cribados son más efectivos en fase de contención, cuando se buscan contagios. Ahora ya se ve que el nivel de contagios es muy alto”, remachó Cuenca. La Generalitat anunció que se harían unas 500.000 PCR en centros educativos hasta mediados de noviembre. Hasta ahora se han realizado 330.000.

Lo más visto en...

Top 50