Universidad de Barcelona

El ‘procés’ se cuela en las elecciones de la UB

Tres candidatos aspiran al rectorado de la universidad barcelonesa, mientras que en la UAB se presentará una única candidatura liderada por Javier Lafuente

Acta a favor del referéndum independentista en la Universidad de Barcelona, en septiembre de 2017.
Acta a favor del referéndum independentista en la Universidad de Barcelona, en septiembre de 2017.PACO PUENTES

El independentismo continúa maniobrando para tomar el control de las principales instituciones en Cataluña. Pese a que el coronavirus, la presión judicial, el desánimo y las divisiones internas han frenado la capacidad de movilización de sus dirigentes, el procés tendrá influencia en las elecciones de este noviembre al rectorado de la Universidad de Barcelona (UB). La primera vuelta de los comicios en la UB se celebrará el 26 de noviembre y la segunda vuelta, el 3 de diciembre. En la UAB, se ha convocado para el 27 y 28 de octubre.

Todavía resuenan en el claustro las palabras de Elisenda Paluzie, presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y exdecana de su Facultad de Economía: “En el momento en el que era más necesario, tenemos que las dos mayores universidades catalanas, la UB y la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), están manos de rectorados unionistas. No lo tenemos que permitir”.

Las declaraciones de Paluzie se produjeron el pasado agosto, pocos días antes de que una sectorial de la ANC anunciara una protesta en la UB durante la Diada porque consideran que el rector, Joan Elias, no ha dado apoyo a las reclamaciones del independentismo. “Es curioso que la ANC dispare contra dos universidades que celebran elecciones en breve, y no hable de las otras universidades catalanas que han seguido la misma línea”, declaró Elias en el programa Aquí Cuní de la SER.

Por su parte, Paluzie añadió: “No es tanto que debamos tener rectores independentistas, sino que respeten los derechos fundamentales, el derecho de autodeterminación”. El soberanismo catalán critica sobre todo que Elias no haya defendido de forma más contundente a los miembros de su profesorado que están siendo procesados por haber formado parte de la junta electoral de la consulta ilegal de independencia del 1 de octubre de 2017. Los grupos más irredentos del independentismo, como la ANC o su brazo sindical, la Intersindical-CSC, denunciaron en la Diada de 2018 que el rectorado retiró carteles a favor de la independencia. “En nombre de una supuesta neutralidad se reprime la libertad de expresión”, aseguró la ANC.

Las elecciones de la UB tendrán tres candidatos: además de Elias, se vuelven a presentar el catedrático de Derecho Procesal David Vallespín y el catedrático de Psicología Joan Guàrdia. De los tres, solo Guàrdia ha defendido públicamente postulados en sintonía con los de la ANC. La entidad independentista, con más de 45.000 socios, no ha explicitado todavía su apoyo a ninguno de los candidatos ni se ha movilizado con una candidatura propia, como sí sucedió en las elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona.

Guàrdia asegura que el debate electoral debe centrarse en los problemas de gestión de la institución. “En clave externa”, añade el candidato, “el debate ha de llevar a la UB a ser un lugar de pensamiento libre y de pluralidad, lejos del corto plazo de las exigencias de la política de partido”.

En un artículo del pasado septiembre en La Vanguardia, Guàrdia acusaba a Elias de escudarse en una neutralidad errónea ante lo que considera ataques injustificados del poder judicial contra miembros de la UB. Vallespín también considera que los problemas de la UB deben centrar la discusión, sobre todo, como destacan los otros candidatos, en lo que concierne a precariedad del profesorado y falta de financiación, aunque concede que la cuestión nacional estará presente en la campaña.

Influencia mínima

Elias espera que el procés aparezca durante la campaña “en algún momento u otro, porque es un tema que preocupa socialmente”, pero desea que su influencia sea mínima: “El debate debe centrarse en la gestión y en la estrategia de la UB para los próximos 30 años”. El rector opina que este conflicto político está más candente que en las elecciones de 2016.

Elias y Guàrdia sí han coincidido en criticar la sentencia de un juzgado de Barcelona que a principios de octubre anuló un manifiesto de 2019 del claustro de la UB, que rechazaba las condenas a los presos independentistas. “Respeto la sentencia que condena la UB por la aprobación de un manifiesto de nuestro claustro, pero no la comparto”, escribió Elias: “He dado la orden de presentar un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Está en juego la autonomía universitaria, un valor fundamental”.

Lo más visto en...

Top 50