Entrevista al Cantautor

Alfonso Vilallonga: “Me veo como un marciano, pero realmente no sé si los extraños son los otros”

El cantautor barcelonés reaparece con un disco cantado en francés con temas propios y versiones de Charles Aznavour, Henry Salvador y Gilbert Becaud

El músico y compositor Alfonso Vilallonga, en Barcelona.
El músico y compositor Alfonso Vilallonga, en Barcelona.©Consuelo Bautista

Alfonso Vilallonga siempre ha nadado a contracorriente hasta convertir esa circunstancia en una de las cualidades más apreciadas del siempre imprevisible y aristocrático cantautor barcelonés. Tras jugar repetidamente con una parodia social siempre punzante y mordaz, reaparece ahora con un disco de tonos intimistas, prácticamente sin sombras de su sarcasmo habitual y cantado casi exclusivamente en francés con temas propios y versiones de Charles Aznavour, Henry Salvador y Gilbert Becaud. El título del nuevo trabajo de Alfonso Vilallonga (o Alfonso de Vilallonga, que de ambas formas escribe su nombre en el disco) ya es bastante explícito Hors de saison (Fuera de temporada), editado por Satélite K.

Pregunta: Parece un tanto arriesgado editar un disco compacto en una época en que no se venden discos y además hacerlo en francés cuando en nuestro país la música francesa prácticamente ya no existe.

Más información

Respuesta: Aún se venden discos en los conciertos. Todavía queda gente a la que le gusta tener los discos en un formato físico, aunque son pocos, lo reconozco. Inicialmente quería sacarlo en vinilo, pero el coste es prácticamente el doble y no pudo ser. Y me da igual que no sea comercial cantar en francés en este momento porque no tengo ninguna aspiración comercial y no creo que lo fuera más si lo hubiese hecho en castellano. Posiblemente me hubiera salido algún bolo en Ciudad Real y con este disco no me saldrá, pero nada más. Siempre he cantado en francés, pero lo compaginaba con el inglés, el castellano o el catalán. Es una lengua que tengo muy fresca y como mi aspiración es hacer lo que me gusta y lo que me sale más natural, me puse a escribir en francés para hacer un disco entero, pero al final he incluido cuatro temas ajenos.

P: ¿Es un disco de pandemia, de confinamiento?

R: No. Lo acabé de grabar justo antes del confinamiento. Tenía que ir a masterizarlo a Abbey Road, se hizo allí pero ya no pude ir por el por el confinamiento. Después me enteré de que el ingeniero que lo hizo murió a los pocos días a cauasa del coronavirus. ¡Menos mal que no fui!

P: ¿Cómo le ha afectado el confinamiento?

R: No tanto como a otros que viven exclusivamente de los bolos, estos son los que realmente lo han pasado mal. Yo lo único que hice durante el confinamiento fueron un par de videoclips de este disco en el balcón de mi casa con los vecinos, el resto del tiempo he estado componiendo la música de la nueva película de Isabel Coixet, Nieva en Benidorm, producida por Almodóvar. Es una película bastante curiosa y además hago un pequeño papel.

“Me da igual que no sea comercial cantar en francés en este momento”

P: Tras haber ganado un Goya y un Gaudí en 2013 por la banda sonora de Blancanieves se le deben haber acumulado las ofertas.

R: En absoluto. En los tres años siguientes a ganar el Goya no hice ni una sola película. Esos premios sirven como ayuda psicológica y están muy bien para tu madre, pero con los productores es todo lo contario: deben de pensar que como este tiene un Goya debe de cobrar mucho y nos va a pegar un sablazo y ya no te dicen nada.

P: Hors de saison es un disco realmente fuera de temporada, más íntimo que sus trabajos anteriores y en el que el cinismo se ha de buscar entre líneas. ¿Dónde ha quedado aquella vena sarcástica de otras ocasiones?

R: El sarcasmo siempre ha sido un elemento muy presente en toda mi producción, pero esta vez lo he dejado de lado, se trata de un disco de amor a la francesa.

P: ¿Por qué dejar de lado una característica que parecía indisociable de su identidad artística?

R: No he renunciado al sarcasmo ni a los dobles sentidos, pero quería hacer un disco más coherente. El año pasado hice el videoclip La Complanta dels Burgesos Oprimnits, una canción con un sarcasmo más amargo y menos paródico que en otras ocasiones, con más recorrido. Tuvo mucha vida en las redes, pero no quise ponerla aquí porque no tenía nada que ver.

P: Desde su videoclip de 2013 en que se declaraba independiente y proclamaba su propio estado, el Maldà State, que no gustó especialmente a los movimientos independentistas, han pasado muchas cosas, ¿cómo está viviendo todos estos cambios?

R: Me siento orgulloso de aquel vídeo porque hace siete años nadie decía nada, todo el mundo decía amén. Desde entonces todo ha evolucionado mucho, bueno evolucionado no sería la palabra correcta pero mi visión sí que ha ido evolucionando. Intento analizar un poco qué ha pasado y por qué ha pasado y no llego a ninguna conclusión demasiado positiva. Pienso que todo esto es realmente una farsa, que no lo querían realmente. Creo que lo gordo ya ha pasado, aunque la cosa no ha acabado, claro, pero ahora ya se sabe que todo aquello no se podrá hacer, que nosotros no lo veremos. No sé hacia dónde vamos, pero me temo que no será por ningún sitio interesante. Durante muchos años me dio mucha rabia y ahora aún me da rabia, pero con un poco de pena porque es una situación de quiero y no puedo, pero tampoco quiero y no sé qué es lo que quiero, es una huida hacia adelante mediocre. Las revoluciones se hacen con sangre y algunos ya lo decían, pero habría sido mucho peor, no cabe ninguna duda. Mi sensación actual, más que nada es de hartazgo.

“He compuesto la música de la nueva película de Isabel Coixet”

P: Entonces ¿podríamos definir este nuevo trabajo como un disco de hartazgo?

R: Probablemente sí. Estoy harto de todo y voy a hacer lo que me dé la gana. En su momento no me lo planteé de esta manera, pero seguro que fue así.

P: A pesar de ser un disco de amor, su temática con tintes incluso freudianos escapa al tono habitual de nuestro panorama musical. ¿Cómo se sitúa en ese panorama?

R: Me veo un poco como un marciano, pero realmente no sé si los extraños son los otros. No creo que lo que hago sea una cosa rara pero comparado con el resto soy diferente. Ya me sucedía de pequeño cuando jugaba al tenis y lo ganaba todo con un estilo desastroso, ganaba a chicos que venían con su profesor y tenían un drive magnífico y decían cómo puede ganar este si no se juega de esa manera. De alguna manera todo lo hago igual y siento que todos me ven así, como alguien que va a su bola y hace las cosas a su manera sin tener en cuenta los prejuicios y cómo deberían hacerse.

P: Durante estos últimos meses, una vez levantado el confinamiento, usted ha seguido trabajando. ¿Se pueden hacer conciertos con los aforos reducidos?

R: Sale menos a cuenta, pero has de continuar y hacer lo que puedas en cada momento. Ahora, ver desde el escenario a la gente todos separados y con mascarilla te baja la moral. No sabes qué cara ponen, no sabes qué está pasando y te deprimes.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50