CIUDADANOS

Carrizosa: “El votante del PSC estaría encantado de pactar con nosotros antes que con ERC”

El líder de la oposición descarta alentar un debate de investidura fallida y da por buena la fecha del 14 de febrero que Torrent baraja para las elecciones

Carlos Carrizosa (C's), aspirante a la presidencia de la Generalitat, fotografiado en el Parlament. FOTO / VÍDEO: GIANLUCA BATTISTA

Carlos Carrizosa, líder de la oposición en Cataluña y candidato de Ciudadanos, de 56 años, da por buena la fecha del 14 de febrero apuntada por el presidente del Parlament, Roger Torrent, para las elecciones autonómicas y propone que lo comunique en el Pleno para activar la cuenta atrás.

Pregunta. ¿Descarta, tras la inhabilitación de Quim Torra, alentar un debate de investidura aunque fuera fallida?

Respuesta. He propuesto a Torrent, de acuerdo con PP y PSC, que convoque el Pleno e informe de que no hay un candidato que pueda ser investido. Ese acto puede poner el reloj en marcha.

P. Usted decía que la ley era clara y que Torrent debía proponer uno. ¿Qué ha pasado?

R. Hemos cambiado de criterio porque no tiene voluntad de bloqueo. Hacemos un gesto para que no haya más conflicto institucional que el necesario. Nuestra fórmula, que se ajusta al dictamen de un caso similar del Consejo de Estado, es intermedia: no haría falta una investidura instrumental ni Torrent disolvería la Cámara en un acto unilateral.

P. El PP avisó de que no quería que el debate fuera un acto de precampaña. ¿Renuncia por eso?

R. Es cierto que podía haber reticencias para presentar esa candidatura consensuada con PP y PSC. Puedo entender sus razones para evitar que me presentara. La discusión estaba pendiente cuando Torrent anunció la fecha.

P. ¿Espera algún cambio en el Govern con Pere Aragonès como presidente en funciones?

R. Ninguno. Lo que me preocupa es que el Govern sea aún más opaco y que soslaye el control parlamentario. ERC y Junts ya han boicoteado tres comisiones. Aragonès debe someterse a la sesión de control como president y no repartirse la función con Budó.

P. ¿Por qué fue al Pleno de despedida de Torra? El PSC no fue

R. La voz del primer partido de la oposición se debía oír aunque fuera para contradecir un relato delirante. Torra fue inhabilitado por incumplir la ley y él lo pinta como un acto de represión.

P. Acusó a dirigentes independentistas de odio a España y corrupción. ¿Ha decidido endurecer otra vez su discurso?

R. Seguimos tendiendo la mano en la pandemia y, a la vez, quise denunciar que se ha exacerbado la crítica contra España y las instituciones. Veo en grave peligro la convivencia si se normaliza ese discurso de odio en el independentismo. Es veneno y corroe a la sociedad. Me gustaría que el resto de partidos constitucionalistas lo tuvieran igual de claro: debemos ser un dique de contención de según qué discursos.

P. ¿Habla del PSC?

R. No fue al pleno para no incomodar a ERC, con los que busca algún entendimiento o con los comunes.Es un error no responder a ese discurso. Decir que España es franquista es una falta de respeto y un insulto.

P. El PSC y ERC niegan querer un tripartito de izquierdas.

R. El PSC niega eso y cualquier cosa con nosotros. ¿Se abstendrá de gobernar? No me lo creo: quiere hacer un tripartito.

P. Aragonès insiste en reeditar el Govern con Junts.

R. Hay una lucha por el liderazgo entre Junts y ERC, y habrá una puja para ver quién es más osado con el Estado. Por eso ERC no tendrá interés en ir a la conferencia de presidentes ni a la mesa de diálogo. Podemos estar meses en una carrera electoral sin que piensen en gestionar la pandemia.

P. Propone una coalición constitucionalista, pero el PSC la rechaza y el PP la cuestiona.

R. A ningún partido le hace ilusión compartir el barco con otros de ideologías distintas. Pero el independentismo pugna por lograr el 51% de los votos en unas elecciones que se prevén con una participación baja. No se les puede poner fácil ese relato. Estoy convencido de que el electorado socialista estaría encantado de pactar con Ciudadanos antes que con ERC. Se puede plantear un programa asumible para un votante socialdemócrata y otro de centro.

P. ¿Estaría dispuesto a ir de número dos en esa coalición?

R. A priori, parece lógico que nos planteemos liderarla. Ganamos en 2017 con mucha diferencia. Primero hay que ver si se hace y ver quién la lidera.

P. PSC y PP le dirán que en las generales fueron octavos.

R. Esas elecciones fueron hace un año. Y no es lo mismo votar en clave nacional o autonómica.

P. Siendo realistas, ¿cuál es el horizonte electoral de Cs?

R. Entiendo que tras el batacazo en las generales haya dudas en parte del electorado sobre si repetir el voto. Debemos recuperar su confianza. Aspiro a movilizar el máximo número de votantes. Las encuestas dicen que nadie se lleva el grueso de nuestro voto.

P. Aseguró que Lorena Roldán sería la candidata y un mes después la releva. ¿Cómo lo explica?

R. Se valoró hacer una candidatura constitucionalista y que lo mejor era que la encabezara yo y ella siguiera de portavoz en el Senado. Así podía usar su artillería política con PP y PSOE sin que el entendimiento en Cataluña quedara afectado por esa dualidad.

P. Cuatro diputados han denunciado en los órganos internos la falta de democracia interna. Roldán ganó las primarias.

R. Discrepo. Ciudadanos ha hecho primarias y seguirá haciéndolas. Ha entrado en juego un artículo de los Estatutos que dice que, si un candidato renuncia, el comité ejecutivo puede nombrar a otro.

P. Se la invitó a renunciar.

R. No, fue una decisión conjunta y ella dio un paso al lado.

P. ¿Reactivarán las conversaciones sobre los Presupuestos?

R. Nos resultan incómodos gestos hacia ERC como el de tramitar indultos. Sabíamos que podía pasar. Queremos unos presupuestos lo más razonables posible. Persistiremos hasta el final.

Lo más visto en...

Top 50