TEATRO

Carme Portaceli será la primera mujer que dirigirá el Teatre Nacional de Catalunya

Tomará el relevo de Xavier Albertí al frente del centro público catalán en septiembre de 2021

Carme Portaceli.
Carme Portaceli.DAVID RUANO

Carme Portaceli, valenciana de 65 años, ha sido escogida por concurso público como directora artística del Teatre Nacional de Catalunya (TNC), el teatro público de la Generalitat, y tomará las riendas del centro en septiembre de 2021, cuando haya acabado el contrato del actual director, Xavier Albertí. Portaceli, con una destacadísima y dilatada carrera en el mundo de la dirección escénica, será la primera mujer que dirigirá el TNC en sus 23 años de existencia y tras haber ocupado el cargo cuatro hombres: el fundador Josep Maria Flotats, Domènec Reixach, Sergi Belbel y Albertí, que habrá estado ocho años al frente.

“Fui la primera mujer en dirigir el Teatro Español de Madrid fundado en 1583 y ahora lo soy en el TNC, me gusta abrir puertas”, ha dicho a este diario Portaceli, que ha recalcado que la clave de su proyecto es la hospitalidad. “Hospitalidad para todo tipo de público y para toda la gente de la profesión”, señaló. “Voy a estar muy al lado de la profesión”, ha añadido en referencia a la crisis que vive el sector teatral, muy perjudicado por la crisis del coronavirus.

Portaceli ha dicho que uno de los retos es lograr ser muy flexibles en la conducción de un trasatlántico como es el TNC. Reconoció que el equipamiento causa impresión pero confió en que su experiencia la ayudará a saber manejarlo. De sus predecesores consideró que “en todas las etapas ha habido cosas buenas”. Entre estas ha destacado la convivencia del TNC desde sus inicios con el teatro contemporáneo y el cuidado de la tradición escénica catalana. Tratará de “proteger esta herencia consolidada y hacer más cosas, como atraer a otros públicos, sin perder el que se ha conseguido”. Siempre cuidando de “mantener el nivel de ocupación del teatro, un extraordinario 84 %, que no vamos a dejar caer ni una décima y procuraremos aumentar en lo posible”.

El TNC, ha considerado una Carme Portaceli visiblemente emocionada —aunque su carácter no es propenso a la efusión emotiva pública—, “ha de ser puerta de entrada del teatro que se hace en el mundo y puerta de salida de lo que se hace aquí hacia afuera”.

La directora se incorporará ya este mes de septiembre al equipo del teatro como programadora de la temporada 2021-2022. Su contrato será de seis años no prorrogables. Albertí continúa como director artístico hasta julio de 2021.

El consejo de administración del TNC ha nombrado a Portaceli a propuesta de la Comisión de Valoración que ha tenido en cuenta especialmente “su capacidad para elaborar una programación de una alta calidad artística y su idoneidad para responder a los objetivos estratégicos del TNC”. Del proyecto artístico de Portaceli se destaca “su compromiso con el público para mantener los niveles de ocupación de las últimas temporadas, el objetivo de situar al TNC como cabecera del sistema teatral público de Cataluña y la ambición de convertirlo en un referente de las artes escénicas al sur de Europa, con una proyección especial sobre las culturas del Mediterráneo”.

Carme Portaceli, procedente del campo de la escenografía y formada en el Institut del Teatre de Barcelona, inició su trayectoria profesional junto a Fabià Puigserver en el Teatre Lliure. Tiene enorme experiencia en el teatro privado y en el público. A lo largo de su carrera ha dirigido más de 70 espectáculos sin dejar de asumir riesgos, experimentar e investigar y sin nunca acomodarse a una línea o tendencia. Uno de sus logros fue poner en el mapa escénico la Nau Ivanow, en Barcelona, donde desarrolló un proyecto escénico de gran rigor y coherencia y dirigió algunos montajes de referencia. Entre 2016 y 2019 fue directora artística del Teatro Español de Madrid. Desde 2014 es vicepresidenta de la Academia de las Artes Escénicas. Portaceli es licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Barcelona. Entre los muchos premios que ha recibido se encuentran dos Max.

“Curro mucho pero lo paso bomba”

Carme Portaceli ha dirigido en la mayoría de escenarios del país y ha hecho de todo, de Shakespeare, Ibsen y Brecht a Heiner Müller, Koltès, Pinter y Botho Straus. Entre sus espectáculos de los últimos años se encuentran una notable adaptación de Frankenstein en la Sala Gran del TNC, precisamente, y otra de Jane Eyre, en el Lliure. Del TNC dice que no le intimida su aspecto y que utilizará todos sus espacios.

Es un largo recorrido el que la lleva de los estudios de técnica audiovisual y escenografía en el Institut del Teatre a dirigir el TNC. “He ido aprendiendo profesional y personalmente, siempre con un gran cariño por esta profesión, y currando como una bestia, pero sin dejar de pasarlo bomba”. Normalizar la paridad y lograr que se deje de una vez de hacer invisibles a las mujeres están entre sus objetivos.

<

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50