independentismo

La ANC se renueva anclada en la unilateralidad

45.000 militantes de la entidad independentista, defensora del referéndum ilegal del 1-O, eligen a su secretariado

EFE

La Assemblea Nacional Catalana (ANC) culmina hoy las elecciones para renovar a su secretariado, dirigido ahora por Elisenda Paluzie, catedrática y exdecana de Económicas de la Universidad de Barcelona. 45.000 militantes están llamados desde el jueves hasta hoy a votar vía telemática a los 77 miembros del secretariado. Los elegidos designarán la semana que viene, en un cónclave con aires pontificios, al presidente. El colectivo renovó el pasado marzo su apuesta por la vía unilateral si fracasaba el pacto con el Gobierno e instó a declarar la independencia si el “sí” superaba el 50% de los votos en las elecciones autonómicas. Promotora de las multitudinarias manifestaciones de la Diada, la ANC tiene a dos de sus expresidentes en prisión condenados por sedición: Carme Forcadell y Jordi Sànchez.

El colectivo renovó el pasado marzo su apuesta por la vía unilateral si fracasaba el pacto con el Gobierno e instó a declarar la independencia si el “sí” superaba el 50% de los votos en las elecciones autonómicas. Promotora de las multitudinarias manifestaciones de la Diada, la ANC tiene a dos de sus expresidentes en prisión condenados por sedición: Carme Forcadell y Jordi Sànchez.

El colectivo encarna las esencias del independentismo y sigue anclado en la defensa acérrima del referéndum ilegal del 1 de octubre. Su postura contrasta con la de Òmnium, su entidad hermana en las protestas y que se sitúa en la órbita de Esquerra. Con todo, el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, también en prisión, aboga por el lema de Ho tornarem a fer (Lo volveremos a hacer). La propia ERC en su última asamblea introdujo, aunque con calzador, la idea de no renunciar a la unilateralidad. Frente a esta vía, Junts per Catalunya y la CUP ponen en valor de forma sistemática el legado del 1-O.

Con una notable pérdida de influencia en el Govern, fracturado de forma agria por cómo encarar la nueva etapa del independentismo, la ANC quiere recuperar su papel de motor del soberanismo, ahora absolutamente diluido. La crisis de la covid-19 no ha ayudado a la entidad, que sabe que este año, con las restricciones, difícilmente podrá utilizar como palanca la manifestación de la Diada, el 11 de septiembre. Toda su actividad de este año, desde el congreso a la campaña y las votaciones de ahora, las ha realizado de forma virtual.

La militancia elegirá a los miembros del secretariado de entre 112 candidatos. Paluzie, antigua militante de ERC, parte como favorita a quedar en primera posición. El exdiputado de la CUP Antonio Baños también se presenta, al igual que David Fernández, vicepresidente del Círculo Catalán de Negocios.

Joan Canadell, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, que accedió al cargo de forma inesperada tras llamar a votar a los autónomos y a las pymes, promueve por su parte a Montse Soler, según avanzó el diario digital Vilaweb y ratificó este periódico. Miembros de la entidad creen que arropa a Soler por si Paluzie no queda en primer lugar y se abre entonces la disputa por la presidencia. Soler está vinculada a la campaña Eines de pais [Herramientas de país], que fomenta el consumo de productos de empresas que no abandonaron Cataluña tras el 1 de octubre.

La ANC escenificó en sus elecciones de 2018 el preludio del actual conflicto del independentismo, que se trasladó después a los partidos: la opción de la vía unilateral, encarnada en Adrià Alsina, politólogo y periodista, y la pragmática de ERC, simbolizada en David Minoves, coordinador del Fondo Catalán de Cooperación al Desarrollo. Alsina se presenta ahora sin ánimo de ser presidente y el segundo ha alegado razones políticas y personales para no hacerlo. Entonces Paluzie ganó y superó en 2.000 votos al segundo, (Canadell). Quiere repetir si se siente arropada por la secretaría

Muy crítica con la división de los partidos, Paluzie ha convocado manifestaciones ante las sedes de ERC y del PDeCAT, que están frente por frente, para reprocharles su fractura. Tras las movilizaciones por la sentencia del procés, fue muy criticada por afirmar que las protestas, que derivaron en actos vandálicos, sirvieron para “visualizar el conflicto”.

Lo más visto en...

Top 50