desescalada

Barcelona destinará un fondo para “aliviar” la situación del Museo Picasso y la Fundación Joan Miró

Colau visita el Marés y el Muhba para visualizar la reapertura de los museos municipales tras 82 días cerrados por la covid-19

Ada Colau, durante la reapertura de los museos municipales.
Ada Colau, durante la reapertura de los museos municipales.Pau Venteo / Europa Press

Que hay un antes y un después de la covid-19 es evidente. También para los museos de Barcelona, sobre todo los que en los últimos años han hecho más esfuerzos para generar ingresos propios y no depender de las aportaciones públicas. Como el Museo Picasso y la Fundación Joan Miró, que generan más del 70% de su presupuesto y que tras el cierre el 13 de marzo ven su situación financiera peligrar. Ya lo denunciaron sus directores Emmanuel Guigon y Marko Daniel en sendas entrevistas concedidas a este diario en las que coincidían en pedir una mayor implicación de las administraciones, sobre todo la municipal, teniendo en cuenta que tanto Picasso como Miró donaron los fondos a la ciudad para crear sus museos en 1970 y 1975, respectivamente.

Este martes, Joan Subirats, responsable de la cultura municipal, en presencia de la alcaldesa Ada Colau, el día que ocho de los centros museísticos de Barcelona reabrían, anuncio que “se está trabajando en un fondo covid-19 para aliviar la situación de museos como el Picasso y la Miró, que dependen mayormente de turistas y que este verano se verán afectados por la falta de extranjeros”.

Según Subirats, “se está estudiando destinar este fondo y parte del presupuesto municipal para los museos que dependen de la economía de los visitantes; algo que habrá que consensuar en el marco del Pacto de Barcelona”. Se trata del acuerdo suscrito por el Ayuntamiento, los presidentes de los grupos municipales, medio centenar de entidades y organizaciones de la ciudad que arrancó el 28 de abril con el fin de consensuar acciones para mitigar los efectos de la covid-19.

De ahí han surgido cuatro mesas, en la de Educación y Cultura saldrán una serie de acuerdos que se consensuarán entre todos y se llevaran al pleno. La mesa de cultura se reunió el 21 de mayo y lo volverá a hacer el 10 y el 29 de junio. Según fuentes del área que dirige Subirats para paliar este déficit económico se cuenta también con los 25 millones que Pedro Sánchez se comprometió a destinar dentro de los gastos de capitalidad destinado a equipamientos culturales con trascendencia nacional, “como lo son la Miro y el Picasso”, apuntan.

Las declaraciones de Subirats se produjeron tras la visita que realizó con la alcaldesa a dos de los ocho museos municipales que reabrían ayer tras 82 días cerrados. “Es una noticia muy importante y un motivo de alegría después de casi tres meses de confinamiento en los que no se ha parado de hacer cosas importantes, el poder reabrir los museos municipales”, explicó Cola en las escaleras de acceso del Salón del Tinell, tras recorrer, en compañía de la coordinadora del museo, Neus Pelegrí, varias plantas del Museo Marés y poder admirar de cerca la colección de tallas románicas y góticas para pasar luego al cercano Museo de Historia de Barcelona (Muhba) donde les esperaba su director Joan Roca que le mostró el espléndido Salón del Tinell y las medidas adoptadas por su centro para poder abrirlo a partir de las tres de la tarde, como el resto de otros siete espacios: Born, castillo de Montjuïc, monasterio de Pedrables, Museo Etnológico, El Museo del Disenny y el Arxiu Fotogràfic.

“Es esencial que se reactive la actividad presencial en el sector cultural porque es un bien de primera necesidad y más en tiempo de crisis”, aseguró Colau, invitando a todos los barceloneses a que se “reencuentren con la vida de su ciudad y visiten los espacios públicos culturales como los museos; unos equipamientos de primer nivel”. Según Colau: “Hay que aprovechar la anomalía de que este verano no haya tantos visitantes para redescubrir y recuperar los espacios culturales de la ciudad que van a ser más accesibles”. No será fácil, tradicionalmente los barceloneses dan la espalda a sus museos y los visitan de forma minoritaria. Tan solo el 14,4%; unas pobres cifras que han llevado a Subirats, a asegurar que existe “un problema de obsolescencia; hay que replantear el propio concepto de museo y conseguir que la gente local que ya ha ido a un museo como el Picasso sienta interés por volver. En el museo existe la idea de que es algo estático. Hay que acabar con la sensación de déjà vu.

‘El colapso de un modelo’

La visita de Ada Colau por los museos Marés y el Muhba se realizó a galope, pero se detuvo al llegar al Salón del Tinell. Allí, la alcadesa, posó para los fotógrafos mientras pudo leer con calma una cartela que le llamó la atención sobre la ciudad medieval. Es la que lleva por título El colapso de un modelo y hace referencia a la Barcelona de mitad del siglo XV “una ciudad que era la sombra de lo que había sido por la crisis económica del momento por la guerra civil que había estallado en 1462 que la había dejado exhausta”. Un viajero alemán escribió poco después en 1494: “la ciudad parecía muerta en comparación con la que había sido”.

Lo más visto en...

Top 50