Audiovisual

El Instituto Catalán de las Empresas Culturales inyecta 17,2 millones de euros al sector audiovisual

Las ayudas crecen en casi seis millones respecto del año pasado y rozan el nivel de 2017, cuando se anuló la tasa a las operadoras de internet

Un momento del rodaje de 'La vampira de Barcelona'.
Un momento del rodaje de 'La vampira de Barcelona'. /

“Empezamos a recorrer el camino que teníamos trazado en 2017 y que se torció cuando el Tribunal Constitucional tumbó la tasa del audiovisual”. Lo ha dicho este viernes el director del Área de Audiovisuales del Instituto Cultural de las Empresas Culturales (ICEC), Francisco Vargas, al presentar en rueda de prensa telemática las ayudas de la Generalitat al sector audiovisual, que suman 17.249.000 de euros, 5,7 millones más que el año pasado (11.519.000) y se acercan a los 18 millones de 2017, derivados en parte de la reinversión en el sector de la tasa del audiovisual. Las primeras líneas se convocan a partir del lunes que viene. Esta inyección de recursos responde a la aprobación del presupuesto de la Generalitat el pasado 27 de marzo.

Las líneas de ayudas están dedicadas al desarrollo de proyectos, a la producción audiovisual, a la exhibición y a la internacionalización del sector. Las ayudas que mejoran más su dotación son las destinadas a la producción de obras audiovisuales de animación —que pasan de 1,3 millones a 2,5 millones de euros. “El sector de la animación debe recuperar terreno en Cataluña y necesita gasolina”, ha subrayado Miquel Curanta, director del ICEC. Otra gran beneficiada es la producción de largometrajes cinematográficos —que pasa de 4.820.000 euros a 7.200.000. Además, se lanza una ayuda nueva destinada a las coproducciones internacionales, dotada con 1,2 millones de euros con la intención de que las productoras catalanas puedan crear redes de colaboración en el mercado internacional.

Se benefician también las fases de desarrollo de proyectos, es decir, las previas al rodaje, con especial énfasis en el área de guion; la producción de cortometrajes; de obras para televisión; de series (este apartado dobla la cuantía, de 600.000 euros de 2019 a 1.200.000), y la organización de festivales

Además, la situación generada por la expansión del coronavirus, que ha afectado muy duramente al sector, ha llevado a que la semana pasada se aprobara una ayuda de 8 millones de euros a fondo perdido (con la intención de ampliarse en cuanto se disponga de más recursos), a través del Instituto Catalán de Finanzas (ICF), para hacer frente a los gastos estructurales en muchos proyectos durante el estado de alarma: alquiler, hipotecas, servicios, suministros, impuestos y cuotas profesionales a las empresas que hayan tramitado un ERTE… Esta ayuda se concretará a primeros de junio.

Las actuaciones del ICEC en el sector audiovisual pretenden reforzar también el compromiso con los criterios progénero, introducir mejoras técnicas en todas las líneas, apostar por la producción de largometrajes cinematográficos (incrementando en un 69% la dotación respecto del año pasado), potenciar los proyectos de exhibición en Cataluña, con proyectos como FilmoXarxa y el Ciclo Gaudí, y ya se han renovado los cuatro festivales más importantes de Barcelona: D’A, In-Edit, L’Alternativa y DocsBarcelona.

Por lo que respecta a las plataformas digitales, tanto Curanta como Vargas aseguran que se ha hablado prácticamente con todas ellas y que “tienen ganas de trabajar desde aquí”, según ha explicado el director del ICEC. “Estamos trabajando en ello, no desaprovecharemos ninguna oportunidad de poderlas hacer trabajar aquí”, ha dicho Curanta.

Representantes de diversos campos del sector presentes en la reunión (productores, exhibidores, guionistas…) se han mostrado agradecidos por las líneas presentadas. “Creo que es un año de celebración”, ha destacado Raimon Masllorens, presidente de los productores catalanes. “Después de estos tres años picando piedra y haciendo unos equilibrios increíbles hay que pensar que estamos en el buen camino. Es una situación un poco más normal que la de estos últimos años. Seguramente todavía no es la normal, pero lo conseguiremos”. El productor Xavier Atance ha querido subrayar que los apoyos a la coproducción internacional y a los documentales para televisión “pueden convertir Cataluña, un poquito, en la envidia de las demás comunidades autónomas”. Camilo Tarrazón, presidente del gremio de cines de Cataluña, ha celebrado la rapidez de la actuación del ICEC y espera que la labor tenga continuidad.

A pesar del entusiasmo, todos son conscientes de que hay que esperar a que estas medidas se concreten y den su fruto, un trabajo que implica a todos los actores del sector. “Hoy somos optimistas”, ha reconocido Masllorens, “pero el optimismo decrece un poco cuando pensamos en la televisión pública. Hay que ver cómo responde TV3”.

Después de “la travesía del desierto” de la que ha hablado Curanta en referencia a estos tres últimos años, queda camino por recorrer. Masllorens a hecho hincapié en la tasa “tumbada por un tema político” en 2017: “Imaginemos que a todo esto le podamos añadir la tasa…”.

Lo más visto en...

Top 50