POLÍTICA MUNICIPAL

“El único proyecto que tenía la izquierda era evitar que yo gobernarse”

Albiol dice estar convencido de que los votantes socialistas están más contentos de que él sea el alcalde antes que repartirse la alcaldía de Badalona “con la CUP”

Entrevista a Xavier García Albiol.GIANLUCA BATTISTA

Las fotografías de los siete alcaldes que ha conocido Badalona en democracia -solo la de Màrius Díaz, del PSUC, es en blanco y negro- presiden la escalinata que da acceso a la planta noble del ayuntamiento. Pronto, la pared tendrá una fotografía más. Pero será un cromo repetido: Xavier García Albiol, de 52 años, dirigió la ciudad entre 2011 y 2015 y vuelve a ser alcalde sin esperarlo. En el pleno, todo parecía listo para un reparto entre el PSC y Guanyem. Albiol, que casi había descartado el discurso por si era elegido alcalde (llevaba cuatro encima) se dio cuenta de que algo no andaba bien cuando el socialista Rubén Guijarro se le acercó y le dijo: “Te toca a ti”. Un guiño de ojos del concejal de edad que presión el pleno (del PP) le acabó de convencer: su sueño de ser de nuevo alcalde de Barcelona, frustrado en dos ocasiones, se hacía realidad.

Los técnicos han tenido que volver a instalar, en la mesa del despacho, las patas extra necesarias para que Albiol pueda trabajar a gusto. Pero sus 2,01 metros siguen siendo demasiado para sentarse cómodamente en el sofá, donde el nuevo alcalde, que acaba de asistir a una reunión con el Govern sobre las fases de la desescalada, responde a las preguntas de EL PAÍS. Después, en la plaza del Ayuntamiento, mientras se le toman las fotografías, media docena de vecinos le felicitan.

Pregunta. Hace un año entró en el Ayuntamiento convencido de que sería alcalde y salió como líder de la oposición. Ahora ha pasado al revés. ¿Qué sensación tuvo al ser investido?

Respuesta. Fue emocionante y también surrealista. La inestabilidad no permite afrontar los retos de Badalona y da una imagen lamentable de quienes provocan estos espectáculos.

P. ¿A qué atribuye que el PSC diera marcha atrás en su pacto con Guanyem?

R. No entiendo esa maniobra. El PSC le regaló la alcaldía en 2015 y en 2018 promovió una moción de censura. No entiendo por qué exploró una vía contradictoria con sus intereses electorales y que ha generado un desgaste impresionante entre sus votantes. Estoy convencido de que la mayoría de sus votantes está más contento con yo sea alcalde que no en partir la alcaldía con la CUP.

P. ¿Gobernará en minoría o se plantea un pacto de gobierno?

R. Un pacto de gobierno es inviable. No se dan las condiciones de confianza con el PSC ni con otros partidos. Pero es importante llegar a acuerdos con ellos y Guanyem en políticas sociales.

P. El PSC achaca el fracaso a la intransigencia de Sabater.

R. Tejer un cordón sanitario contra mí sin un proyecto alternativo no les ha dado el apoyo de los vecinos. Solo han logrado poner a la ciudad en una situación crítica y menos apoyos electorales. Tendrían que reflexionar.

P. Gana las elecciones y critica luego que le roben la alcaldía. ¿Por qué le cuesta tanto pactar?

R. No es muy fácil articular pactos si tus rivales son la CUP, ERC o Junts per Catalunya. Seguro que he cometido errores, pero los partidos de izquierda han dado muestras de muy poca madurez y responsabilidad política. Su único proyecto de ciudad era evitar que yo gobernase.

P. Ya fue alcalde. ¿Cómo cree que incidió en la vida de los ciudadanos en la anterior etapa?

R. Lo fui en 2011, con la crisis, y en 2015 los vecinos me votaron más. Me equivocaría si repito las medidas: La sociedad no es la misma. La realidad está marcada por la crisis sanitaria, que condiciona el ámbito social y económico.

P. Ha aparcado el discurso más duro en inmigración. ¿Ha cambiado de ideas o ya no ofrece réditos políticos?

R. Mis principios no varían. Pienso lo mismo sobre la inmigración ilegal. Ahora la problemática no está instalada en inmigración legal o ilegal. Lo está en la inseguridad de algunas zonas de Badalona y en esa línea incidiré.

P. ¿Se ha arrepentido de repartir folletos sobre los gitanos rumanos?

R. No, pero seguramente no se entendió la campaña que hicimos de Limpiando Badalona [en 2015]. Hoy la haría de manera distinta.

P. La seguridad es uno de sus temas estrella. ¿Cree que cambiando la Guardia Urbana disminuirán los delitos?

R. Durante mi mandato se redujeron de forma importante los niveles de inseguridad. Con mayor presencia e incidiendo en zonas donde los vecinos lo pasan mal, mejoraremos resultados.

P. Tres cargos de su anterior gobierno están implicados en asuntos turbios. ¿Escogerá mejor ahora al elegir a su equipo?

R. Mi gobierno funcionó muy bien, pero sí hubo alguna manzana podrida que podría haber sido prescindible. Les acabé expulsando.

P. ¿Qué le falta a Badalona para explotar su potencialidad?

R. Ha tenido un problema de falta de liderazgo y de inestabilidad política.

P. En el área metropolitana hay sólidas alcaldías del PSC ¿Por qué Badalona es atípica?

R. Fuimos capaces de tener la inteligencia política de articular un proyecto que va más allá del PP. Hay parte de mérito nuestra y otra de falta de proyecto de los partidos de izquierdas, que quedó trasnochado en los 90.

P. Habla de vertebrar los barrios. ¿Es realista borrar la herida que es la autopista C-31?

R. Sí, lo es. He hablado ya con Territori. Es una infraestructura que rompe y divide Badalona física y socialmente. Hay tres proyectos y en este mandato habría que decidir cuál elegimos.

P. ¿Van a poner multas para evitar aglomeraciones?

R. No. Solo ante actitudes provocadoras e injustificadas. Pero no puede ser que la gente esté una encima de otra en el paseo marítimo. Buscamos reflexión y ser estrictos en los controles.

P. Hace un año dijo que el PP catalán tenía que hacer una autocrítica seria. ¿La ha hecho?

R. Están aplicando las medidas para recuperar nuestro espacio y ser capaces de lograr lo de Badalona y Castelldefels en otros municipios.

P. Parece poco implicado.

R. Lo estoy al 100% con la alcaldía y con tirar la ciudad adelante. Y colaboraré en todo lo que me pida el partido.

P. ¿Apoya el pacto con Ciudadanos para las autonómicas?

R. Es una buena opción y se ha de plantear en serio. El constitucionalismo debe ir unido con una alternativa al independentismo. No será posible con el PSC pero sí con Ciudadanos. ¿El candidato? Seguro que el mejor sería Alejandro Fernández.

Lo más visto en...

Top 50