MEMORIA HISTÓRICA

La Generalitat abre una base de datos de más de 9.000 españoles deportados a los campos nazis

Un buscador permite consultar la información básica de los prisioneros, entre ellos dos mil catalanes, y conocer su suerte

Presos en la cantera de Mauthausen.
Presos en la cantera de Mauthausen.


El republicano Ramón Milà Ferrerons, un artista gráfico barcelonés nacido en 1922, pasó la frontera francesa en febrero de 1939, estuvo en Argelès, luego en la compañía 119 de trabajadores extranjeros en Cerdon recogiendo peces, y acabó dando con sus huesos en Mauthausen donde ingresó con el número 3975 el 24 de agosto de 1940. Allí trabajó en la cantera y en la carpintería del campo, pasó al subcampo de Gusen en febrero de 1941, y regresó al principal un año después. Consta que hizo los decorados para una obra de teatro en Mauthausen, que ya es escenario.

El caso de Milà es uno de los de 9.161 españoles (entre ellos dos mil catalanes) deportados a los campos nazis que figuran en la base de datos, accesible a través de un buscador, que ha publicado en su página web el Memorial Democràtic de la Generalitat. El buscador permite rastrear a los presos y presas por lugar y fecha de nacimiento y de defunción, por sitio de internamiento, por campo o subcampo. En breves datos se sintetiza la historia de personas que tuvieron buena suerte como Pedro Bravo, de Peralada, qu salió de Mauthausen el día que se liberó el campo, un 5 de mayo, hace justo ahora 75 años, o muy mala, como Ángel Viñolas Suñer que murió en ese terrible lugar en marzo de 1942, y Francisco Agustí Camí, de Aitona, en el Segrià, que, como si Mauthausen no fuera suficientemente espantoso, fue enviado de allí a… Auschwitz, donde desapareció.

Entre las fichas, emociona ver la de Neus Català, con su estancia en Flossenbürg y Ravensbrück (número 27534, barracón 22), su liberación y su reciente muerte.

Búsquedas cruzadas

Según ha informado el Departamento de Justicia, el censo, que, destaca, supone la mayor base de datos de deportados de España, es resultado de un proyecto de investigación llevado a cabo por Memorial Democràtic en colaboración con Amical de Mauthausen y la Universidad Pompeu Fabra, y que se publica coincidiendo con el aniversario de la liberación de Mauthausen. A través de la base de datos, se pueden conocer datos sobre la estancia de los prisioneros en los campos nazis, pero también su trayectoria previa y posterior a la liberación, lo que permite reconstruir las biografías. El censo permite hacer búsquedas por municipios o cruzadas, para saber cuántas personas de una población concreta fueron deportadas a los campos nazis o cuántos vecinos de una determinada localidad fallecieron en cada uno de los campos de concentración del nazismo.

El buscador incluye mapas de los campos de concentración y de exterminio nazis, información bibliográfica y otros recursos como la red de museos y centros de memoria del Holocausto y la deportación en el mundo, -el Yad Vashem, el centro Topografía del Terror de Berlín o la Casa de Anna Frank en Amsterdam-. También se pueden encontrar campos de concentración franceses, compañías de trabajadores extranjeros, enclaves donde luchó la resistencia francesa o lugares donde los exiliados fueron detenidos. Para confeccionar el censo, se ha llevado a cabo un vaciado de los archivos de un buen número de campos nazis, entre ellos algunos de los más conocidos - Auschwitz, Bergen-Belsen, Buchenwald, Dachau, Flossenbürg, Gross-Rosen, Mauthausen, Mittelbau-Dora, Natzweiler , Neuengamme , Ravensbrück, Sachsenhausen, Stutthof y Treblinka- y de la International Tracing Service de Bad Arolsen, Amical de Mauthausen y la lista elaborada por el deportado Joan de Diego. También incorpora el censo información procedente de otras obras sobre la deportación, como el Livre Mémorial des Déportés de la Fondation pour la Mémoire de la Déportation y el Libro Memorial Españoles Deportados a los Campos Nazis 1940-1945, de Benito Bermejo y Sandra Chueca, así como de bibliografía especializada.

La base de datos se actualizará constantemente con el resultado de nuevas investigaciones y pronto incorporará 200 registros nuevos que aún están pendientes de revisión.

La consejera de Justicia, Ester Capella, ha destacado que la base de datos es producto de un “trabajo de documentación ingente” y constituye el censo más completo del Estado, tanto por el número de registros como por la información que los acompañan. La publicación de este censo es, según Capella, “un deber y un acto de responsabilidad hacia las personas que estuvieron internadas en aquellos campos de concentración, la mayoría comprometidas con la legalidad republicana que tuvieron que irse al exilio y, una vez en Francia, fueron capturadas por los nazis”.

Lo más visto en...

Top 50