Crisis del coronavirus

Las galerías piden apoyo a sus clientes

Art Barcelona reclama a coleccionistas públicos y privados que compren obras “ahora” para superar los efectos del cierre por la crisis sanitaria del coronavirus

Exposición de Juana Francés a la galería Mayoral de Barcelona, cuando se inauguró y que ahora permanece cerrada por la crisis sanitaria.
Exposición de Juana Francés a la galería Mayoral de Barcelona, cuando se inauguró y que ahora permanece cerrada por la crisis sanitaria.Joan Sánchez

La asociación de galerías Art Barcelona, que reúne a una treintena de estos espacios de la ciudad, ha lanzado un comunicado en el que recuerda a sus clientes que siguen funcionando, aunque estén con las persianas bajadas durante este estado de alarma decretado para atajar el avance del coronavirus. También les piden que compren en la medida de lo posible “ahora” y en las galerías locales de la ciudad para ayudar a superar la crisis; en un ejercicio parecido al que las librerías pidieron a los lectores hace unos días y que ha tenido muy buena acogida: comprar ahora y ya se les entregará las obras cuando reabran sus puertas, con el fin de poder superar las repercusiones económicas de esta crisis que tiene a la gente en casa.

“Es una forma de decir que hay otras formas de comprar que no es la presencial”, explica Àlex Nogueras, presidente de la asociación Art Barcelona, por teléfono. “Pedimos a los clientes, coleccionistas privados y públicos y corporaciones que no se esperen a que abramos para comprar porque lo necesitamos ahora para poder hacer frente a esta situación”, prosigue.

En el comunicado, las 32 galerías de Art Barcelona (entre las que están Eude, Senda, Joan Prats, Marlborough, Mayoral, Miguel Marcos, Palmadotze, Parés o Toni Tàpies, entre otras) explican como ante la situación no solo se han cancelado y aplazado indefinidamente exposiciones, inauguraciones y otros tipos de eventos. Tampoco se puede asistir a ninguna feria de arte, nacional e internacional. “Esto da como resultado una pérdida de ingresos muy importante que afecta a nuestra supervivencia, y que lo seguirá haciendo de manera sostenida hasta que la pandemia se haya superado”.

Frente a esta situación, Nogueras recuerda que hay otras formas de seguir comprando obras. “En las páginas web de cada galería hay bastante información de las artistas y las obras disponibles. Todos hemos hecho un esfuerzo en aumentar la información online y en las redes sociales”. También explica como se ha firmado una colaboración con la plataforma online Koyac para poner a la venta, a partir del 1 de mayo, obras de todas las galerías por un precio de menos de 2.500 euros, “que permiten comprar con un clic, fundamentalmente”.

En todo caso, para Nogueras este no es el futuro. “Nuestro negocio nunca ha sido la venta online, ni el arte es una venta online; se vive de esta manera. Desde las galerías siempre reivindicamos que hay que ir a ver las exposiciones, que suelen ser experiencias transformadoras. Me fastidiaría mucho que nuestro futuro sea así”, se lamenta.

Nogueras es consciente que la crisis sanitaria afectará el mundo de las galerías. “Van a cambiar muchas cosas, pero no podemos negarnos el contacto entre las personas porque nos deshumanizaríamos”. Pese a todo, reconoce que la venta en el caso de su galería Nogueras Blanchard ha continuado. “Muchas personas han preguntado online y eso ha derivado en alguna venta y se están apalabrando algunas nuevas”.

El manifiesto hace una llamada a comprar ‘kilómetro 0’, recordando otras campañas de consumo de productos cercanos. “Las ferias, y sin son internacionales más, son una gran plataforma de venta. Los compradores también han salido a comprar al extranjero, pero ahora que ni nosotros ni ellos pueden comprar fuera, nos gustaría que el coleccionista, hiciera un esfuerzo y comprara arte en las galerías locales. Aunque no es excluyente que lo siga haciendo en el extranjero también online”.

En cuanto a las medidas aprobadas por la Generalitat asegura que “si bien no están todavía muy concretas dentro del Plan de Rescate estarán encaminadas a ayudar en el pago de alquileres y de los sueldos durante los días del estado de alarma”. Nogueras asegura que el departamento de Cultura está trabajando en un plan de desconfinamiento para librerías y galerías que tienen que presentar”. Y le gustaría que las galerías no fueran incluidas en el mismo paquete que los museos a la hora de volver a abrir. “Fuimos los primeros en cerrar al considerar todas las salas de exposiciones y galerías como museos, pero nos gustaría que se nos tratara como al pequeño comercio. Nosotros podemos gestionar el aforo y evidentemente aplicaremos todas las medidas de seguridad que se nos indiquen”

Lo más visto en...

Top 50