EFECTOS DEL CORONAVIRUS

Obras de arte en cuarentena, lejos de casa

La pandemia deja unas 700 pinturas y esculturas del MNAC, el Picasso, el Macba y la Fundación Joan Miró fuera de España

La exposición sobre modernismo en Tokio, poco antes de cerrar. Al fondo, el retrato de Miquel Utrillo pintado por Rusiñol.
La exposición sobre modernismo en Tokio, poco antes de cerrar. Al fondo, el retrato de Miquel Utrillo pintado por Rusiñol.

El 1 de marzo regresaban de Moscú al Reina Sofía de Madrid y al Teatre Museu de Figueres 178 obras de Salvador Dalí que habían participado en una retrospectiva sobre el pintor surrealista en la capital rusa que había cerrado, de forma precipitada, sus puertas como medida para frenar el avance del coronavirus. Las obras volaron in extremis en uno de los últimos aviones que despegaron de esta ciudad. Tras aterrizar en Zaragoza fueron trasladadas en camión a sus respectivos museos, por lo que sus directores pudieron respirar tranquilos.

Pero estos 55 óleos y 123 dibujos son casi las únicas que han regresado a tiempo para pasar la cuarentena en casa, ya que, a más de mil obras de arte, de museos como el MNAC, el Macba, el Picasso y las fundaciones Miró y La Caixa, les ha pillado el confinamiento lejos de su hogar, unas 700 de ellas fuera de España.

El 29 de marzo cerró en Tokio, siete días antes de lo previsto, Barcelona, la ciudad de los milagros artísticos, la exposición sobre modernismo que durante un año se ha podido ver en cuatro ciudades japonesas (Himeji, Sapporo, Shizuodka y Tokio) con 150 piezas de Gaudí, Anglada Camarasa, Rusiñol, Nonell, Miró y Dalí, entre otros, de 23 museos españoles. Unas 50 son del MNAC, que ha capitaneado todas las negociaciones con el país nipón. “Cuando la muestra cerró de forma precipitada intentamos que las obras regresaran, pero la ruta no era segura y el riesgo mucho, y acordamos que permanecieran en un almacén hasta que puedan regresar”, explica Pepe Serra, director del museo, que asegura que tras prorrogarse los permisos de exportación y los seguros “estamos muy tranquilos”. Desde Tokio les envían a menudo fotografías de cómo están las obras en los almacenes.

El MNAC tiene otras 70 obras repartidas por exposiciones en ciudades como Valencia, Palma, Sevilla, Gijón, Toledo, pero también Girona, Vic, Granollers y Barcelona. “Hemos tenido suerte, porque teníamos bastantes préstamos a Ontario, Cleveland, París, Toulouse, Valencia, Málaga, etcétera, pero las obras aún no habían salido. Cuando pase todo esto nos tendrán que decir para cuándo las necesitan. Nosotros intentaremos mantener nuestros compromisos, pero ya veremos”, concluye Serra.

Una pintura y tres dibujos en cuarentena en Japón pertenecen al Museo Picasso de Barcelona; otro de los centros que la pandemia le ha pillado con obras fuera. En total, 309 fotografías y 50 obras de arte, grabados, dibujos y aceites creados en los primeros años del pintor, el fuerte de este museo, que participan en exposiciones como Las músicas de Picasso, que se tenía que haber inaugurado en La Philharmonie de París el pasado día 3 o Picasso and Paper de la Royal Academy of Arts de Londres que había abierto a finales de enero. También hay obras de este museo en el Museo Picasso de Málaga y en el IVAM de Valencia. “Mantenemos contacto con los responsables de exposiciones de las sedes donde se encuentran estas piezas para garantizar su conservación y la validez de las fechas de los seguros”, explican desde el museo.

Las medidas de alarma han hecho que no se hayan podido devolver las obras pertenecientes a una docena de centros que habían prestado obras para Pablo Picasso, Paul Eluard. Una amistad sublime la exposición que cerró sus puertas el 15 de marzo, que permanecen en las reservas del museo barcelonés. Pero si les dio tiempo a devolver las de Picasso poeta que cerró el día 1 de marzo.

El Macba es el museo que más obras tiene fuera de su sede. “Unas 500; 400 fuera de España”, aseguran desde el centro. 300 forman parte de la exposición Poesía Brossa, una versión reducida de la muestra que se vio en Barcelona en 2017 que después de Buenos Aires estaba previsto inaugurarse en Ciudad de México. “La mitad ya habían viajado, el resto permanecen en Argentina”, explican desde el Macba. “Lo normal es prestar unas 1.500 obras cada año”, prosiguen. Las “obras en tránsito”, como las de Brossa, son su prioridad, “para que los permisos y los seguros se prorroguen y se conserven, según los facility report, con plenas garantías en las reservas de los museos o en almacenes especializados”.

El Macba también tiene obras de Gego en Sao Paulo y de Melani Smith en México también, en muestras que han prorrogado fechas. En las salas del museo barcelonés permanecen todas las obras de Charlotte Posenenske que, tras cerrar la exposición el día 8, no han podido viajar a Alemania, al no poder controlar la seguridad del viaje de vuelta en cuatro camiones, como estaba previsto.

La Fundacion Miró es otro de los centros que le ha pillado el coronavirus con obras fuera de España. En concreto, 59 que participaban en la exposición de la Fundación Jan Michalski de Suiza sobre el libro de artista que creó Miró a partir de Paul Éluard y que se vio en Barcelona en abril de 2017. “Estamos tranquilos porque las condiciones son buenas”, explican desde el centro de Montjuïc. También tienen obras en la exposición de Modest Urgell del Museu Arte de Girona y en La Espluga de Francolí. En los tres casos se prorrogarán el tiempo que estén cerradas.

En las salas de la fundación aguardan a su inauguración (prevista para el 20 de marzo) de la exposición dedicada a Nalini Malani, último premio Joan Miró. “Solo falta rotular e iluminar”, explican desde la Miró.

Los ocho centros de Caixaforum que gestiona Fundacion La Caixa por toda España tienen en marcha 10 exposiciones. En todos los casos ha ocurrido lo mismo. “Las obras están colgadas y se realizan las labores de mantenimiento y seguridad”, explican desde la Fundación. “Ningún prestador ha reclamado las obras y en principio se prorrogarán todas cuando la situación se normalice”. Algunas no se han podido inaugurar, como las piezas de Cámara y Ciudad que abría sus puertas en Madrid el día 4 pero que el coronavirus ha impedido que viajen desde Barcelona. Muestras como la de Surrealismo y diseño de Barcelona, que apenas se ha podido una semana se prorrogará. “Todo se pospone, pero no se anula nada de la programación”, aseguran. La viajera colección de arte contemporánea de la Fundación solo participaba en dos muestras: una en la Whitechapel de Londres, con una decena de obras y otra en el MACA de Alicante. Las dos muestras se prorrogarán.

Lo más visto en...

Top 50