Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El compromiso de Nalini Malani con los silenciados, premio Joan Miró 2019

La artista india obtiene el galardón bianual que concede la Fundación del pintor y La Caixa

La artista india Nalini Malani esta mañana en la Fundación Joan Miró de Barcelona.
La artista india Nalini Malani esta mañana en la Fundación Joan Miró de Barcelona.

En 1972, una joven india conoció a Joan Miró en París. Él era un artista consagrado y ella, Nalini Malani, nacida en la ciudad portuaria de Karachi en 1946, un año antes de la separación de la India y Pakistán que siguió a la independencia del Imperio Británico, una artista emergente con ganas de aprender. “Coincidí con él en la galería Maeght, actual Lelong. Me dejó impresionada con su obra, para mí fue una oportunidad y una gran emoción, me quedé boquiabierta. De él aprendí parte de su lenguaje artístico como la superposición de imágenes y su profunda generosidad. Estoy muy agradecida con este premio”, ha dicho Malani en la sede de la Fundación Joan Miró de Barcelona donde se anunció que esta institución con el respaldo de La Caixa le han concedido la sexta edición del premio dotado con 70.000 euros y la producción de una exposición el año que viene, que será el debut de esta artista comprometida en España por “su compromiso con los silenciados y los desposeídos de todo el mundo”, según explicó el director de la fundación Marko Daniel

Malani es una artista influyente en su país que aborda temas universales como la violencia, la guerra, el fundamentalismo, la opresión de la mujer, la globalización y el medio ambiente. Sus obras repartidas por museos y centros de arte de todo el mundo, desde el MoMA de Nueva York, la Tate Modern de Londres y el Pompidou de París, pero en España no ha expuesto nunca, según ella misma ha reconocido. Eso acabará el año que viene cuando la Fundación Joan Miró le dedique una muestra en la que estarán presentes sus instalaciones inmersivas en las que convergen las mitologías de la antigua Grecia y las indias con las que denuncia de forma decidida las injusticias contemporáneas. “Será como una retrospectiva histórica que me gustaría que sumara una obra en cada uno de los espacios del edificio de Sert donde se proyectarán poemas de un lado al otro de la pared, como si fuera una novela”, ha dicho la artista.

Como le ocurrió a Miró, Malani combina diferentes disciplinas entre las que destacan el teatro, el dibujo, el cine, fotografía, la performance, el grafiti, murales efímeros y el video, entre otras disciplinas, con la finalidad de llegar a cuanto más público mejor. "Su obra es profundamente política en cuanto a que denuncia injusticias y sus efectos en la sociedad, y está interesada en la naturaleza cíclica de la violencia", ha explicado Elisa Durán, directora general adjunta de la Fundación La Caixa.

'Todo lo que imaginamos como luz', de Nalini Malani, 2017, formada por 11 paneles de metacrilato pintados.
'Todo lo que imaginamos como luz', de Nalini Malani, 2017, formada por 11 paneles de metacrilato pintados.

Durante el acto, Malani ha repasado algunas de sus obras, como las que representan a la mítica Casandra. “Tiene el don de predecir el futuro pero nadie la cree, algo que representa el pensamiento femenino”, ha explicado. La mujer y su reivindicación, desde las humildes habitantes de una pequeña aldea rural, hasta las que viven en pobladas ciudades, son protagonistas de sus obras. "El pensamiento femenino basado en la intuición suele ser ignorado y no creído, creo que el arte si lo llevamos bajo la piel y trabajáramos para que la humanidad entera lo tenga bajo la piel podríamos encontrar una respuesta en que la violencia podría ser confrontada con el arte", ha dicho.

Marcada por el pasado colonial de su país, Malani crea obras como la videoinstalación de 1997 en la que denuncia lo que ella denomina "herida sangrienta" que dejó la corona británica. Entre ellas el campo de pruebas de la energía nuclear que fue su territorio natal. "La de la dignidad es una idea a la que nos tenemos que aferrar". Daniel resaltó también "su imaginación radical y conciencia sociopolítica", muy apreciados por Miró.

La artista, durante su participación en Documenta de 2013 con su obra ‘In Search of Vanished Blood.
La artista, durante su participación en Documenta de 2013 con su obra ‘In Search of Vanished Blood.

 La exposición que se verá en Barcelona tendrá una segunda etapa, cuando las obras de Malani viajen a la sede de la Fundación Serralves de Oporto, tras el acuerdo de colaboración que ha firmado La Caixa con esta entidad cultural portuguesa "tan relacionada también con Miró", explicó Durán.

En anteriores ediciones, este premio bianual, el premio ha reconocido el trabajo de Olafur Eliasson (2007), Pipilotti Rist (2009), Mona Hatoum (2011), Roni Horn (2013), Ignasi Aballí (2015) y Kader Attia (2017).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >