LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Buch justifica ahora la presencia del Ejército en Cataluña que rechazó hace días

“No se nos caen los anillos y pediremos ayuda a quien haga falta”, asegura el consejero de Interior

El conseller de Interior, Miquel Buch, en la rueda de prensa telemática.

GENERALITAT
22/03/2020
El conseller de Interior, Miquel Buch, en la rueda de prensa telemática. GENERALITAT 22/03/2020 / Europa Press

El consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha justificado este sábado la presencia del Ejército en Cataluña para desinfectar algunos equipamientos de la Generalitat y ha asegurado con contundencia: “Cuando hablamos de la seguridad de los catalanes no se nos caen los anillos. El Govern pedirá ayuda a quien haga falta”.

Las palabras de Buch en la rueda de prensa diaria que ofrece la Generalitat suponen un giro de 180 grados a la postura que hasta ahora había mantenido el Govern con relación a la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Fruto de ese cambio de postura, la Dirección General de Atención a la Infancia y a la Adolescencia (DGAIA), que depende de la Generalitat, reclamó este viernes la intervención de la UME para desinfectar la residencia Dida de Badalona, que acoge a más de veinte menores desamparados o en riesgo de exclusión social. El alcalde de la ciuda, el socialista Àlex Pastor, ya había pedido esta semana esa intervención.

El pasado día 18, con el decreto del Estado de alarma ya vigente, Buch declaró respecto a la colaboración del Ejército: “Es del todo innecesario. Seguro que hay otros territorios del Estado español donde el Ejército se puede desplegar, en Cataluña no nos hace falta”. En ese sentido, añadió: “La solución para hacer frente al coronavirus no forma parte de una estrategia militar ni policial”.

Una semana después, el pasado día 25, Buch moduló su oposición frontal y se mostró abierto a la presencia del Ejército con el argumento de que también lo pagan los catalanes: “Si lo necesitamos, ya le llamaremos”. Buch desmintió entonces que el Govern hubiera rechazado la aportación de UME, “La Generalitat no ha rechazado ninguna ayuda de nadie, y menos en la situación en la que estamos”, aseguró.

Y este sábado Buch ha admitido ya si ningún reparo la colaboración de los militares y se ha mostrado airado al ser preguntado por su cambio de discurso. “Hay gente obcecada en buscar contradicciones. Hemos dicho desde el primer momento que iremos modulando la respuesta en función de la situación y siempre que hemos necesitado ayuda la hemos pedido”. El consejero también ha asegurado sin reparos: “El Govern pedirá ayuda a quien haga falta”.


Lo más visto en...

Top 50