Moreno recupera al exlíder de Ciudadanos en Andalucía para presidir el Consejo Económico y Social

El presidente de la Junta nombra a Juan Marín, su anterior vicepresidente, y sigue la política de acaparar a antiguos cargos de Ciudadanos

Juan Marín (izquierda.), junto a Elías Bendodo y Juan Manuel Moreno, el pasado julio.
Juan Marín (izquierda.), junto a Elías Bendodo y Juan Manuel Moreno, el pasado julio.

El presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, nombrará este martes al excoordinador de Ciudadanos Andalucía y exvicepresidente andaluz, Juan Marín, nuevo presidente del Consejo Económico y Social, un cargo retribuido con 64.638,16 euros anuales. Marín dimitió de sus cargos en el partido liderado por Inés Arrimadas tras la debacle electoral andaluza del 19 de junio, en la que Cs pasó de tener 21 escaños en el Parlamento autónomo a ninguno. Moreno completa por ahora la incorporación de los principales dirigentes de Ciudadanos en la nómina de la Junta de Andalucía, en una operación que supone de hecho la absorción de este partido por el PP. Fuentes de la Junta de Andalucía confirman el fichaje de Marín, adelantado por el diario Abc, y aseguran que estaba “pactado con los agentes sociales”.

Marín formó parte del Gobierno de coalición de PP y Ciudadanos en la anterior legislatura. Ocupó la vicepresidencia del Gobierno andaluz. Al contrario que en otras comunidades, la alianza entre ambas formaciones funcionó como un reloj, sin graves choques internos y con una notable simbiosis de los consejeros de uno y otro partido. El resultado para Cs no pudo ser más catastrófico en términos electorales: el PP logró en las elecciones andaluzas del pasado mes de junio mayoría absoluta, absorbió gran parte de la bolsa de votos de Ciudadanos, una formación que cuatro años antes era la principal competencia y preocupación de los populares.

Antes de Marín, el presidente andaluz ya había contado para el mismo puesto con la consejera de Empleo, Rocío Blanco, una independiente propuesta por Ciudadanos en la anterior legislatura, que ha repetido en el Gobierno en solitario de Moreno como consejera y que además ha ingresado en la dirección nacional del PP dentro de la Vicesecretaría de Economía. El pasado 4 de octubre, el PP propuso a su vez a la consejera de Igualdad de Cs, Rocío Ruiz, como miembro del Consejo Audiovisual de Andalucía, un puesto remunerado con 64.638,16 euros. Los dos portavoces parlamentarios del grupo de Ciudadanos en la pasada legislatura, Teresa Pardo y Sergio Romero, también han sido colocados como altos cargos de la Junta. La primera es delegada de Justicia, Administración Local y Función Pública en la provincia de Málaga; y el segundo es director del Instituto Andaluz de la Juventud en Cádiz. Ambos se dieron de baja en su partido el pasado verano. Aún queda por saber qué puesto ocupará la expresidenta del Parlamento andaluz Marta Bosquet y si recuperarán al exconsejero de Economía Rogelio Velasco.

En Madrid, la dirección nacional de Ciudadanos ha restado este lunes importancia a la decisión de Marín, al tratarse de un cargo “no ejecutivo” al margen del Gobierno del Partido Popular. De hecho, el vicepresidente de la Junta seguía y seguirá como afiliado del partido. “A diferencia de [otros casos] de incapacidad manifiesta del Partido Popular para formar Gobierno —teniendo que traer permanentemente gente que ha trabajado para Ciudadanos—, este caso es diferente porque no es un cargo del Gobierno de Andalucía, es un cargo muy institucional”, ha afirmado el diputado andaluz Guillermo Díaz en conferencia de prensa en la sede de la formación, informa Virginia Martínez.

El mayor problema de convivencia en el Gobierno andaluz, el primero de centro-derecha tras casi 37 años de mandatos ininterrumpidos del PSOE, provino de las propias filas de Ciudadanos, especialmente entre Marín y la consejera de Igualdad. También generó mucha presión la ruptura de la coalición de PP y Ciudadanos en la Región de Murcia, que obligó a los dirigentes andaluces de esos partidos a incorporar un nuevo punto en el pacto de coalición por el que se comprometían a que “no se produzca ningún trasvase entre cargos de las formaciones políticas con representación parlamentaria”, es decir, a no robarse cargos electos. “Todo el mundo se queda donde está hasta final de la legislatura y luego ya veremos”, dijo en su momento el que fuera portavoz del Ejecutivo, Elías Bendodo. A día de hoy el “ya veremos” está mucho más claro. Aunque Moreno pretendió incorporar en las listas electorales a los principales dirigentes de Ciudadanos, la operación no prosperó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Marín sustituye en el cargo al socialista Ángel Gallego, nombrado en 2012, al frente del Consejo Económico y Social, un órgano consultivo y de participación social del Gobierno andaluz en materia socioeconómica y en el que están representados los sindicatos CC OO y UGT, la Confederación de Empresarios de Andalucía, la economía social, los consumidores y usuarios, las corporaciones locales, las universidades y un grupo de expertos en las materias competencia del Consejo. Este órgano emite informes previos de todas las leyes de la comunidad.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS