_
_
_
_
_

El diplomático Camilo Villarino asume la jefatura de la Casa del Rey

Zarzuela da perfil bajo al relevo de Jaime Alfonsín, que seguirá como consejero privado de Felipe VI

Camilo Villarino, tras su nombramiento como jefe de la Casa del Rey, este lunes.
Camilo Villarino, tras su nombramiento como jefe de la Casa del Rey, este lunes.Casa de S.M. el Rey
Miguel González
Santiago de Compostela -

El diplomático Camilo Villarino Marzo, de 59 años, ya es el nuevo jefe de la Casa del Rey. El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este lunes, con fecha del pasado viernes, los decretos de nombramiento de Villarino y cese de su antecesor, Jaime Alfonsín, que dispone libremente Felipe VI de acuerdo con el artículo 65.2 de la Constitución.

El cambio de titular al frente de la Casa del Rey, el organismo que apoya al jefe del Estado, se anunció el mes pasado, pero no se ha materializado hasta ahora. La Zarzuela ha dado al relevo un perfil muy discreto, hasta el punto de que no ha se ha celebrado una ceremonia de toma de posesión del nuevo jefe de la Casa del Rey, que tiene rango de ministro. Fuentes de la Zarzuela han matizado que Villarino se ha incorporado directamente a su despacho sin jurar el cargo, tras publicarse que los medios de comunicación no habían sido convocados al relevo.

El primer acto público de Villarino será la visita que realizará mañana martes Felipe VI al cuartel general del Mando Supremo de las Fuerzas Aliadas en Europa, en Mons (Bélgica); aunque ya esta tarde el Rey recibirá en audiencia al ministro de Exteriores chino, Wang Yi. El domingo, el Jefe del Estado presidirá en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, en Barcelona, la cena del Mobile World Congress (MWC), que inaugurará al día siguiente.

Villarino, natural de Zaragoza, casado y con tres hijas, ingresó en la carrera diplomática en 1989. En junio de 2017, el entonces ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, del PP, lo nombró jefe de su Gabinete, un puesto en el que lo mantuvo su sucesor, el socialista Josep Borrell y la sucesora de este, Arancha González Laya. El juez de Zaragoza que investigaba la entrada en España del líder del Polisario, Brahim Gali, en abril de 2021, para ser atendido de una grave afección de la covid, citó a Villarino como imputado por su posición como ayudante más directo de la ministra González Laya, pero el caso se acabó archivando al no apreciarse la existencia de delito.

El Gobierno llegó a pedir el plácet de Villarino para designarlo embajador en Moscú, pero el nuevo ministro de Exteriores, José Manuel Albares, retiró la petición y el diplomático se incorporó en marzo de 2022 al Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), donde seis meses después se convirtió en jefe del Gabinete de Borrell. Licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza y diplomado por el Colegio de Europa de Brujas (Bélgica), cuenta con un curso de alto nivel en el Colegio Europeo de Seguridad y Defensa. Ha estado destinado en la Embajada española en Zagreb (1994-1997), la Representación Permanente de España ante la UE (1997-2002), la Embajada en Washington (2008-2013), como consejero para las relaciones trasatlánticas y asuntos de seguridad y defensa; y en la Embajada en Rabat, donde fue ministro consejero y jefe adjunto de misión (2013-2017). Además, es oficial del Ejército en la reserva con empleo de capitán, destinado en la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Por su parte, Jaime Alfonsín Alfonso, de 67 años, ha estado casi tres décadas al servicio de Felipe VI. Fue nombrado jefe de la Casa del Rey tras la proclamación del jefe del Estado, en junio de 2014, por lo que ha estado casi 10 años al frente del aparato de La Zarzuela y ha sido la única persona que ha ocupado este puesto con el actual Monarca. Sin embargo, su relación viene de atrás, ya que Felipe VI lo designó jefe de su Secretaría en 1995, cuando era Príncipe de Asturias.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el preámbulo de su decreto de cese, el Rey se extiende en elogios hacia Alfonsín, de quien dice: “Ha prestado destacados servicios a la Corona, a la Familia Real y a mí personalmente durante casi tres décadas, con gran lealtad, acierto y enorme dedicación, demostrando en todo momento una adhesión inquebrantable a la institución, así como un profundo amor a España”.

“Como muestra de mi agradecimiento y afecto, a fin de seguir contando con su valioso y leal consejo tras tantos años de generoso servicio, primero como jefe de mi Secretaría siendo Príncipe de Asturias y después como jefe de mi Casa, [...] vengo en disponer que, en lo sucesivo, desempeñe las funciones que le encomiende como consejero privado”, concluye.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Miguel González
Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_