_
_
_
_
_

España refuerza la alerta antiterrorista tras los atentados en Europa, sin elevarla al nivel máximo

Interior mantiene el nivel 4 sobre 5 de amenaza, pero implementa nuevas medidas de seguridad ante la evolución de la guerra entre Israel y Gaza

Agentes con escudo táctico y armas largas, en las Fallas pasadas.
Agentes con escudo táctico y armas largas, en las Fallas pasadas.Mònica Torres
Patricia Ortega Dolz

La Mesa de Valoración de la Amenaza Terrorista convocada este martes y presidida por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha concluido con la decisión de “reforzar” la alerta por riesgo de atentado terrorista en España, aunque no ha elevado de momento el nivel de amenaza al máximo. El Gobierno ha tomado esta decisión tras analizar los recientes ataques islamistas perpetrados en Francia y Bélgica en medio de la grave crisis generada por el ataque terrorista de Hamás y la respuesta de Israel, así como las posibles consecuencias que puedan derivarse de este conflicto en España y sobre sus intereses. El Ministerio del Interior ha dado órdenes de poner en marcha “varias medidas complementarias de seguridad dentro del nivel 4 sobre 5 de alerta antiterrorista”, según ha difundido el departamento de Grande-Marlaska. Ese refuerzo en la seguridad será especialmente notorio en los lugares de España donde se concentra población o intereses israelíes, según han señalado fuentes asistentes a la reunión.

Tras esta decisión, será también visible un incremento de las medidas de vigilancia sobre las infraestructuras críticas y en puntos considerados “especialmente sensibles”, que Interior no precisa. El nivel de alerta es alto, al borde del muy alto, el máximo, y el refuerzo es el mismo que se viene aplicando en fechas señaladas y de grandes concentraciones de personas, como Semana Santa o Navidades.

Tras analizar todos los elementos, los expertos antiterroristas de la Policía Nacional, la Guardia Civil, Mossos d’Esquadra, Ertzaintza, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), de Seguridad Nacional y Fuerzas Armadas han acordado implementar una serie de medidas complementarias en el actual marco definido por el nivel 4 sobre 5 de activación antiterrorista. “El nivel 5 está previsto para una amenaza de atentado inminente”, según explican fuentes policiales, e implicaría sacar al ejército a la calles.

Fuentes del Ministerio del Interior adelantaron el pasado 9 de octubre, tras el ataque terrorista de Hamas, que se había ordenado un refuerzo de los dispositivos de seguridad en lugares considerados “sensibles” en España. El delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Martín, especificó que ese refuerzo afectaba a la Embajada de Israel en España, situada en la madrileña calle de Velázquez, así como a sinagogas, lugares de culto y centros judíos. Una circular de la Secretaría de Estado de Seguridad enviada este martes a todos los mandos policiales incluye no solo a las legaciones diplomáticas de Oriente Medio, también a las de Estados Unidos, el Reino Unido, y las de los otros 26 países miembros de la UE. Entre estas últimas legaciones, se pide especial atención a las de Francia, Dinamarca y Suecia.

La lucha contra el terrorismo yihadista ocupa un lugar destacado en los planes estratégicos de Interior y de los diferentes cuerpos policiales. El pasado septiembre, la Policía Nacional apuntaba en un informe interno al “fortalecimiento” del Estado Islámico (ISIS en sus siglas en inglés) “tras el periodo de debilidad de la coalición internacional a causa de la pandemia” de la covid-19. Para los expertos policiales, en España el principal riesgo lo representan los “terroristas o células autónomas”, como el grupo de Ripoll que cometió los atentados de Cataluña de agosto de 2017. A ellos sumaba “la excarcelación por cumplimiento de condena” de presos yihadistas que pudieran “dinamizar la actividad terrorista en los próximos años”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Plan de Prevención, Protección y Respuesta Antiterrorista sigue la estrategia nacional e internacional basada en cuatro pilares: prevenir, proteger y perseguir, así como la preparación de la respuesta. Establece las directrices generales que, partiendo de un esfuerzo permanente en el ámbito preventivo, permitan asegurar la detección, seguimiento, análisis y evaluación continuada del riesgo de atentado terrorista, así como la puesta en marcha y coordinación de los dispositivos preventivos en caso necesario, entendidos éstos como el conjunto de acciones llevadas a cabo con anterioridad a que se materialice un atentado terrorista con el objetivo de evitar que se produzca.


Sobre la firma

Patricia Ortega Dolz
Es reportera de EL PAÍS desde 2001, especializada en Interior (Seguridad, Sucesos y Terrorismo). Ha desarrollado su carrera en este diario en distintas secciones: Local, Nacional, Domingo, o Revista, cultivando principalmente el género del Reportaje, ahora también audiovisual. Ha vivido en Nueva York y Shanghai y es autora de "Madrid en 20 vinos".
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_