_
_
_
_
_

Una mujer salva la vida tras caer un palé de material de construcción sobre el coche que conducía en Granada

Un camión-grúa dejó caer una carga de 1.100 kilos sobre el vehículo desde una altura de 20 metros

Resulta ilesa una mujer tras caer sobre su vehículo la carga de un camión grúa.Foto: POLICÍA LOCAL (POLICÍA LOCAL) | Vídeo: EPV

Una mujer que circulaba este martes por la tarde por la calle Arabial de Granada salió prácticamente ilesa tras caer encima de su coche un palé de sacos de material de construcción. Las imágenes del siniestro, ocurrido a las 17.25, muestran un coche Smart de color rojo con el techo destrozado y cubierto de polvo, fragmentos de palés y sacos de un material aislante que utiliza para impermeabilizar las terrazas. Cuando los testigos se acercaron al coche, encontraron a la mujer viva y sin daños aparentes. Cortaron el cinturón de seguridad y liberaron a la mujer que, según la información oficial, no sufrió ninguna herida o contusión de gravedad.

El material que cayó sobre el vehículo estaba siendo elevado por un camión pluma, dotado con un brazo articulado con el que subían la carga hasta la terraza de un edificio de cinco plantas, equivalente a unos 20 metros. Cuando estaba a punto de alcanzar su objetivo, estando ya casi en la terraza, el cable se rompió, según indican fuentes cercanas a la investigación. El material, cuyo peso rondaba los 1.100 kilos, según estimaciones de la empresa, cayó a plomo sobre el vehículo.

La policía investiga ahora si la empresa implicada en el suceso cumplía todos los requisitos a los que está obligada por la normativa. Los primeros indicios apuntan a que no fue así. Fuentes conocedoras de esta normativa cuentan que en este tipo de traslados, jamás se puede proceder a subir el material con tráfico rodado debajo. Es necesario, en primer lugar, establecer un perímetro y, además, parar el tráfico en el momento del traslado, algo que no ocurrió este martes con el vehículo afectado por el siniestro.

Los primeros datos de la investigación apuntan a que la empresa de la grúa tenía permiso para el traslado y para cortar, en el momento necesario, un carril. Sin embargo, la posición en la que estaba aparcada la grúa obligaba a que la carga sobrevolara por los dos carriles, algo que, en principio, no permitía el permiso que tenía. Los investigadores deben determinar ahora si el peso que cargó el camión-grúa era superior al que podía elevar o si el cable estaba en malas condiciones.

La mujer fue trasladada a un centro hospitalario inmediatamente. El lugar del accidente se convirtió rápidamente en un hervidero de personal de seguridad y sanitario y de curiosos y testigos. Numerosas fotos y videos comenzaron a circular y, en uno de ellos, se puede escuchar a una persona comentando que “la señora ha salvado la vida”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_