_
_
_
_
_

La iniciativa de regularizar a medio millón de migrantes pasa de las calles al Congreso

Más de 800 colectivos se ponen de acuerdo y logran 700.000 firmas para tramitar una iniciativa legislativa popular

El Congreso debatirá la regularización de unos 500.000 migrantes gracias a una Iniciativa Legislativa Popular
El Congreso debatirá la regularización de unos 500.000 migrantes gracias a una Iniciativa Legislativa PopularEUROPA PRESS (EUROPA PRESS)

Este miércoles, sobre las once de la mañana solo se escuchaban gritos de júbilo frente a las puertas del Congreso. Casi un centenar de personas celebraban el éxito de la campaña Esenciales, que persigue la regularización del medio millón de inmigrantes que, según algunos estudios, viven en España sin papeles. El objetivo era lograr 500.000 firmas para la tramitación de una iniciativa legislativa popular (ILP), y lo han superado con creces. Según cuentan algunos de sus promotores “no ha sido un camino fácil”, pero en la misión se implicaron colectivos muy diversos: curas, prostitutas y grupos LGTBI, entre otros. Al final, han logrado más de 700.000 firmas que se entregarán este jueves en la Oficina del Censo Electoral.

La ILP es un mecanismo que recoge la Constitución para que la ciudadanía pueda plantear proposiciones de ley. Se deben reunir un mínimo de 500.000 firmas acreditadas para que el Congreso lo tome en consideración. Los diputados tendrán desde este jueves un plazo de seis meses para debatir y tomar cartas en el asunto.

Los representantes de los colectivos que han participado en este proceso coinciden en que la ley de Extranjería aún tiene agujeros. “Actualmente, la vía más legal y segura para conseguir papeles es la reagrupación familiar, pero si ese no es el caso y llegas aquí sin documentos la ley te condena a tres años de irregularidad con todos los peligros y explotación que eso conlleva”, asegura Jara Henar, de Alianza por la Solidaridad.

Cerca de medio millón de migrantes viven y trabajan sin papeles en España desde 2020, según las estimaciones de Por Causa, una de las seis organizaciones promotoras de esta iniciativa. La mayoría de ellas (58%) son mujeres de origen latinoamericano que se dedican al sector de los cuidados. “El primer obstáculo es el arraigo. Para poder iniciar los trámites para obtener la documentación se tardan años. Es una locura”, lamenta Augustín Ndour, miembro del partido político Por Un Mundo Más Justo, que también forma parte de la Comisión Promotora. Fue el primero en firmar, el 14 de diciembre de 2021.

Ndour nació en Senegal y llegó a España hace 22 años. “Yo también fui un sinpapeles”, cuenta a este periódico por teléfono. Ndour obtuvo la documentación en el año 2000, con la regularización masiva de inmigrantes que impulsó el gobierno de Aznar. “Se necesitaba mano de obra por el boom de la construcción”, explica. “Ahora también se necesita. Creo que es inteligente regularizar, porque cuando trabajamos en negro no cotizamos en la seguridad social”, reflexiona.

Durante la pandemia, Regularización Ya —un movimiento estatal formado por personas migrantes que luchan por sus derechos— presentó una Proposición no de Ley (PNL) que no tuvo el suficiente apoyo parlamentario, pero fue “inspirador”, según detalla Xabier Parra, representante de Redes, otra de las organizaciones promotoras. Partidos como Esquerra, Más País o Compromís votaron a favor, mientras que PSOE, PNV, Ciudadanos, VOX y el PP la rechazaron.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska se negó en su momento a llevar a cabo regularizaciones masivas de inmigrantes cuando lo planteó Unidas Podemos en 2020. El ministro de Migraciones, José Luis Escrivá, también se ha opuesto a esta medida, aunque su política migratoria sí ha flexibilizado las exigencias para vivir y trabajar en España mediante dos reformas de la ley de Extranjería.

A pesar de la falta de implicación política, los colectivos migrantes no se rindieron y apostaron por la idea de la ILP durante el verano del año pasado. Parra explica que ha habido mucho trabajo de calle por todo el territorio nacional, especialmente, por parte de los miembros del colectivo Regularización Ya. “Nosotros hemos ido detrás acompañándolos”, añade Parra. Todas las firmas recopiladas se enviaban a un piso franco localizado en el norte de Madrid, donde se revisaban y validaban. “Cuando empezamos era inimaginable llegar a esto”, asegura Parra.

Marita Zambrana, una boliviana de 35 años, ha trabajado sin descanso durante un año para lograr que esto sea posible. Zambrana cuenta lo arduo que fue el proceso de recogida de firmas. “No hemos parado ni en verano. Íbamos a filas de conciertos, a universidades, a fiestas…”, señalaba. “Ha merecido la pena”, asegura hoy sonriente.

La portavoz de la campaña Esenciales Edith Espinola ha asegurado en una rueda de prensa que esta ILP está entre las cinco con más apoyo ciudadanos de la historia España. “Estamos construyendo un país nuevo, donde nuestros niños y niñas tengan los mismos derechos y oportunidades que los demás”, ha declarado emocionada Espinola. Algunos miembros de los más de 800 colectivos que han colaborado en esta iniciativa han acudido desde diferentes ciudades para sumarse a la celebración. Se abrazaban los unos a los otros. Algunos lloraban de felicidad. “¡Lo hemos conseguido! Las vidas migrantes importan”, clamaban frente al Congreso.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_