PRESENTACIONES DE LIBROS
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Todo el PP en ‘El escaño de Satanás’

Los ciclos conservadores son caprichosos pero constantes: cambian cuando se inspira González Pons, que presentó este miércoles novela, delante del folio

El vicesecretario general institucional del PP, Esteban González Pons, saluda a su llegada a la presentación de su libro ‘El escaño de Satanás’, este miércoles en Madrid. Foto: JESÚS HELLÍN (EUROPA PRESS)

La primera novela del escritor Esteban González Pons (Ellas, Espasa) la presentó el 13 de febrero de 2020, víspera de San Valentín pues era una historia de amor, acompañado de Mariano Rajoy, entonces el más famoso registrador de la propiedad de España, y de Pablo Casado, presidente del PP. La segunda novela de Esteban González Pons (El escaño de Satanás, Espasa) la presentó el 30 de noviembre de 2022, víspera de nada porque Satanás no tiene un día concreto, no hay un Día de Satanás y a lo mejor ese melón es el que le falta abrir al Gobierno, acompañado de Mariano Rajoy, hoy el más famoso columnista deportivo de España, y de Alberto Núñez Feijóo, presidente del PP.

Los ciclos conservadores son caprichosos pero constantes: cambian cuando se inspira González Pons delante del folio. En Génova, Feijóo está más pendiente de cuando empieza novela González Pons que en lo que haga Pedro Sánchez. González Pons ha empezado a escribir y ya no va a parar, tampoco tiene pinta de que le vaya a presentar sus obras otras persona que no sea Rajoy: el misterio es quién será el presidente del PP que tenga el honor de acompañarlos a los dos. Isabel Díaz Ayuso fue la única estrella del PP que faltó este miércoles en la presentación, del mismo modo que faltó Feijóo a la anterior. González Pons recuerda en su novela que el Congreso está construido sobre un cementerio, pero a ver si también está construyendo su obra literaria sobre uno.

“¿El escaño de Satanás qué es? Pues es una novela, y como en cualquier obra de ficción, no se ajusta a la exactitud. Pero mucho de lo que aquí se cuenta es real, o similar a la realidad, o no”, empezó Mariano Rajoy, esclavo ya de su personaje, en ese momento dulce que empieza a dejar de serlo cuando uno es consciente de lo que hace reír a la gente y se regodea en ello. No es que Rajoy sea muy diferente, pero se está esforzando en superarse. El “o no” fue su muletilla de la presentación, a la que vino el todo PP menos Ayuso; entre Patricia Conde rompiendo audiencia en prime time y Esperanza Aguirre deteniéndose a hablar con El Intermedio parecía aquello 2006. También estaba Dolores de Cospedal. Y Carlos Floriano. Y Almeida. El acto fue convocado por una inteligencia artificial que aleatoriamente, mediante un procedimiento algorítmico que arrancaba desde el centroderecha y acababa en el averno, iba invitando a gente que significó o significa algo, da igual lo qué, en el PP. Rafael Hernando, por ejemplo.

De Rajoy se habla ya como una estrella que tiene su ecosistema en actos así, y se decidió que la noche daba para que brillase: su particular Estadio Azteca. Un amigo como González Pons (“escribo libros para que me los presente él”), auditorio lleno de fieles y amigos y un libro titulado El escaño de Satanás, sobre la política española y el derrumbe del bipartidismo: Rajoy, por seguir con los símiles futbolísticos, ahora que no solo los pilla al vuelo, sino que nos pone a los demás a pillarlos, solo tenía que empujarla. El ídolo, sin embargo, prefirió leer apuntado por decenas de cámaras y micrófonos: no están los tiempos para improvisar. “Hoy la lía”, se obstinaba un seguidor expectante: “hoy el maestro la lía”, que ya parecía que hablaba de Morante de la Puebla y veías a Rajoy sentado cuan largo es, instalado en la pachorra, diciendo “o no” y soltando gracias medidas, humor de capa fina, pero nada polémico (“yo espero no haber ofendido a nadie, y si lo he hecho pido disculpas de verdad”). Habló unos 30 minutos, y siempre del libro, así que todos sus seguidores, también entre la prensa, empezaron a dar por hecho que Rajoy no la liaba, ni daría un buen titular, porque no paraba de hablar del libro y de leer pasajes de él. Y solo cuando terminó nos dimos cuenta de la genialidad del maestro una vez más: había contado casi toda la novela. De arriba abajo. “Y paro ya, que hay que leerla”, dijo con un suspiro. Las 20 páginas que quedan.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Manuel Jabois

Es de Sanxenxo (Pontevedra) y aprendió el oficio de escribir en el periodismo local gracias a Diario de Pontevedra. Ha trabajado en El Mundo y Onda Cero. Colabora a diario en la Cadena Ser. Sus dos últimos libros son las novelas Malaherba (2019) y Miss Marte (2021). En EL PAÍS firma reportajes, crónicas, entrevistas y columnas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS