Yolanda Díaz defiende que los datos del sector de la construcción no avalan el plan de contratar albañiles o electricistas en el extranjero

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo ha bloqueado la iniciativa de Migraciones y Transportes de buscar mano de obra en otros países

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, este viernes en Valencia. Foto: MÒNICA TORRES | Vídeo: EPV

A la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, no le convence el plan de buscar profesionales de la construcción en el extranjero. La iniciativa, impulsada por Migraciones y Transportes, busca garantizar que no faltará mano de obra en un sector estratégico para ejecutar el Plan de Recuperación, dotado con unos 70.000 millones de fondos europeos. El texto de la medida estaba redactado y listo para ser aprobado el pasado 31 de octubre, pero el ministerio de Díaz ha conseguido paralizarlo, tal y como ha adelantado EL PAÍS. Trabajo se alinea con los sindicatos, que han logrado que sus quejas lleguen a La Moncloa y que el asunto haya quedado, de momento, en el aire. “Voy a habar sobre datos y nada más, porque me guío por el principio de la discreción”, ha advertido la ministra este viernes en Valencia. “Hay 200.00 personas en paro en España en este sector, y de ellas 42.000 son migrantes”, añadió.

El desempleo, el crecimiento y las vacantes del sector de la construcción han sido el argumento con el que internamente el equipo de Díaz se ha opuesto al plan liderado por dos de sus colegas del Consejo de Ministros. Trabajo se ha mostrado escéptico con los argumentos presentados por Transporte y Migraciones para justificar la necesidad de traer albañiles, fontaneros, electricistas o carretilleros de otros países. Mientras estos dos ministerios mostraban en un informe su preocupación por que el Plan, muy vinculado a la obra pública y la construcción y rehabilitación de viviendas, promoviese la creación de 226.000 nuevos puestos de trabajo que la mano de obra en España no podría cubrir, Trabajo rebajaba las previsiones a los datos actuales. “Hay 5.000 vacantes en este sector”, añadió Díaz este viernes. “Esto indica que hay algún problema ajeno a las cuestiones que están planteando”, sostuvo sin dar más detalles ni explicar a qué “problema ajeno” se refiere.

Díaz ha insistido en que es “con datos” como “se resuelven las políticas públicas”. Y ha explicado también que el sector de la construcción crece por encima de la media. Un 8% frente al 4,4% de otras actividades. El Ministerio de Trabajo también se ha mostrado partidario de que este tipo de medidas surjan de un consenso con los agentes sociales, según fuentes conocedoras de la negociación. Los sindicatos fueron los primeros en oponerse a la medida y acusaron al ministro de Migraciones, José Luis Escrivá, de romper el diálogo social. Tanto sindicatos como Díaz coinciden en que una mejora de las condiciones laborales del sector permitiría atraer a más profesionales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS